EL PADRE DE CONDORITO

EL PADRE DE CONDORITO

René Ríos Boettiger, Pepo, nació en Concepción el 15 de René Ríos Boettiger, Pepo, nació en Concepción el 15 de diciembre de 1911. Era estudiante de primer año de Medicina en su ciudad natal y colaboró en el diario «El Sur» con una serie juvenil llamada «Fernando hace la cimarra», basado en un primo suyo. Su entusiasmo lo hizo partir a Santiago, pero seguiría colaborando con el periódico de su ciudad durante muchos años.

CARICATURA POLÍTICA

En 1931 llegó a la revista a Topaze, con algunos de sus dibujos. Coke lo contrató inmediatamente y le encargó pequeñas ilustraciones, hasta que, por un brusco cambio político, debió eliminar las páginas centrales y utilizar uno de los dibujos del joven dibujante, ampliado a gran tamaño. Inicialmente firmaba como R. Ríos B., pero Pepo fue el seudónimo que empezó a utilizar a los pocos meses de su ingreso a la revista. El pseudónimo tuvo su origen en que de pequeño fue muy gordo, como un barrilito, como un pipón.

 

 

Años después recordaba que se le ofrecieron $80 pesos semanales, en un tiempo en que los fondos mensuales que le enviaba su padre eran de $100, para sus estudios en la Escuela de Bellas Artes. Era una época en que se ganaba según lo que se producía, sin ningún tipo de previsión.

Solía exponer caricaturas de artistas de cine para escapar del tema político, siendo en ocasiones acompañado por Alhué. En estas lides, dibujó para la revista de cine «Ecran», al igual que Raúl Manteola.

Pepo dibujaba a «Don Pedrito», el presidente Pedro Aguirre Cerda, al que nadie quería dibujar, por ser muy un personaje muy feo. Pepo, no obstante, lo dibujaba con características tiernas. Para Coke, que lo llamaba «Don Tinto», junto a Gabriel González Videla, .fueron los dos presidentes con mejor sentido del humor.

Pepo, durante el gobierno de Juan Antonio Ríos, apodado «Don Mandantonio», crea una historieta sobre él, llamada «El Jefe». Eran cuatro viñetas que formaban un cuadrado. El periodista José Pérez, la considera la primera historieta política nacional. Pepo era sobrino del presidente Ríos, lo que no fue óbice que éste casi lo relegara. Según Cristián Díaz, habría sido efectivamente relegado a Chiloé por una caricatura firmada como Popeye en la revista «Sacapica» en 1946.

La prematura muerte del presidente interrumpió la historieta y ocasionaría años después un mea culpa de Coke, que, sin saberlo, se burlaba de su enfermedad en sus caricaturas.

Luego de este traspié, Pepo cosechó su mayor éxito en la caricatura política. Se trata de una historieta permanente y de más larga duración: «Don Gabito». La crea durante la presidencia de Gabriel González Videla, entre 1946 y 1952. Representa al jefe de Estado, inquieto, alegre, sonriendo con toda la dentadura, arrastrando la banda presidencia y haciendo todas aquellas cosas que, quizás por envidia, sus enemigos políticos le reprochaban. Tales cosas eran: tocar el piano, abrazar a diestra y siniestra a hermosas mujeres, andar en bicicleta, bailar salsa y volar en su famoso avión. Sin embargo, la serie contaba con la total admiración del presidente. Al término de su presidencia fue agasajado por la revista con una comida, durante la cual recibió de manos de Pepo un libro con todas sus historietas publicadas, cosa que agradeció muy sinceramente, al tiempo que le manifestó a Pepo su admiración por haber captado sus más íntimos deseos, como deslizarse por la baranda de la escalera de palacio, entre otros. Verdaderamente, un presidente con humor.

Fuera de «Topaze» y como un intento de competir en el mercado, Carlos de Vidts, antiguo ejecutivo de Editorial Zig-Zag, a través de su Sociedad Carlos de Vidts Ltda., presentó durante 1949 una revista de humor político llamada «La Raspa», destinada a darle raspa la politiquería. El Director era Gabriel Sanhueza y el subdirector Avelino Urzúa y el director artístico: Pepo. A mediados de ese año, Pepo abandonó su cargo en la revista y asumió como único director Avelino Urzúa. En este grupo de revistas que competían con Editorial Zig – Zag se llegó, incluso, a anunciar la revista «Condorito», pero el hecho nunca se concreto y Pepo regresó a Zig-Zag.

Los dibujos de Pepo aparecieron en diversas revistas extranjeras, como «Bon Humor» de Sao Paulo, «Elm París» e «Interamerican» en EE.UU. En 1948 recibió el Primer Premio a la Mejor caricatura Política, otorgado por el Círculo de Periodistas.

En plena guerra fría, los conflictos políticos en Chile y el mundo se agudizaron. González Videla entregó el poder y, como ya hemos visto, la revista «Topaze» y especialmente Pepo lo despidió, con grandes muestras de aprecio. Pepo decidió abandonar la caricatura política, por su exitoso trabajo en «Condorito» y las revistas picarescas, así como por encontrarse un poco hastiado del medio. Sus últimos trabajos fueron para «Topaze» con el personaje «Don Sonámbulo» y versaron sobre Carlos Ibañez en su segunda presidencia.

 

PEPO Y LA ADICH

Para la promoción de su arte, los dibujantes crearon, el 1 de octubre de 1941, la Adich, Alianza de Dibujantes de Chile, que agrupó a todos los dibujantes que colaboraban en revistas, diarios, propaganda, etc. La Adich comenzó a organizar año a año una exposición, en el mes de octubre. Sus creadores fueron Pepo, Leo, Viscarra, Christie, Alhué, Huelén, Mundo, Camino, Chao y muchos otros, los que nombran a Walt Disney, en su famosa visita a Chile como «su primer presidente honorario», hecho lo que consta en el acta de fundación-

La presencia de historietas en esos años era extraordinariamente importante, tanto en las tiras, como en los suplementos dominicales. Lamentablemente la mayoría de ella era extranjera. Por ello destacaremos un intento, en 1955, de lograr cambiar esa situación: La Sociedad Historietas Ltda. o Dibujantes Profesionales Distribuidores de Historietas Limitada.

Un grupo de dibujantes, apoyados por «El Mercurio» y formado por Pepo, Lugoze, Alhué, Leo, Mario Igor, Abel Romero y otros, coordinados por el argentino Miguel Gordón, radicado en Chile, trataron de promover la presencia de historietas nacionales en la prensa, ofreciendo sus personajes. Desafortunadamente la aventura empresarial, pese a su éxito, no duró mucho por problemas administrativos.

 

 

 

POBRE DIABLO

En noviembre de 1945 Zig Zag Pepo creó la revista picaresca «Pobre Diablo» con casi los mismos dibujantes de «Topaze». Pepo se encargaba generalmente de las portadas y las contraportadas, en las que dibujaba hermosas mujeres. También creó al personaje que diO nombre a la revista. La publicación tuvo una corta vida.

En la revista Pepo dibujó uno de sus personajes más famosos, «Don Rodrigo». Se trataba de una armadura que se encontraba en una elegante mansión. El espíritu del galante caballero insuflaba vida la armadura y la hacía protagonizar cómicas aventuras. También se publicó la serie «Víborita»: «Una bruja gentil, de labios pintados, que sabe pinchar a cada amiga con un alfiler diferente». Para muchos, una de las mujeres más hermosas de la historieta nacional.

 

 

MARYLIN Y EL CÓMIC CHILENO

«Pobre Diablo», concluyó el 27 de diciembre de 1952 en su N° 373. Su término se produjo realmente por la aparición de niñas vestidas con poca ropa y en especial por la famosa fotografía de Marilyn Monroe posando desnuda, publicada en la contraportada del N° 361, del 4 de octubre de 1952. La foto había sido enviada a Pepo por el locutor chileno Raúl Matas, que por esos años trabajaba en Nueva York. Resultados, la revista se agotó. Un dato anecdótico es que incluso en el ejemplar de la Biblioteca Nacional no se ve la foto de la diva norteamericana. Se organizó un concurso sobre la foto y, paralelamente, se presentó una querella en un tribunal de Valparaíso por ofensas a la moral. Pepo casi cae preso y sus editores prefieren cerrar la revista.

 

EL PINGÜINO

«El Pingüino», la revista de las historietas cómicas, apareció en agosto de 1956, con periodicidad mensual durante sus 4 primeros números y quincenal hasta aproximadamente septiembre de 1957, momento en que se tornó semanal. Su tapa y contratapa eran a color y resto a dos colores. Exhibía un formato de 25 x 18 centímetros. Su humor picaresco, subido de tono con historietas y fotos, cuentos, chistes, entrevistas en broma e informaciones de espectáculo.

La revista mantuvo desde sus inicios a un selecto grupo de dibujantes chilenos y algunos argentinos, lo que fue una fuente fija de ingresos para muchos de ellos durante más de una década, dibujando chistes unitarios o tiras con diversos personajes, algunos a pagina completa, con gran libertad artística y un humor típicamente chileno. En la revista nacieron y se consagraron grandes dibujantes, como Nato y Themo Lobos en temas infantiles, Pepo y Lukas en humor y otros que se mantuvieron el picaresco como Percy. En los 60 surgirá un humor más intelectual y de crítica social con Hervi, Alberto y Jorge Vivanco y José Palomo. Pepo hizo sus aportes dibujando portadas y realizando «Don Rodrigo» y la genial «Víborita», sobre mujeres jóvenes y emancipadas, al estilo del argentino Divito. Ganó premios en la Asociación de dibujante. Ambas historietas son herencia de «Pobre Diablo.»

Por último, pese a no ser una revista picaresca, mencionaremos a la revista «Onda», dedicada a la radio y dirigida por Raúl Matas. Circuló entre 1950 y 1951. Dibujaron en ella Jorcar, Melitón y Pepo.

 

 

La última participación de Pepo en revistas picarescas fue en la revista «Ganso». Un intento de varios dibujantes por «vivir a mandíbula batiente», según el lema de la revista. El primer número se imprimió en la editorial Quimantú en el mes de septiembre de 1973. La revista, a color, alcanzó sólo 4 números mensuales, concluyendo en diciembre de 1973. Los dibujantes fueron Pepo, en las portadas,; Luis Cerna, con «Cuchepo» ;, Alberto Vivanco con «Ganso» ; Themo Lobos con «Dolchevito» y Hervi, Palomo, Carso, Vicar, Nato, Fantasio y Pepe Huinca.

 

EL DEPORTE Y LA AVENTURA

Con un humor más adulto, pero sin ser picaresca, apareció la revista «Pichanga», de periodicidad semanal. Se publicó entre el 14 de agosto de 1948 y el 8 de abril de 1949, con 28 números, en formato de revista de 16 páginas, sin contar las tapas. La sociedad Carlos de Vidts Ltda.fue la empresa editora y aparecieron como propietarios René Ríos (Pepo) y Miguel Ángel Suárez L. (MÁS). El director era Pepo.

Se presentaron en ella caricaturas deportivas, con dos o tres páginas dibujadas por Pepo. Destaca aquí su serie «Chifulin», sobre un árbitro y sus notables contratapas, con hermosas mujeres en tenida deportiva.

La revista «Toqui», nació el 29 de marzo de 1950. Salía a la calle los días miércoles de cada semana. Según su publicidad abordaba a personajes chilenos y temas chilenos, en apasionantes historietas y novelas dibujadas por chilenos. Incluía las «Hazañas de Varoli», popular automovilista de esos años, «El Súper Roto», personaje semejante a Condorito y Verdejo, a cargo de Pepo, quién además hacia las portadas.

Por último, también Pepo publicó, en aparente convenio con Zig-Zag, la revista «El Saquero, el deporte en chunga», entre el 31 de julio y el 11 de septiembre de 1959. Su breve vida alcanzó únicamente a 7 números.

 

 

LOS NIÑOS

A la muerte de Coré en 1950, Pepo realizó muchas portadas para la revista «El Peneca». Participó también en «La Ronda Infantil», revista dirigida por él mismo y editada por Zig-Zag, entre 1951 y 1955. La publicación presentaba concursos y datos útiles, así como también biografías de personajes. Entre sus colaboradores destacamos a Nato.

En 1991 surgió la revista «!Plop!» de Pepo Producciones. Que alcanzó sólo cinco números. La revista presentaba a «Gorigo y Oranglotón», una serie de animales humanizados y de carácter humorista, dibujada por Mico. También surgieron las revistas «Gorigo» y «Don Rodrigo», que solamente alcanzaron un número. Las ediciones corrieron a cargo de Editorial Andina.

 

LA GRAN CREACIÓN

La revista «Okey», de Zig Zag, publicada inicialmente el 6 de agosto de 1949 fue una de las revistas de historietas más destacadas de la década, con más de 850 números y muchas series chilenas y extranjeras. De entre ellas, la serie más popular y que haría universalmente conocido a Pepo fue Condorito. El personaje se publica ya desde el N° 1 y continuará casi interrumpidamente por más de 15 años en la revista.

Pepo contó que se lo imaginó a mediados de la década del 40, luego de ver la película de Disney «Saludos Amigos», realizada con el animo de ganar prestigio en Latinoamérica. Para muchos sólo una operación del Departamento de Estado norteamericano, en razón de la Guerra Mundial. En dicho film, Chile era representado por un avión-correo humanizado llamado «Pedrito» que traía una única carta para Jorge Délano, que no era otro que el popular Coke.

Descontento con el personaje, Pepo imaginó a un chileno medio, pateperro, con ojotas, con la talla a flor de labios, trabajando en cualquier cosa. Se le ocurrió que cóndor simbolizaría mejor a Chile, razón por la que usó uno, humanizándolo. Condorito era, en sus orígenes, más chato y flaco que el actual, enteramente apolítico, inicialmente ladrón de gallinas y frustrado cogotero. Conviviría con humanos situaciones cotidianas en un pueblo grande y provinciano llamado Pelotillehue.

Inicialmente se presentó como «Condorito Aventurero», con dos páginas centrales y luego con una o dos, en diferentes páginas de la revista. Años después Pepo presentó en la revista a «Don Tarugo», un simpático y calvo señor maltratado por su mujer, doña Treme. Se dice que el personaje era de Lugoze, que estaba peleado con el director, Félix López, y Pepo solo la retocaba. Su éxito determinó su cese, ya que Pepo no quería competencia para Condorito.

Condorito sólo tuvo revista propia, o más bien, su primer libro anual, de 96 páginas, en 1955, editado por Zig-Zag. Se trató de una recopilación de lo ya aparecido en «Okey». El éxito es tal, que se repite anualmente hasta el fin de la década. La en muchos países, no sólo se ignora la nacionalidad del personaje, sino que cada quién, la atribuye para sí.

 

 

Para muchos de los personajes del universo de Condorito, Pepo se inspiró en algunos caracteres reales. Así el «Comegatos» era un pescador de Caldera; «Yayita» era el nombre de su cuñada; el compadre «On Chuma», que en algún momento existió con el mote de: «no se fije en gastos, compadre». Incluso el famoso texto escrito en muchas paredes de Pelotillehue: «Muera el Roto Quezada», era una suerte de venganza privada de Pepo contra el verdadero Roto Quezada, hecho originado a partir de un incidente desagradable de Pepo con el personaje en cuestión.

Condorito se mantuvo como libro anual y luego como revista semestral desde 1962, de periodicidad cuatrimestralmente desde 1968 y desde 1969 a 1975 en un fomato de cuatro ediciones anuales. Para lograrlo, Pepo recurrió a otros dibujantes con los que creó un equipo, cuyo más importante integrante, después de Pepo, fue por mucho tiempo, Mario Igor, quién realizó un gran y anónimo trabajo. Para muchos de estos dibujantes el paso por la revista una verdadera escuela, como lo indicara Hervi, uno de aquellos jóvenes dibujantes que formaron el anónimo grupo formado también por Jorge Délano Concha, Daniel Fernández, Luis Peñaloza, Edmundo Pezoa, Sergio Nawrath y Dino Gnecco.

En 1963 se realizó un intento frustrado de animación de Condorito, por parte de Pepo, Luis Zelada (o Celada, según Rafael Valle) y Anita González, La Desideria, que habría hecho el contacto con la industria de dulces Ambrosoli, que iba financiar el proyecto. El resultado fue «Condorito al circo», pero éste no dejo satisfecho a Pepo, que no continúo el proyecto, según cuenta José Pérez Cartes.

Condorito luego de ser publicada bajo el sello Zig-Zag, continuó siendo impresa en Quimantú, pero distribuida por diferentes editoriales como Carrousel y Pinsel. Luego, seria impresa por Editorial Gabriela Mistral y en 1980 por Lord Cochrane, pero siempre en acuerdo con Pepo.

Por aquellos años la revista ya es fruto del trabajo colectivo de al menos ocho personas. Dibujantes como Luis Osses, Ricardo González, Osvaldo Fernández, Samuel Gana y, por supuesto, Pepo. Además de letristas y coloristas.

En cuanto a su periodicidad, después de ser trimestral, pasó luego a tener 5 ediciones entre 1975 y 1979, 6 en 1981 y 9 desde 1983. Terminó siendo mensual e incluso quincenal. También se sucedieron álbumes especiales y toda una mercadotecnia sobre el personaje. Es interesante hacer notar que a fines de 1973 se publicó un especial de lujo.

 

 

CONDORITO MULTINACIONAL

En «La Tercera» se inició la década con un suplemento dominical de historietas, inicialmente dirigido por Vittorio di Girolamo y con profusión de autores chilenos. Desde el 6 de enero de 1980 se presentaron ocho páginas de historietas a todo color. «Condorito» fue uno de los personajes estables durante un par de años. «Condorito» de Pepo es por esos años ya un fenómeno internacional y una marca registrada

Hasta 1982 se publicó por editorial Lord Cochrane y luego por convenio entre Pinsel y Editorial Antártica. En esta década surgieron los famosos «Condorito, selección de Oro», verdaderos libros de historieta, divididos por chistes temáticos y en n 1982, los «Condorito de Luxe» y «Condorito de Oro», en tamaño de bolsillo. También comenzaron a a editarse en argentina y otros países, en definitiva, un fenómeno, que celebró sus 40 años en 1989, con un libro especial. El personaje tuvo cortos animados para televisión y una frustrada película animada y con actores reales que nunca vio a la luz, pese a los intentos y promociones que se hicieron.

Surge durante toda la década la revista «Coné, el travieso», inicialmente en tamaño de bolsillo, 16 paginas y luego en forma to estándar, y con más paginas.

A partir de la celebración de los 40 años, se hicieron comunes los homenajes y reediciones de los primeros números, pero ya sin mayor participación de Pepo. Condorito ya se había transformado en la marca registrada de una multinacional.

«Las Últimas Noticias» desde hace años viene presentando a Condorito como personaje de tiras diarias junto a «Calvin y Hobbes» de Bill Waterson.

Pepo, que ya había abandonado el dibujo a principios de los 90, falleció el 14 de julio del 2000. Le sobreviven hoy sus hijos René y Olivia. Y claro? Condorito, el personaje más popular de la historieta chilena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

468 ad

2 Responsesto “EL PADRE DE CONDORITO”

  1. Alejandra Gonzalez Toledo dice:

    Me interesa adquirir el articulo Nº1 de Condorito para mi hijo de 11 años que los colecciona y le encanta.

  2. Carlos Reyes dice:

    Estimada Alejandra:

    El Condorito número es invaluable. Si encuentras la edición original puede llegar a costar muy caro, no obstante el año pasado se lanzó en kioskos una nueva edición de ese mismo número, pero a un precio popular.

    Te sugiero que lo busques en kioskos o bien que te dirijas a la editorial correspondiente cuyos datos se pueden encontrar en cualquier ejemplar de los que venden en los kioskos de Chile.

    Saludos

  3. […] Busqué en Google y resulto que efectivamente hubo un muy famoso caricaturista llamado Jorge Christie Mouat, quien firmaba como Christie, dibujaba en el “Diario Ilustrado” y era contemporáneo con René Ríos (Pepo) creador de Condorito, con quien y otros más crearon en 1941 la Alianza de Dibujantes de Chile. […]

  4. […] Finalmente, el quinto maestro y probablemente el artista de cómic más importante de la historia de nuestro país, Rene Ríos Boettiger, más conocido como Pepo. Nacido en Concepción en 1911, este penquista estaba en primer año de Medicina en la Universidad de Concepción cuando comienza a colaborar con el Diario El Sur. Luego se muda a Santiago donde es contratado por Coke en la revista Topaze (1931). En esta publicación satirizó a varios presidentes, como Pedro Aguirre Cerda a través de su personaje Don Pedrito, Juan Antonio Ríos con El Jefe y a Gabriel González Videla (responsable de la Ley Maldita y de permitir el voto femenino, una mala y una buena) con Don Gabito. Siendo este su primer gran éxito gracias al carácter lúdico y divertido del personaje. De hecho durante una comida Videla “le manifestó a Pepo su admiración por haber captado sus más íntimos deseos, como deslizarse por la baranda de la escalera de palacio, entre otros.” (Ergocomics). […]

Leave a Reply