La verdad de Anatema

anatema Genzo

POR CARLOS REYES G.

Piedra Angular es una de las más novísimas de entre las nuevas editoriales independientes de  cómics y libros con «monitos»que han surgido en nuestro país. Una de sus características peculiares es que está encabezada por Sebastián Garrido un editor de dilatada trayectoria profesional en las lides editoriales locales y que ha enfrentado con mesura y calma este esperado debut titulado Anatema: Las seis revelaciones del Padre Anzuelos. La historieta en cuestión cuenta con Brian Wallis  (El Brujo, In absentia Mortis) en guión y acompañado por su eterno compinche Francisco Inostroza  en guión y el dibujante Rodrigo Vargas.

La primera vez que leímos Anatema fue en Puente Marín de Poveda, un breve episodio de 8 páginas incluido en el volumen compilatorio Chile en Viñetas (Tabula Rasa, mayo 2012) A días del lanzamiento del volumen de cómic en FILSA 2013 los invito a conocer al guionista Brian Wallis y a su editor Sebastián Garrido. Hablé por separado con cada uno de ellos y el resultado constituye una buena puerta de entrada para conocer el universo de Anzuelos, peculiar sacerdote, protagonista de esta nueva novela gráfica que pronto estará en nuestras bibliotecas.

BRIAN WALLIS: UN CONSTANTINE CON PIERCING

– Brian, tú tienes ya una trayectoria  reconocible como guionista, qué desafío significó para tí anatema, tu primera historia de larga duración que se publica integralmente?

– Supongo que lo más interesante, y a la vez más acongojante, es que esta es la obra que se siente más nuestra (entiéndase de los autores) de todas en las que he participado. O al menos, yo la siento así… no me atrevo a hablar por todos. O sea, todas las historias que he escrito han sido más bien autónomas… pero, por decirte, El Brujo, si bien fue concebida como serie aparte terminó siendo un bloque más de un universo más grande, y además terminó publicándose en revistas que publicaban simultáneamente aún más historias. Las historias de Mortis también formaban parte de una antologíade obras sobre el personaje y su mundo. Triunfadores e Historia de Chile en Cómic eran historias por encargo, teníamos la mayor cantidad de libertad que se podía tener en esas situaciones, pero las reglas estaban claras, y uno tenía que respetarlas. Ahora nosotros ponemos nuestras propias reglas. Y eso es la raja. El asunto sí, es que ahora el éxito o fracaso de la cuestión va a depender de nosotrosmucho más. Y eso es tan la raja, como no-la-raja, a la vez. Pero tampoco es para darle taaantas vueltas al asunto. Es sólo un cómicsss, es para ñiños. Aunque… Disclaimer: NO ES PARA ÑIÑOS.

 

Anatema pag1

Página en que destaca el Padre Anzuelos dibujado por Rodrigo V.

 

– ¿Cuál es el concepto central tras Anatema?

– Es como una mezcla de cosas: Diría yo que la obra es acerca de magia, de búsqueda de fe, y de redención. El libro está compuesto por cinco historias autoconclusivas, que sin embargo están entrelazadas y aspectos de ellas convergen para formar la última historia, la sexta, de una forma que, espero, el lector no se imagine. Porque al decir magia, no sólo me refiero a que el protagonista, el Padre Anzuelos, sea un tipo muy versado en hechicería y que sepa hacer conjuros  yencantamientos, sino además al concepto este de la prestidigitación, del “humo y espejos” y de la distracción. En el libro, nada es lo que parece. O sea, empezando por nuestro protagonista. Anzuelos se esfuerza porque lo veas de una manera, pero es un gallo súper complejo: Es el héroe de nuestra historia, pero es un conchesumadre. Por como habla y se comporta, no creerías que fuera un sacerdote, y sin embargo lo es. Y dirías que es probablemente ateo, y sin embargo es creyente (ahora, si cree que es un Dios de Amor o algo así, lo dudo). Como te decía, Anzuelos no es lo que llamarías un buen tipo para nada. Pero usualmente tiene el corazón en el lugar correcto. Entonces, este cura medio anti-establishment y punk que adora provocar es un tipo que ha ayudado a tanta gente como ha condenado. Y se ha mandado muuuchas cagadas en el proceso. ¿Muy pasada a caca mi descripción? Ok, puedo arreglarla. Anzuelos puedes llamarlo “El cura Constantine”. Listo. Arreglado. Síii, lo digo ahora, y antes de que cualquiera: John Constantine es una influencia directa (por no decir que es la misma hueá’ pero con más piercings y un collarín) y probablemente nada sorprendente para aquellos que me conocen a mí o Francisco, porque saben que le prendemos velitas a Hellblazer. Sin embargo, el libro toma su propio camino mientras se desarrolla, así que confiamos que Dan Didio no va a aparecer en nuestra puerta con una tremenda demanda… principalmente porque no sabe que existimos. Pero, por si se llegara a enterar, ya ensayamos nombre nuevos y compramos bigotes falsos.

– Una buena idea para esquivar el bulto…. Brian, habitualmente afirmas tus guiones sobre una sólida investigación histórica  en que citas hechos y situaciones reales que extrapolas luego en tus historias ¿Veremos algo así en Anatema?

– Es más un rasgo de personalidad que otra cosa. Soy bien asegurado. Entonces, puede que se me ocurra una idea, pero si siento que no cacho lo suficiente de un tema, tengo esa compulsión de informarme lo más que puedo (en la medida que sea posible), y lo que averiguo lo pongo por lo general en la memoria a corto plazo… para después olvidar la mitad. Por decirte, hay una historia que ocurre en Patronato, y con cueva he estado tres veces en mi vida en Patronato. Y no es como ir a Moldavia, estamos relativamente cerca de Patronato. Entonces, nos juntamos todo el “Anateam” un día, y partimos para allá a recorrer y sacar fotos de todo el lugar. Lo que trato de decir, es: Sí, hay su buen research (y no sólo mío, sino de todo el equipo, de Francisco, de Rodrigo, incluso del editor). Y también hay un par de historias que se desprendieron a partir de ciertos sucesos reales, pero el libro va por otro lado. Buscamos en las historias fusionar mitos nacionales, extranjeros y aveces inventados, con nuestra idiosincrasia, ocultarlos pero a plena vista en el paisaje chileno. Entonces hay investigación, digamos, histórica y también geográfica. ¿Se entendió lo que traté de decir, o saliste más confundido?

EXPERTO EN LATÍN

Se entiende claramente…  ¿Qué ha significado para tí trabajar con un editor tan prolijo como Sebastián  Garrido?

– En trabajos previos, normalmente yo era en gran medida mi propio editor, o entregaba los guiones que me correspondían y me desentendía de ellos hasta que los veía publicados. Esta ha sido la primera vez que hemos trabajado con un editor que viene a representar el concepto clásico del editor. De primera tenía miedo de que interviniera demasiado, o que nos coartara la creatividad, o etcétera, pero resultó que Sebastián tiene una onda similar a nosotros, y que buscaba lo mismo … así que salvo cosas puntuales, fluyó bastante bien la dinámica. De hecho, nos ayudó a desmadejar un par de historias que nos tenían particularmente aproblemados. A veces hacía de mediador entre autores y plana mayor, y también hacía harto research, como decía antes, cuando era necesario. Además era el experto residente en latín, así que todas las frases que aparecen en ese idioma fueron o sugeridas o corregidas por él. Más de una vez, seguro, nos quiso ahorcar y nosotros a él, pero es natural del proceso creativo, y posteriormente del cansancio propio de llevar un poco más de un año trabajando en esto. Por lo demás, esos choques indican preocupación (tanto, que en el intertanto no sólo desarrolló una, sino dos hernias). Al final del día, todos buscábamos lo mismo: No lo de las hernias, eso es optativo (pero la verdad no lo recomendaría), sino tratar de entregar el mejor producto que fuera posible. Y el resultado de hoy es tanto fruto de su trabajo como del nuestro.

– Cuentanos sobre el resto del equipo de trabajo de Anatema. Cuáles fueron los aciertos y sincronías y las dificultades que debieron sortear.

– Bueno, con Francisco Inostroza, mi co-guionista, nos conocemos y trabajamos juntos de hace varios años. Usualmente yo soy el tipo de las ideas locas y Francisco me ayuda a aterrizarlas. Normalmente vamos sacando la historia a medida que rebotamos ideas y conceptos y así le vamos dando forma. Conoce bastante de mitología mapuche y de fiestas y ceremonias típicas. Entre otras cosas, él sugirió que usáramos la fiesta del Cristo de Caguach en Chiloé como escenario para una de las historias. Usamos también uno de sus primeros personajes que nunca fue publicado, un djinn, como el centro de la segunda historia. Anatema se construyó con fragmentos de muchas ideas que teníamos de hace varios años, y que fueron encajando súper bien a medida que la fuimos desarrollando.

Anzuelos por Nitrox

El padre Anzuelos visto por Nitrox.

Rodrigo Vargas es sencillamente el dibujante más comprometido con el que he trabajado. Cuando le presentamos la idea, por allá por fines del 2011, queríamos postular al Fondo del Libro y estábamos casi a tres semanas del plazo de entrega. Rodrigo dijo que estaba interesado, y como en una semana dibujó completa la muestra que necesitábamos como requisito, y que terminó siendo la primera historia publicada de Anatema, la que salió después en el libro recopilatorio solidario “Chile en Viñetas”. Anatema no ganó, pero Rodrigo siguió firme con nosotros a sol y sombra. Además ha aportado muchísimo en el desarrollo de las historias y la caracterización del personaje. Teníamos más bien claro que queríamos un cura lleno de piercings y poco convencional, pero fue el trazo de Rodrigo el que lo imbuyó con tanta personalidad. En el guión decíamos “Anzuelos mira un librero”, y Rodrigo presentaba un dibujo con Anzuelos mirando, pero con la camisa semi levantada y sacándose la pelusa del ombligo. Esa cualidad de hacer que se vea vivo y desafiante el mono en cada viñeta es puro Rodrigo.

Sebastián Castro es el rotulista, y es como el Todd Klein chileno, ha rotulado 8 de 10 cómics chilenos que se publican actualmente (y hay una razón de que así sea: Es muy bueno en lo que hace). Nos conocemos de hace mucho, y somos muy amigos. Él tuvo la nada envidiable labor de hacer calzar globos y cartuchos de nuestros extensos diálogos. Francisco Curihuinca es el diseñador de la portada y de los muy bellos descansos entre cada historia, y aguantó estoicamente y sin perder muchos de sus cabellos o desarrollar canas verdes los muchos cambios pedidos por todos respecto a la portada. De Sebastián Garrido ya hablamos, y el miembro final es un personaje absolutamente clave en la operación: Cristian Briones, el financista. Sin él, no hay libro (también nos ayudó en el proceso creativo, pero honestamente, es su dinero lo que realmente nos interesa).

– ¿Dificultades?

– Hubo algunas que se desprendieron de la curva de aprendizaje que enfrentamos todos durante este proceso, no te voy a mentir (por ejemplo, la portada, EL HORROR DE LAS MILES DE PORTADA. Estoy seguro que Curihuinca se despierta en las noches gritando “¡¡ANATEMA!!”)… pero para qué ahondar en lo negativo. ¡Rayos! Esto es Ergocomics, no SQP. Además, soy un tipo que ve el vaso medio lleno, a pesar de lo que el resto de la gente te pueda decir.

– Si todo va bien con Anatema ¿Qué se espera para el futuro?

– En este medio he aprendido que no tiene mucho sentido proyectarse demasiado. Muchas veces proyectos que uno creía totalmente muertos reviven cuál zombie, y otras veces proyectos que parecen 100% seguros se caen en cosa de segundos. Dejar hacer, dejar pasar. O de lo contrario, te vuelves mono. Ahora, en lo relativo a Anatema, me parece que uno de los problemas con las publicaciones en cómic en Chile es que no tienen un final claro, y no siempre hay la seguridad de que podrán seguir publicándose, entonces quedan a medio camino. Teníamos claro, entonces, que queríamos un final a esta historia. Sin embargo, quedan algunas ideas colgando al cierre como para una posible secuela… pero la verdad ni he pensado cómo podría continuar. Al menos, no todavía.  Preferiría, si se nos diera la posibilidad, ir para atrás, y contar parte del entrenamiento del Padre Anzuelos. En esta historia sabemos apenas lo justo y lo necesario del personaje, y hay suficiente espacio como para desarrollar muchos capítulos de su pasado. O a ratos, ni eso. A veces es el vehículo para una historia que se me ocurrió contar. Es la gracia del personaje: Muchas veces es un sencillo observador. Su presencia sirve de excusa para contar lo que le pasó a algún tipo o tipa que hace o se encontró con algo fuera de lo común, que está a plena vista, pero que uno, embebido en su rutina, nunca llega a notar. Anzuelos es esa clase de mono que es como un faro que indica que lo extraordinario está ocurriendo a cada momento, y que la magia ha estado siempre en las cosas más simples.

 

Anatema pag

 

 SEBASTIÁN GARRIDO: LOS LIBROS SERIOS NO TIENEN MONITOS

Nos fuimos acostumbrando a ver a  Sebastián Garrido en los lanzamientos de cómic chileno. Observando, comprando, charlando. Supimos que era editor de SM hasta que un día, súbitamente nos enteramos de que había desertado para comenzar un proyecto personal, un desafío largamante pospuesto pero muy querido por él: Aprovechar toda su experiencia para crear una editorial propia. Ahora, su emprendimiento tiene hoy su primer vástago en Anatema  lo que me dio la oportunidad que esperaba para bucear más en ese sueño editorial.

– Sebastián, ¿Cuál es el norte editorial de Piedra angular?

Piedrangular es una editorial interesada en publicar obras que presenten una propuesta narrativa interesante, sea en su contenido, en su estructura y, en lo ideal, en ambas dimensiones. Tenemos definidas tres líneas editoriales principales: novela gráfica, narrativa gráfica infantil y juvenil y narrativa experimental, donde publicaremos obras no necesariamente literarias, historietas o libros álbum, pero si historias que dialogan con otras obras y siempre con un importante presencia del dibujo y de la ilustración. Queremos rescatar aquello perdido por culpa del prejucio que dice que los libros serios no tienen «monitos». Creemos que la lectura no se limita a palabras, sino que también incluye imágenes y a la forma en que ambas se relacionan.

¿Qué te sedujo de Anatema para convertirla en tu primer volumen editado? 

Anatema es de esas historias que te la muestran como semilla y sabes que, de alguna manera, crecerá como enredadera. El argumento que nos presentaron Brian Wallis y Francisco Inostroza partió siendo una hagiografía inversa, una reinterpretación oscura de mitos y cuentos en siete partes. Se veía retorcida, pero durante la creación y la edición fue mutando a una historia con más grises y vueltas de tuercas. Hubo que podar algunas partes del argumento, pero en su gran mayoría estaba sólidamente concebido. Y los dibujos de Rodrigo V. no dejaron de sorprendernos: resolvió con ingenio y mucha potencia gráfica los desafíos del guión. Y no fueron pocos.

¿Piensas que hay conocimiento real de la figura del editor por parte de nuestros historietistas? Qué falta?

– Uf, la pregunta polémica. No puedo generalizar, afirmar o refutar, fundamentalmente porque esta fue mi primera experiencia como editor de cómics. Sin embargo, intuyo que, por el desarrollo de la edición de historietas en los últimos cinco o diez años, hay mucha más pasión y ganas por publicar que un trabajo de planificación editorial. Hubo (y sigue habiendo) mucha autoedición, lo que no está mal, pero lo que es complicado es ver obras que supuestamente pasaron por un editor y se constata poca prolijidad en el oficio. Todo libro es perfectible, pero la improvisación se nota. Pero, por el otro lado, hay obras en las que se nota la casi obsesión porque el cómic tenga un gran valor, no sólo como obra, sino también como producto: cuidado meticuloso en el diseño, en el tratamiento de las páginas, en la organización de la historia, en el estilo del texto y de la imagen. Creo que los editores y, por consiguiente, las editoriales debemos reencantar a los autores para el trabajo colaborativo. Hay quienes ven a las editoriales con recelo, pero todo se puede conversar con un café u otro veneno. Nadie se hace rico publicando cómics, pero tampoco nadie mejora si no se enfrenta a la crítica y al desafío por cambiar el estilo o explorar en otras alternativas. Y eso se logra cuando alguien externo a la obra, toma distancia y la proyecta para un público y para un mercado. Y para eso está el «maldito» editor.

 

Anatemapag2

 

   – ¿Qué se viene para Piedra Angular? Cuáles son tus proyecciones reales, cuáles tus sueños.

– Las proyecciones a futuro son bien concretas: armar un catálogo en 2014 que tenga al menos un título por cada línea editorial. Anatema está en novela gráfica; estamos cerrando un acuerdo para publicar un tomo compilatorio de una obra publicada en EE. UU, pero con dibujante chileno en la línea de narrativa gráfica infantil y juvenil. Y en forma paralela, estamos recopilando material para una antología basada en distintas perspectivas sobre un autor terroríficamente cósmico o cósmicamente terrorífico, para la línea más experimental. Pronto informaremos sobre esas novedades. La presentación de Anatema se hará en FILSA durante la inauguración del stand. Haremos dos lanzamientos más, uno en Espacio Shazam, con fecha aun por definir. El otro esperamos que sea en algún lugar de regiones.

Más informaciones en:

http://edpiedrangular.tumblr.com/

@edpiedrangular

 

468 ad

Leave a Reply