Las armas del Metabarón en Chile: Un acto de justicia

POR CARLOS REYES 

 

Las editoriales independientes de historieta local no solo están llenando los estantes de lectores con volúmenes hechos completamente en Chile, si no que desde un tiempo a esta parte están también editando material producido en el extranjero, hecho que ha comenzado a abrir tímidamente una nueva arista de ediciones de nuevo material para los pequeños editores. Se trata de una apuesta arriesgada, no ajena a las incertidumbres y que comienza a competir de maneras diversas en el, aún reducido, subconjunto de la historieta nacional.

 

METABARON1El arte de Travis Charest

 

Aprovechando que en este caso se trata de que por primera vez en Chile se edita un cómic de Alejandro Jodorowsky es que conversé con Claudio Álvarez, cerebro y brazo armado de Acción Cómic (El gran guarén, El ejército de Dios, La senda del errante) sobre este nuevo paso editorial.

La historieta en cuestión, Las armas del Metabarón, forma parte del universo de un oscuro personaje creado por Jodorowsky y Moebius para El Incal y que años más tarde, gracias a la saga dibujada por Juan Gimémenez, develó misterios y cosechó gran éxito entre los seguidores del guionista Tocopillano. El volumen, dibujado por Travis Charest y Zoran Janjetov, será presentado por  el escritor y guionista Francisco Ortega (Mocha Dick, 1899) y el conductor televisivo Juan Andrés Salfate el lunes 26 de Octubre en Niu Radio (Luis Beltrán 1579, Providencia) y será transmitido como programa radial vía streaming.

Álvarez nos habla de los desafíos y oportunidades que abre la edición de este nuevo título de su catálogo que se suma a una creciente lista de publicaciones similares que otras editoriales locales de historieta vienen presentando a los lectores chilenos.

– Es primera vez que una historieta de Jodorowsky se publica en Chile ¿por qué crees que antes no había sucedido?

– Sí. He preguntado varias veces sobre el tema, porque me parece insólito. Hasta hace unas semanas no estaba convencido de que este fuera su primer cómic editado en Chile, tomando en cuenta que Jodorowsky es un autor que en el país tiene un reconocimiento -tardío por cierto- como creador transversal. Esta edición es un pequeño, o ínfimo, acto de justicia: estamos trayendo un pedazo de su obra de vuelta. Lo cierto es que los cómics de Jodorowsky que hemos leído en Chile fueron editados en España, lo que supone que sus libros, al ser importados, no son baratos… especialmente los integrales. Por lo mismo uno podría pensar, correcta o equivocadamente, que no tiene un público tan masivo. Si a eso le sumamos que una editorial tiene que invertir en imprenta (la impresión a color es carísima), y además pagar por los derechos y material, supongo que a nadie le pareció suficientemente atractivo editar un libro sin saber si se vendería. Creo que la edición ultra barata de La Casta de los Metabarones que llegó a las librerías y se vendió muchísimo, fue un súper buen indicador también: la gente quiere leer más cómics de Jodorowsky, pero a un precio alcanzable. Ese fue parte del desafío al abordar este proyecto.

 

dragon

 Viñeta de Zoran Janjetov.

 

– ¿Cuáles fueron los retos de esta edición? Me contabas alguna sabrosas historias respecto de la traducción y su relación con el universo Metabarón, por ejemplo.

– El principal reto era hacer una versión mejor que la española, que estuvo disponible de manera limitada hace años. Cuando nos metimos de lleno a editar y diseñar, junto con Gabriel Aiquel, quien es el responsable de que el libro haya quedado de lujo, nos dimos cuenta de varios detalles: los colores estaban mal balanceados en muchas páginas, había cosas mal traducidas o que no se entendían… incluso errores tipográficos que pudimos corregir.

 

¿CROW O CORNEJA?

 – ¿Problemas con la traducción?

– El caso de la traducción fue bien especial. Al momento de adaptar el libro, tomé el original en francés, la versión en inglés y la española, para chequear que la traducción fuera fiel no sólo al original, sino a la historia. Había cosas que se habían traspasado de manera textual que no tenían sentido, y que estaban mucho mejor en la versión en inglés. A partir de ahí generamos un texto en español neutro que rescata lo mejor de los distintos idiomas. Gabriel es un lector y coleccionista del trabajo de Jodorowsky, por lo que además vigiló que el texto tuviera coherencia con las ediciones antiguas de su trabajo. Nuestra única discrepancia fue en el nombre de la nave del Metabarón.

– ¿Cómo así?

– En la versión original su nombre es Cornellia. Además de ser un nombre propio, Cornellia es la denominación de un tipo de cuervo, por lo que en la traducción en inglés, le dicen «Crow». En España se tradujo como «Corneja», que es la traducción literal (también es un tipo de cuervo), pero que encuentro horrible. Ese fue un gallito que ganó Gabriel, aunque sigo pensando que es como ponerle «Lucas Trotacielos» a Luke Skywalker.

– Es interesante ver que las editoriales independientes chilenas han comenzado a editar localmente material extranjero. Arcano IV lo hizo con Locke & Key; Shazam cómic lo hizo editando Historias del olvido con W editores; Anfibia ediciones con Little Nemo y ustedes con Dylan Dog y ahora con el Metabarón.

– Bueno, lo primero que hay que tener claro es que es un esfuerzo gigante. No somos editoriales grandes a las que les sobren los recursos. Editar en Chile historietas extranjeras, y te sumo Ozópolis por parte de Piedrangular a la lista.

metabaron2

 

– Tienes razón y también olvidamos mencionar Tex de Joe Kubert, editado por ustedes, Acción Cómics, en conjunto con la tienda especializada Shazam Comics.

– Cierto. Y es un ejercicio que ha tenido dos objetivos primordiales. El primero y más evidente, es rescatar lo que autores chilenos han publicado en el extranjero, repatriando su talento de alguna forma. Estamos trayendo a Chile trabajos que de otra manera se conocerían mucho menos, y acercando a la gente a esos autores, que -en general- ya no trabajan para el medio local. En otra línea, estamos publicando autores y personajes que creemos que vale la pena conocer. En el caso de Dylan Dog, hablamos del personaje más publicado a nivel mundial, al que le agregamos el hito de tener la primera portada chilena para un cómic de la casa editorial Bonelli, que se transformó en una especie de pequeño objeto de culto para algunos fans italianos, que fue algo inesperado. Para mí al menos, fue retomar una tradición perdida hace años, porque antes era común que las portadas o incluso el arte interior de una revista de aventuras, fuera dibujada o retocada en Chile para su publicación. En el caso de TEX, pudimos asociarnos con Shazam Comics para publicar en Chile el trabajo de uno de los grandes maestros de este arte, como es Joe Kubert. Esto es algo que vamos a repetir, y de lo que pronto les estaremos contando. Queremos que la oferta de cómic editado en Chile sea más diversa, para que finalmente la gente lea más cómic y lo pueda comprar a un mejor precio.

 

Portada metabaron

 

– ¿Cómo reacciona el lector frente a estas ediciones?

– De manera increíble. Como editorial nos ha ido muy bien con todos los libros que hemos publicado, tanto nacionales como extranjeros. En general, hemos tenido mucho apoyo de los artistas y editores nacionales, así como de los lectores, que es algo que agradezco mucho.Las Armas del Metabarón representa un punto de inflexión en la historia -breve, por cierto- de Acción Comics. Mi idea al menos, era dar un salto que tuviera que ver con la experiencia que hemos acumulado, y con mejorar todo lo que habíamos hecho. Es nuestro primer libro impreso a color y el tiraje más grande que hemos sacado a la fecha, y por lo mismo la apuesta más arriesgada. Al menos para mí, el libro ya es un éxito porque cumplió con ser el primer cómic de Jodorowsky editado en Chile, y la mejor edición en español de esta historia. Desde el punto de vista comercial, la respuesta de los lectores ha sido excelente tanto en ventas como en sus comentarios de la edición. Eso es lo que hace que estamos doblemente orgullosos. Y es la clave también, porque que sigamos sacando productos con esta calidad depende casi exclusivamente de los lectores, así como de nuestra habilidad para que nuestros libros lleguen a más gente. Y en eso estamos trabajando.

 

 

468 ad

Leave a Reply