Themo Lobos: Un cabrochico de alma

 

Themo Lobos

 POR CARLOS REYES G.

Ergocomics se hace cargo del homenaje a los 45 años de la revista Mampato ofreciendo esta nota que publiqué en la revista Síntoma. Vaya este homenaje para una revista imprescindible y para un gigante de la historieta chilena.

Temístocles Nazario Lobos Aguirre, Themo Lobos, deja tras su muerte una de las más contundentes obras de narrativa gráfica que ha conocido nuestro país. Dibujante, guionista notable, pedagogo de la viñeta, cultor de la historieta documentada, autor integral. Conoció en vida la retribución de generaciones de lectores que vibraron con la nutrida galería de personajes creados por su pincel privilegiado como Michote y Pericón, Nick Obre, Ferrilo, Máximo Chambónez, Ñeclito, Cucufato, Cicleto y los legendarios Mampato y Ogú, obra maestra de la historieta infanto juvenil, entre otros.

Lobos nos lega centenares de páginas de arte secuencial de primer nivel y un legado intangible que trataremos de descifrar hablando con quienes lo conocieron y estuvieron cerca de su trabajo desde ópticas tan diversas como cercanas.

«Mi papi siempre estuvo en forma trabajando- nos aclara de entrada su hija y colaboradora Ada Lobos-  Siempre estuvo presente» Y ciertamente tiene mucha razón, porque después de la desaparición de la mítica revista Mampato de Eduardo Armstrong, Lobos no cejó en su trabajo creativo y continuó colaborando en medios de prensa locales hasta que en 1986 autogestionó otra publicación mítica, la revista Cucalón en la que republicó antiguo material propio y varias novedades. En la década siguiente, Dolmen editó una colección de volúmenes en librerías que compilaron por primera vez las aventuras de Mampato, mismas que años más tarde reeditaría Unlimited de Copesa en los quioscos de todo Chile: » Ver que aparece a precios que todo el mundo puede pagar es ¡Fantástico!” -Comenta Ada-  Qué rico que haya en todas las casas, al menos, un Mampato».

Hoy, Random House Mondadori se ha estado ocupando de parte del material inédito de la obra del dibujante. En suma, un autor que jamás estuvo inactivo y que, a meses de su fallecimiento, continúa sorprendiendo con ventas que oscilan entre los 8 mil a 9 mil ejemplares semanales.

Ada Lobos devela la razón del éxito incombustible del niño del cinto espacio-temporal y del hombre primitivo de hablar gracioso: «Si te fijas – dice – la revista Mampato tuvo una curva ascendente a partir del momento en que mi papá se hace cargo de la historieta. Pasado un año ya estaba en la cumbre, vendiendo alrededor de los 50 mil ejemplares. Se llegaron a vender 110 mil ejemplares. Cuando vino el final de la revista había bajado la venta porque había muchos problemas económicos en el país. ¿Por qué tuvo tanto éxito? Porque era miscelánea, educativa y muy entretenida. La historieta, combinaba humor,  valores, dibujo bien hecho y suspenso».

 

aniversario mampato

Cuando le preguntamos por el legado que deja la obra su padre no vacila en afirmar que se trata indudablemente de «los valores universales. En Mampato priman la honestidad, la amistad, el ser derecho siempre y el mal lógicamente castigado. Aparte de que está muy bien dibujado, mi papá era un excelente contador de historias. Mi padre fue un hombre tremendamente preocupado de los cabros chicos, enseñándoles a ser buenas personas. Formó una especie de «raza mampatina» (risas) Un club donde priman los valores positivos. Creo que ese es el gran legado de mi padre. El dibujo es un vehículo nada más. Mi papá era así, un cabro chico de alma».

Para el periodista, investigador de cómic y amigo de Themo Lobos, Rafael Valle, el aporte artístico del autor a la historieta chilena tiene que ver con «su presencia en el género por más de seis décadas, con su firma estampada en decenas de publicaciones. Themo es probablemente el autor de cómic chileno que más personajes publicó en su carrera. Fue un autor muy prolífico y versátil. Incursionó en muchos géneros y formatos, desde la caricatura al dibujo realista, desde el chiste a la aventura de ciencia-ficción, desde la tira cómica al cómic de estilo europeo. Yo definiría su carrera como caleidoscópica”.

 
SONRÍE FITUS SAPIENS

¿Qué vio el editor de Random House Mondadori, Gonzalo Eltesch en el antiguo material de Themo Lobos? ¿Qué lo llevo a querer publicarlo? “Es sin lugar a dudas uno de los historietistas más importante de Chile- afirma Eltesch- Su obra es universal, inteligente, formidable. Eso nos llevó a que fuese un honor que perteneciera al catálogo de Random House Mondadori. Mampato, ese personaje ya clásico, deseamos que perdure y que se encuentre en todas las librerías del país. Qué mejor regalo de Themo Lobos para sus lectores”. La sentencia es rubricada por Ada quién asegura que» La idea es trabajar sólo con Random, excepto dos proyectos que son para niños chiquitos que haríamos con Sol y Luna, la editorial que está editando Martín Conejín».

Desde otra perspectiva Rafael Valle cree que al trabajo de reediciones de la obra del dibujante adolece de «buenos prólogos o notas introductorias sobre el contexto histórico o social en que se hicieron esas historietas. Echo de menos un criterio más de coleccionista por parte de los editores, que incluya bocetos, páginas desechadas, etc. Lobos tiene un corpus tan grande de trabajo que perfectamente se podrían editar sus obras completas en varios volúmenes, o al menos las más destacadas de ellas. Imagino una colección de Lokan o una de Michote y Pericón, o publicar todo Máximo Chambónez, pero en orden cronológico, por ejemplo. Por ahí creo que van las deudas por saldar». Al respecto Ada Lobos nos aclara: «Tuve la suerte de colaborar con mi papi de manera muy cercana, sobre todo estos últimos 15 años. Conversamos mucho respecto de qué hacer con esa cantidad enorme de material. Hay algo adelantado con Random para seguir un orden y no sobresaturar de Themo Lobos. La idea es sacar un libro misceláneo de tapas duras, entretenida para cabros chicos y posteriormente se verá si se hace una edición más masiva. Sería lo ideal. La idea sería reeditar también todo Chambónez».

En sincronía con esta hambre de nuevo material, Gonzalo Eltesch confidencia que la editorial, junto a la familia de Lobos, han decidido: «Publicar los cómics inéditos en formato cómic-book. Publicamos En el far west y La fiebre del oro que fueron los más vendidos en la feria del libro del año pasado. El próximo año publicaremos las aventuras de los piratas y esperamos el mismo éxito. Además, le propusimos a Themo Lobos hacer novelas inéditas con el personaje. Pensábamos llegar a un público distinto, más infantil, y lo logramos: la primera, Ogú y mampato en el Tíbet, entró al ranking de los libros más vendidos. Y la última, Ogú y Mampato en la ciudad azteca, tuvo la misma suerte. Seguiremos publicando la obra de Themo Lobos: vendrán más inéditos, más novelitas. Quedan muchas sorpresas.»

Cualquier duda es disipada rápidamente por la hija del dibujante: «Los inéditos que nunca se los quiso largar a nadie, salvo a Random, son la aventura doble de Mampato en el far west que ya salió. El oro de Flint y los piratas que entregué el jueves antes que falleciera mi papi. Ahora se están coloreando Los Balleneros y luego finalizaremos con El huevo del pteranodon y el Fitus Sapiens, la última planta que queda de su especie». Anecdóticamente Ada agrega: «Después que murió mi papi estaba mirando fotos y encontré una muy linda que tiene que ver con esto. Estaba asomado al ventanal del balcón «¿Estai tomando solcito papito?». «Sí», me dice, estoy nutriéndome de vitamina E». Fui a buscar la cámara y le dije: «Sonríe Fitus Sapiens». Le tomé una foto y la subí a Facebook. Es impresionante como gustó esa imagen».

 

pag mampato
EL FUTURO DEL PASADO
 
Miles de viñetas, pinturas, tiras de humor e ilustraciones se amontonan en el escritorio de Themo Lobos, custodiadas celosamente por su familia. Rafael Valle ve en este legado material del creador san miguelino una armonía poco habitual: «que tiene que ver con sus afanes pedagógicos- dice el investigador- Mampato es el mejor ejemplo: viaja a distintas épocas, se topa con diversas culturas y tiene un perfil histórico, pero Lobos siempre le dio un plus a sus historietas, enseñando el origen de las palabras, anécdotas históricas y de cultura general. Lo hacía de manera entretenida, con humor, acción y suspenso. Su mayor legado es ese: una ética de trabajo, con documentación rigurosa y exactitud en el dato entregado».

Desde la trinchera editorial Eltesch ve en la obra del dibujante, además de su calidad indiscutible a un: «Themo Lobos que pensaba en sus lectores, que sabía que, cuando eligen un cómic, desean entretenerse, aprender, reír, querer a los personajes. Su gran legado es ser un artista que entregó una obra universal y extraordinaria».

Para Ada, quien no puede dejar de recordar a su padre sin una emoción que hace temblar su voz, lo que le hace pedir disculpas cuando le pregunto sobre él, afirma que la familia alberga el firme deseo de crear: «Una fundación que se haga cargo de mantener los originales, de sacar cosas continuamente. Ya tenemos el patrocinio de la Municipalidad de Viña del Mar. Una fundación puede postular a capitales de la Ley Valdés para digitalizar y preservar la enorme cantidad de material que hay. Cada vez encuentro cosas nuevas. Vamos recién en la tercera parte del material”.

– ¿Crees que tu padre sintió en vida el tributo, el cariño de la gente?

– Sí. Estábamos en la Feria del libro, creo que fue la última vez que estuvimos. Fue divertido porque había una enorme fila de gente para que firmara autógrafos y que daba la vuelta.Llegó un momento en que firmó, «Con afecto, Themo López» (Risas) La gente fue muy cariñosa con él en todas partes. Él recorrió todo el país dictando charlas en universidades. En Chile nunca se supo que a mi papá le dedicaron una bienal de cómic en Barcelona y otra en Noruega. A Francia y México fue invitado. Tuvo reconocimiento del extranjero. Creo que mi papi nunca fue bien valorado por las autoridades de ningún gobierno.

Ada es la cabeza visible de su familia,  depositaria de una responsabilidad que ella reconoce como enorme, sobre todo cuando confidencia un momento clave durante la enfermedad de su padre: «Papi, tengo claro que tengo que sacar los libros- recuerda emocionada- pero… ¿Qué más? … Que no me olviden, me dijo, porque si me olvidan… ahí sí que voy a estar muerto».

 

468 ad

One Responseto “Themo Lobos: Un cabrochico de alma”

  1. Cesar Triviño dice:

    Como puedo conseguir los libros Piratas a babao, El tesoro de Flint, El huevo y Fitus sapiens.

Leave a Reply