La isla de los muertos: Viñetas del horror

POR CARLOS REYES G.

Este es un volumen de historieta incubado en la Región de Aysén y publicado en 2013 por Cristóbal Florín en guión y Rodolfo Aedo en dibujos. La novela gráfica aborda una de esas tantas historias de infamia e impunidad en contra del mundo obrero que se cuentan a lo largo de todo Chile y Latinoamérica y que algunos se empeñan en que sean olvidadas. Se trata de un obra que mezcla historieta documental, en tanto se basa en terribles hechos reales, y ficción cuando aborda el mundo de las probabilidades, de lo que pudo haber sucedido en la infernal intimidad de sus protagonistas colectivos.

 

IslaMuertosBAJA

 

Un poco de historia: Chile, 1906, Bajo Pisagua, región de Aysén.

 Primera versión: 180 pioneros, entre empleados y obreros de la compañía explotadora del Baker instalados en la zona inhóspita y aislada de caleta Tortel, padecen demoras en el pago de sus salarios y, aún más importante, retrasos en la entrega de víveres e insumos médicos vitales para su subsistencia. El hambre comienza a mermarlos  mientras esperan un barco que nunca llega. Cuando tardíamente la nave arriba, ya han perecido ciento veinte obreros. Los sobrevivientes encontrados ofrecen claras muestras de deterioro tanto físico como mental.

 Segunda versión de los propios pobladores: La tragedia se habría producido por envenenamiento con arsénico (Los mortales “Polvos de Cooper: sin rival”, rezaban sus envoltorios) destinado a acabar con la sarna de los ovinos, y que gracias al descuido de un contramaestre se habría derramado accidentalmente sobre la harina destinada a la alimentación de los trabajadores.

Una tercera teoría, del padre D’Agostini, y avalada cómodamente por la propia empresa  explotadora, dice que las muertes se habrían producido por un agresivo brote de escorbuto.

 

Primera victimaEL PRIMERO EN CAER.

 

Félix Elías Pérez, escritor de la Patagonia, intrigado por este fatídico hecho, recabó datos y escribió “Dos versiones para una historia”, texto que sirvió de base para la construcción de este libro. La historieta está dividida en dos grandes capítulos: Muerte por hambre y Muerte por veneno, en ellos sus autores ahondan en ambas versiones y nos enfrentan al horror de la muerte lenta de sus protagonistas: “Viejos muriendo de hambre como lombrices en el desierto, capaces de hundir sus extremidades en la carne de otros seres para alimentarse con sus jugos”.

Esta cuidada edición de La isla de los muertos: Dos versiones para la misma historia,  tiene su punto más alto en los dibujos de Rodolfo Aedo que en tonos oscuros que incorporan tonalidades de baja gradación logra encontrar una atmósfera única con una paleta de colores mínima y efectiva como muy pocas veces se puede ver en nuestro cómic.

El dibujo suelto, orgánico, expresivo de Aedo es potenciado por el ya mencionado uso del color y en un par de ocasiones mediante la utilización de diversos tipos de papel sobre los que el dibujante plasma sus viñetas.  Otro recurso que utiliza es el cambio de técnica (grafito, línea) como en el momento en que dibuja la primera de las muertes o como en el caso de las páginas finales de la primera versión de la historia, a modo de ejemplos.

Aedo es un dibujante notable cuyo grafismo, no cabe duda alguna, va a crecer en cada nueva página a la que se enfrente.

El guión de Cristóbal Florín logra acercarnos al drama interno de sus personajes recurriendo la mayor parte del tiempo al cartucho off o ladrillo de texto en tercera persona y aunque a ratos resulte agotador el exceso de metáforas y adjetivos, el relato logra comunicar la emoción buscada y narrar con distancia microscópica el horror de éstos, los verdaderos muertos vivientes.

 

islamuertosBarco

 

Un libro que recomiendo y que habla del talento que anida en el sur del país y que, al igual que las historietas de artistas de otras regiones de Chile, les cuesta tanto encontrarse con un esquivo lector que la mayoría de las veces ni siquiera se entera de que el volumen existe.

Una idea potente y un enorme homenaje  de Florín, Aedo (y todo el equipo de trabajo que se completa con los diseñadores Alejandro Sottolichio, Alejandro Jarpa y por supuesto, el escritor Félix E. Pérez) a las 120 cruces de madera de aquellos hombres que vuelven desde la oscura memoria en esta novela gráfica para evitar la muerte del olvido, esa a la que tan acostumbrados estamos por estos confines.

El volumen se encuentra a la venta en la Librería Zaguán de Concepción, pueden revisar AQUÍ su facebook y también se puede adquirir vía internet ACÁ.

 

 

468 ad

No Responsesto “La isla de los muertos: Viñetas del horror”

Leave a Reply