El CÓMIC CHILENO: LA SUBCULTURA DE LA CULTURA

POR CARLOS REYES G.

La siguiente entrevista no es actual. Es una que realicé a los 22 años, en julio de 1989, para la revista musical El Carrete, publicación dirigida por el periodista Francisco Conejera y en la que colaboré entre 1989 y 1996. Buceando en mis archivos encontré esta conversación que hice a unos jóvenes Karto (Claudio Romero), Yoyo (Mauricio Salfate) y Vampiro (Juan Gárate) El objetivo de la conversación era presentar a los dibujantes a los lectores de la revista pues los tres comenzarían a publicar sus historietas en la contraportada de las siguientes ediciones de El Carrete.

Este material es parte de un proyecto de rescate que estoy realizando junto a Gabriel Aiquel y Gilberto Villarroel y que espero puedan ver completo en un futuro cercano.

He querido compartir con ustedes esta antigua entrevista pues me parece un buen retrato de un momento poco conocido de nuestra historieta, momento que aún puede decirnos mucho sobre el estado actual de las viñetas chilenas.

NOTA: Todas las imágenes que acompañan la entrevista están tomadas de la edición original en blanco y negro. 

el carrete 3 20-26-jul-89 1

 

 

Un lote de revistas y un montón de jóvenes dibujantes, amenazan con sus cómics la paz y la estabilidad nacionales, mostrando sus monos por doquier. Irreverentes. chistosos, descartuchadores y talentosos, los dibujantes criollos se las traen. EL CARRETE conversó con tres de ellos: El Vampiro (21 años), el Yoyo (22) y el Karto (26). Ellos, número a número nos irán entregando su particular forma de ver el mundo a través de sus cómics. Vaya pues esta nota a modo de presentación de nuestros colaboradores y de paso para echar una corta mirada al naciente… ¿movimiento del cómic chileno?

Para el Karto la cosa está clara: “No sé si se puede hablar de un movimiento del cómic en Chile. Creo que es una cuestión que está absolutamente en pañales todavía”

-Pero ¿cuál es la diferencia que hay entre ustedes, Themo Lobos, Condorito o el Dr. Mortis, por ejempl0? ¿Cuál es la nueva propuesta?

YOYO: Básicamente son las mismas diferencias que yo podría tener con cualquier dibujante viejo. Nos ha tocado vivir cosas que nos diferencian. Otra edad… otro Chile.

KARTO: Yo me considero fundamentalmente heredero de la televisión. Yo aprendí a dibujar imitando la tele. La estética, la temática, las secuencias de las viñetas, son distintas. Ahora hay un predominio de lo visual. El Dr. Mortis y todo eso lo encuentro bueno,pero me marea porque tiene una cantidad de texto que me choca. Demasiada palabra.

 

el carrete 3 20-26-jul-89 comics3

Karto y Vampiro en las oficinas de El Carrete. 

 

VAMPIRO: Además que lo antiguo es mucho más literal. Todo es demasiado obvio. Yo aprendí dibujando enciclopedias. Los dibujos que yo hago son con una vía a lo pictórico porque en realidad no me considero dibujante y nunca he estudiado en serio, pero cacho que lo mío ve por el lado del expresionismo

KARTO: Yo estudié en un instituto de arte y la verdad es que me di cuenta de que no me interesaba hacer pintura, ni ser mirado en un museo. Me importaba un comino que dijeran: ¡Oh qué buena técnica! O que me viera una vieja llena de pieles. Me interesaba más un trabajo a nivel juvenil, de la comunicación directa y más desechable. El cómic es un producto de consumo, no lo considero arte.

– No esperas comunicar entonces grandes sensaciones.

KARTO: Yo no quiero cambiar el mundo con un cómic. El cómic es mucho más maleable, más creativo que la pintura.

YOYO: Pa’ mí, el cómic es un medio de libertad casi absoluta, es una forma muy barata de contar historias, es una forma de difundir ideas en masa. Y a la vez una forma de expresar cosas muy personales.

el carrete 3 20-26-jul-89 comics4

Fotografía y autorretrato de Yoyo.

VAMPIRO: El cómic, por ser tan directo puede ser también un medio para denunciar cosas. Nunca vas a producir un cambio social pero de todas maneras… yo creo en Heidegger (risas)

YOYO: Cuando en Estados Unidos el cómic llegó a ser verdaderamente masivo trataron de ponerle la pata encima para poder controlarlo. Tenían miedo de que pervirtiera a la juventud y que fuera una influencia negativa. Con todo un atado que armó una vieja y un estudio de un psicólogo en el senado estadounidense sobre el cómic y por una portada de una revista y ahí nacieron todas esas historietas cebolleras y moralistas que retratarían la vida estadounidense como el Archi, los secretos de Sussi… y todas esas cosas charchas.

KARTO: Y así en el año 70 nace la respuesta a eso con el cómic underground: Richard Corben, Robert Crump y su respuesta fueron cómics que hacían alusión explícita a las drogas, al sexo, al amor libre.

-¿Pero en ese sentido el cómic en Chile pecaría de ingenuo?

YOYO: Yo creo que no. Una de las pocas gracias del cómic chileno es justamente que ha sido una de las pocas expresiones desenfadadas y antirnoralistas que se han producido por acá.

VAMPIRO: Yo a veces hasta veo medio cliché al cómic nacional. Siempre la punta de lanza es el sexo y la violencia. De repente es necesario pero lo han saturado tanto que se convierte en una falla. Además hay entender que el cómic es algo así como la subcultura de la cultura. Entonces en Chile sería la copia. O sea, la subcultura de la subcultura de la cultura (Risas)

el carrete 3 20-26-jul-89 comics 2Autorretrato de Karto.

 

YOYO: Chile está más abierto hacia afuera. Agarra mucho de la moda de la música foránea, sin agarrar la intelectualidad, el trasfondo que tienen las cosas.

-¿Y cómo intentan ustedes quebrar ese esquema?

YOYO: A mí no me interesa quebrarlo. Yo quiero hacer cómics, que sean leídos y que aporten algo.

KARTO: Y0 creo que es necesario que haya onda. Que alguien haga new wave, que alguien haga heavy o thrash. En este país se necesita umenternente gente con onda. Hay que perder el miedo y salir a la calle a mostrar lo tuyo. ¿Pero qué es chileno y qué no lo es? ¿Hasta qué punto Los Picapiedras y Los Supersónicos no han sido incorporados al folclor chileno? No nací en una ruca, ni tampoco en la otra, pero si nací con una cajita frente a mí que me muestra tantas cosas.

YOYO: Es importante saber que somos sudamericanos, pero no creamos por eso que vivimos en una isla y que todo lo de afuera es malo. Igual hay muchos chilenos que se han incorporado al mundo. El Jodorovsky, uno de los mejores guionistas de cómics del mundo, es chileno. Uno de los mejores pintores, Roberto Matta, también es chileno. También está Juan Downey por el lado del video . Hay que botar las fronteras, los países no existen. Los países son manchitas de colores en los mapas.

KARTO: Los cómics del Jodorowsky no tienen ese apuro ni esa necesidad de parecer chilenos. Son absolutamente internacionales.

VAMPIRO: Hay que abandonar los chauvinismos. Lo que está a ti alrededor más inmediato, los amigos, eso es lo que conforma tu patria.

 

el carrete 3 20-26-jul-89 comics5

Autorretrato de Vampiro. 

-¿Cómo se acercan a la creación de una historia? ¿Cómo llegan a dibujarla?

YOYO: Bueno, de partida hay que considerar el medio en el que vas a publicar tu cómic. Para hacer el primer comic de EL CARRETE, tomé en consideración todo eso y busqué una historia más o menos cotidiana y le agregué un poco de fantasía.

KARTO: Primero parto de un personaje. Por ejemplo el Rony Rock. Un enano heavy metal. Hago un estudio del personaje, desarrollo una historia. Cómo se viste, qué música escucha. De cualquier cosa se puede hacer un cómic. Trato de usar la menos cantidad de texto posible.

VAMPIRO: A mí me interesa más que nada la imagen. Experimento constantemente. Nunca un dibujo es igual a otro. De repente empiezo la viñeta con una reproducción simple, de un cuadro de algún pintor que a mí me guste y desde ah desarrollo la historia.

468 ad

Leave a Reply