La Historieteca: Al cómic chileno le falta protagonismo

POR CARLOS REYES G. 

15 de julio. El popular y variopinto Persa Bío- Bío. Lugar de venta y tranza de muebles, Cds, ropa, films, libros, cachureos varios, computadores, cuadros, comida, alta y baja cultura, tecnología hechiza, originales y copias. Lugar de paseo y compra popular obligado de cada fin de semana. Una postal arrancada de Blade Runner con galpones llenos de antigüedades conviviendo junto a espacios que ofrecen la última tecnología digital. Lugar lleno de gente, ruido, risas, conversaciones.

15 julio La Historieteca

15 de julio. Allí, en un rincón del Galpón 6, más precisamente en el local 200 nació La Historieteca.

Así se llama la iniciativa impulsada por Fabían, Fafo, Sáez, dibujante y publicista de la Universidad de Santiago (Creador de Las Fafadas del Fafo, Cuentwits; guionista de La Soledad de Soledad y colaborador en los proyectos Sinfonías Sencillas y El Errante)

Quise conversar con Sáez sobre este proyecto que acaba de arrancar y que busca devolver la historieta chilena al lugar que le corresponde: más cerca del público lector.

 

LA HISTORIETA CHILENA MÁS CERCA DEL PÚBLICO

– ¿Fafo, qué te decidió armar el proyecto de La Historieteca?

– Como lector de cómics, siempre lo nacional ha tenido un espacio destacado en mi librero. Me interesa lo que se hace en Chile y la evolución que ha tenido a través de los años. Hoy hay muchos “productos” de calidad competitiva con lo que viene de afuera, entonces sentía que eso no se veía reflejado siempre en los puntos de venta. En tiendas de cómics, por razones lógicas, destacan los superhéroes, el manga, lo indie estadounidense y también el cómic europeo. En librerías “de libros”, es más difícil aún, ya que la historieta tiene un rincón muy pequeño y suele mezclarse con libros ilustrados e incluso infantiles. Si no estás al día con lo que pasa en Chile, es difícil identificarlo. Tienes tú como lector la responsabilidad de buscar un título chileno que te interese previamente, lo que se hace difícil porque la cobertura mediática del cómic chileno también es escasa, tanto en la prensa tradicional, como en los medios comiqueros especializados: mucho trailer, mucha serie, mucho superhéroes, y bien poco cómic chileno.

– ¿Qué falta?

– Siento que al cómic chileno le falta protagonismo. Destacar. Y no por falta de calidad, si no porque falta que alguien ayude al lector a conocer lo que se hace en Chile, a acercárselo y ofrecérselo. Una vez con la historieta en sus manos, siento que para el lector será fácil sorprenderse y enganchar. Hay calidad, variedad de temáticas y de estilos gráficos para hacerlo. Siento que sólo falta acercárselo a la gente.

Historieteca

  Foto de Catalina González, la Comiquera.

 

– ¿Qué tan importante fue el apoyo de El Mono González para el proyecto?

– Cuando buscaba locales acompañado con Germán Valenzuela, editor de Ariete y un pilar fundamental para La Historieteca, encontramos desocupado el local del lado de la “Galería Taller del Mono”, la galería popular de arte que tiene el Mono González en el Persa Bio Bio. Germán conoce a Sebastián, hijo del Mono, quién incluso colaboró en “La senda del Errante” con una ilustración. Así que cuando les contamos el proyecto, ambos se embalaron altiro. Ellos ya han hecho ahí ferias de fanzines, así que la conexión con la historieta está. Ellos felices de tener un local vecino con intereses comunes y desde el primer día nos han ofrecido compartir espacios para hacer cosas en conjunto.

 

LAS CUATRO MEDIDAS DE LA HISTORIETECA

– ¿Qué de diferente tiene la oferta de La Historieteca para los autores y autoras locales?

– Son varios puntos.

– Veamos pues…

La Historieteca ArcanoIV

 

 

– Uno: el protagonismo, ése que no van a encontrar en otros puntos de venta, con un vendedor (yo mismo) interiorizado en lo que se hace en Chile, con ganas de acercar el cómic a la gente.
Dos: lo popular. Salirse de la zona de confort, de Providencia, de Barrio Italia, venirnos al Persa Bio Bio es apostar por lo popular, por dejar de pedirle a la gente que se acerque a las librerías y que la historieta tome la iniciativa de acercarse ella a la gente.
Tres: una competencia más justa: en librerías, un cómic chileno debe enfrentarse con productos extranjeros, que por volumen son más baratos. Por ejemplo, un cómic chileno de 10 mil pesos puede que tenga 100 páginas en blanco y negro, versus cómics extranjeros que con esos mismos 10 mil pesos, tienen igual número de páginas, pero a color e incluso con tapa dura. La diferencia, es que afuera se imprime para mayor cantidad de lectores, se exporta y todo eso influye en los costos. Incluso llegan muchos saldos, lo que también le juega en contra al cómic local.
Cuatro: fanzines. Como te contaba, en la galería Taller del Mono ya ha habido feria de fanzines. ¡Con mayor razón hay que hacer algo con los fanzineros ahí! Y que sea un punto de venta permanente de sus publicaciones.
Cinco: la idea es que La Historieteca sea un punto de encuentro entre autores, editoriales y lectores. Que se conozcan, que pregunten cosas. En el poco tiempo de existencia, ya se ha dado. Han habido firmas improvisadas y lectores se han llevado sus libros con algún dibujo, ya que su autor estaba ahí. ¡¿Cómo no va a ser bonito eso?! Pasa en otras librerías, pero aquí es bien probable que pase con gente que no estaba acostumbrada a eso.

 

julio Historieteca Ariete (2)

 

-¿A partir de lo que dices ¿Cuáles son tus proyecciones con este proyecto, qué te gustaría que pasara?

– Si es por soñar, sueños hay muchos. Algunos más descabellados y ambiciosos que otros. Pero en concreto, establecerme bien. Que las bases de este proyecto sean lo más sólidas posibles, no correr antes de caminar. Esto quiere decir, implementar mobiliario que permita recibir la mayor cantidad de editoriales posibles. Hoy ya hay títulos de 12 editoriales disponibles, pero faltan, y faltan muchas. ¡Lo que se edita en cómic hoy en Chile es mucho! Que no nos demos cuenta es otra cosa. Como te decía, paso uno, establecernos bien. Paso dos, darle vida, con invitados constantes, muestras de originales, lanzamientos, etc. Paso tres, implementar una necesidad tanto de los lectores como mía: tienda online con despacho a todo Chile. Esos 3 son los pasos que creo fundamentales para terminar de moldear “La Historieteca” como me gustaría que fuera.

 

julio Historieteca Accion comics (3)

 

– Llevas solo un par de semanas funcionando en el Persa Bío-Bío ¿notas alguna reacción en el público no lector de historietas que te ha visto allí?

– Buenísima. Tímidamente miran, ojean, preguntan. Les llama la atención que todo eso sea hecho en Chile, y se sorprenden cuando les digo que es solo una parte aún, que la idea es tener mucho más. Incluso ha llegado gente que fue la primera semana y volvió por otros títulos la segunda. No hay que ser exagerados y decir que “la estamos rompiendo”, pero sí que hay indicios de que la apuesta puede ir dando frutos poco a poco.

– ¿Vas a realizar algunas actividades en el persa para llevar público?

-Desde luego que sí. La idea es hacer firmas, lanzamientos, ventas, muestras de originales, etc., pero no hay nada concreto aún. De todas formas, no duden que les haré saber de cualquier actividad.

 

julio Historieteca Dogitia (1)

 

– ¿Qué debe hacer alguien que quiere que sus historietas se lleguen a vender en La Historieteca?

– Contactarnos a través de nuestra fanpage (facebook.com/lahistorieteca), del twitter @lahistorieteca, del correo lahistorieteca@gmail.com o simplemente acercarse a Víctor Manuel esquina Placer, galpón 6, local 200, los sábados, domingos y feriados.

– ¿Vas a publicar algo propio durante 2017?

– “El que mucho abarca, poco aprieta”, dicen por ahí. Tengo un par de proyectos a medio camino de la mano de la editorial Ariete, que si salen o sale uno, bienvenido será, pero lo que hoy demanda más tiempo y esfuerzos es sin lugar a dudas “La Historieteca”. Quiero destinar todos los esfuerzos para que el cómic chileno tenga su lugar.

 

La Historieteca Piedrangular

468 ad

One Responseto “La Historieteca: Al cómic chileno le falta protagonismo”

  1. JoZe! dice:

    Que genial iniciativa. Iré a cachurear

Leave a Reply