Fantasmas del Viento: Cómic Australis

POR CARLOS REYES G.

Si Chile tiene un territorio mitológico por excelencia está, a mi gusto, en las tierras australes que poseen la épica de la soledad, el misterio y la fantasía de la que tantos relatos, novelas y mitos dan cuenta. Una épica de lo imposible hecho realidad y  que abraza desde las cosmogonías de pueblos ancestrales, hasta el delirio fantástico. El western sudaca, la epopeya heróica, terrorífica y delirante están ahí, en la zona disgregada, en esas tierras que se vaporizan hacia el sur del mundo. 

01

 

El dibujante Mirko Vukasovic (Aravco), el  escritor guionista, poeta y docente Oscar Barrientos y el entintador y colorista Cristian Escobar, se adentraron en esta zona de convergencias fantásticas y extrajeron un puñado de historietas enmarcadas por el viento austral. Historietas que hablan de seres que habitan los límites de la realidad, que luchan contra los elementos y que fascinan a exploradores, viajeros  e intelectuales de todo el mundo.

El volumen enmaraña aventuras con tintes de CF, historia, leyenda y fantasía en un volumen breve y contundente  que merece ser leído con interés. Un fresco que retrata con una inteligente puesta al día una corriente ya usual de las nuevas letras y dibujos locales que es la de mitificar, re-significar el pasado de nuestro país con una mirada fresca y delirante, aunque eso signifique alterar por completo los hechos históricos y la realidad probable.

Fantasmas del viento está habitado por un desfile de personajes, esbozados con maestría por Oscar Barrientos que se prenden en el lector (el poeta Saratoga; el ufólogo Jenaro Crimea, la bióloga rusa Katiuska Federovich y el comiquero Chico Alegría) Cada uno de las historietas de este volumen podría ser el punto de partida de una una pequeña saga de la que atisbáramos únicamente un suculento fragmento.

Este libro supone un paso más allá en el trabajo de Vukasovic (hoy un errante por Europa) que en silencio ha venido incubando estas páginas después del desaparecido proyecto de Aravco, que en su momento fue parte de la inusitada aparición de la historieta chilena en las editoriales multinacionales.

Dialogué con sus creadores sobre Los fantasmas del viento, otra de las buenas historietas que nos dejó el año que se va.

 

03

 

PATAGONIA FANTÁSTICA

– Los fantasmas del viento es una historieta que narra tres breves historias que conforman una gran unidad ¿Cuál fue el germen de esta colaboración entre ustedes y cómo llegaron a esta estructura narrativa de tres entregas interrelacionadas?

Oscar: Tengo la sensación que este trabajo surgió en el marco de algunos diálogos que tuvimos con Mirko, entrecruzando impresiones estéticas y tratando de tentar los limites de nuestros respectivos oficios: el dibujo y la escritura. Surgió la idea de conceptualizar, de establecer puentes, de darle una salida a una Patagonia imaginaria, pero en el fondo profundamente real. El fin del mundo donde llegaron corsarios, aventureros, navegantes, colonizadores y donde vivir implica un ejercicio diario de fundación.

Mirko: Con Oscar nos conocemos hace mucho tiempo, pero fue sólo hace poco que la geografía nos permitió acercarnos y encontrar muchas cosas en común, una de ellas, el interés por narrar historias en el formato del cómic y la novela gráfica. Por un lado, este interés ya lo tenía desde que comenzamos con Aravco y Oscar, por su parte, creo que quería experimentar en un lenguaje escrito diferente y que de cierta forma podía percibirse en la gran carga visual de sus últimas novelas en ese entonces, particularmente, en “El Viento Es un País Que Se Fue». Al decidir colaborar juntos, pensamos que esta estructura de 3 tramas nos daba un buen punto de inicio para una colaboración conjunta que queremos seguir desarrollando en el futuro; un pequeño abanico de personajes y un entorno presentado de distintas formas, nos permitiría revelar este gran mundo semi-ficticio a través de personajes ya establecidos por Oscar, al mismo tiempo de potenciar ciertos aspectos que sentimos relevantes de la cultura magallánica y que, al ser nuestra primera colaboración, podrían haberse perdido en una historia mas grande: la aislación de Tierra del Fuego, la presencia de inmigración de distintos lugares del mundo, este viento que predomina casi todo el año y, por supuesto, nuestra Antártica.

 

02

ESE VIENTO OBSESIVO

– Ya que hablas sobre eso. Se percibe un enorme cariño por sus tierras australes y un intento serio por «ficcionar» ese entorno ¿Sienten que de algún modo Chile ha desaprovechado esa rica cultura magallánica? Lo digo porque, como dices, abordaron incluso el viento magallánico como uno de los elementos importantes de la segunda historia en la que además incorporan personajes históricos que también se dejan ver en el resto del libro.

Mirko: Como escenario, como locación y como fuente de recursos, siento que incluso nosotros desaprovechamos Magallanes y que es sólo ahora, cuando empezamos a generar narrativas en base a nuestra geografía, a nuestra historia, y también cuando comenzamos a reirnos un poco de nosotros mismos, que podemos sacar a relucir abanicos mas amplios de nuestra Región.

Oscar: En lo personal el viento ha sido una obsesión que me ha perseguido incansablemente. Incluso escribí una novela centrada en ese tema que se titula «El viento es un país que se fue» (Das Kapital Ediciones, 2009). Siempre resultará fascinante ver esos rostros rechonchos en las cartas náuticas soplando sobre los frágiles barcos que surcaban los mares del fin del mundo.

Mirko: Quisimos romper con lo que pensábamos que era ideas preconcebidas sobre Magallanes, alejarnos de la postal turística y de la historia que, como una región muy joven, seguimos construyendo y que en base a esta juventud, podemos crear realidades que pueden o no cruzarse con los hechos.

– No hay realismo en Los fantasmas del viento pues las tres historietas se enmarcan en universos fantásticos ¿Es Chile, cómo piensan muchos, un país proclive a este género?

Oscar: Yo creo que el realismo es la negación de la literatura y la narrativa chilena demasiado realista. Me considero un gran devoto de los relatos fantásticos y de tentar los límites de la imaginación todo lo que se pueda. Allí radica un universo inabarcable que siempre está mostrando nuevos rostros. En esa fisura me interesa trabajar como escritor.

 

05

 

– Mirko, en este nuevo trabajo se puede ver que estás abandonando el estilo «mignolesco» por un trazo más propio ¿Estoy en lo correcto?

Mirko: Creo que es muy importante tomar ciertos “descansos” luego de trabajos extensos, y en ese espacio es cuando ocurre cierto crecimiento. En mi caso, luego de Aravco, no estuve dibujando para publicar por un tiempo, si bien siempre seguí haciéndolo, fue cuando comenzamos a tramar la historia con Oscar que retomé este método de trabajo y, en efecto, la dirección que quería lograr estaba mas despegada de las sombras duras y grandes, un poco más despegada de Mignola. Me sentía mucho mas confiado en experimentar o ir con más seguridad hacia un trazo propio. Sin embargo, creo que aun falta mucho en lo que puedo crecer y mejorar. Creo que ha de pasar un tiempo para poder recoger la experiencia como un todo y analizarla: su impacto, nuestros errores, nuestros aciertos y hacia dónde vamos luego de este trabajo. Creo que hay dos partes en este proceso de definir la línea o la firma en la cara artística, que funcionan en base a recoger elementos que me gustan de artistas que admiro y la segunda parte es incorporar estos elementos bajo mi propia mirada o interpretación. Esto creo que puede hacer un poco mas fácil racionalizar una etapa de formación y eventualmente dejarla de lado cuando sientes que te acercas a que puedes ir sin apoyo, pero siempre con la mirada puesta en aquellos que generan trabajos creativos, impactantes y con el enfoque y la pregunta “¿que puedo aprender de ellos?”. Siento que es sumamente importante esta actitud no sólo hacia la rama de dibujo, tintas o diseño, si no también con la faceta de marketing, desarrollo y planificación de proyectos, sobre todo en un ambiente como es el chileno.

– Oscar, la literatura es una cosa y la historieta otra ¿Cómo encaraste esta incursión en otro lenguaje, en otra forma de narrar?

Oscar: Con el mismo asombro que tenía cuando revisaba cómic en mi infancia. Naturalmente se trata de un formato que tiene sus propios códigos de realización, donde la síntesis resulta extremadamente importante. Aún así fue como frotar la lámpara y dejar que el efrit emerja de pronto entre las imágenes y los textos.

 

04

 

– El poeta Aníbal Saratoga, es a menudo solo narrador de las aventuras, pero co-protagoniza la última ¿Volveremos a verlo en otra historieta junto al ese otro gran secundario, el ufólogo Jenaro Crimea?

Oscar: Saratoga es un personaje que ha protagonizado tres novelas de mi autoría. Es un poeta bebedor y adicto a la derrota. Una de esas novelas se titula Quimera de nariz larga (Piedra de Sol Ediciones, 2011) y el poeta Saratoga se hace amigo de un delirante ufólogo llamado Jenaro Crimea. Ojalá nos reencontremos en el cómic con Saratoga y su proeza cotidiana de empresas perdidas.

Mirko: Espero que Oscar se motive con más historias del ufólogo.

 

FantasmasdelVientoPortada.

468 ad

No Responsesto “Fantasmas del Viento: Cómic Australis”

  1. […] una entrevista realizada por Carlos Reyes, y publicada en el sitio Ergocomics, Barrientos cuenta que «este […]

Leave a Reply