Coré: El gran maestro de la ilustración infantil

POR MAURICIO GARCÍA

Coré fue durante 20 años, un ilustrador excepcional que llego siendo un niño a la revista “El Peneca”, deleitando a los niños y adultos que la leían. Su nombre, Mario Silva Ossa.  Nació en San Fernando, el 9 de marzo 1913, hace ya 100 años. Era nieto del ilustre José Santos Ossa, magnate del salitre e ilustraría en la popular revista “El Peneca” desde 1930 hasta su trágica muerte en mayo de 1950, a la temprana edad de 37 años. Sus primeros pasos señalan que habría dibujado en revista “Wikén”, firmando sólo como Mario, según afirma Jorge Montealegre en “Historia del Humor Gráfico en Chile”.

Core1 El Peneca 2071 1948

 

Durante la década del 30 la ilustración de folletines de “El Peneca” estaba a cargo de Fidelicio Atria, que firmaba simplemente como A. El pintor vería opacar su fama por la llegada del talentoso Coré, un monstruo de la ilustración, cuyos trabajos inauguraron la mejor época de la revista, dirigida por su tía Roxane. Coré será el más importante ilustrador de la revista hasta su muerte, en una carrera no exenta de problemas con Roxane.

Su seudónimo, Coré, lo toma de una historia narrada en La Biblia, y que habla de un israelita que se rebela contra Moisés y es tragado por la tierra junto a sus seguidores, en castigo por no obedecer a Dios.

EL PENECA

Coré no era un dibujante de historietas, era un ilustrador a plumilla, aguada y acuarela, que realizó las portadas de “El Peneca”, basadas en relatos publicados en la misma revista o en algunas de las series de aventuras, y que además ilustraba el relato de las cuatro paginas centrales y la contraportada de la publicación.

Core2

 

Sin embargo son sus dibujos sobre mitología, ogros, hadas, princesas y castillos, así como sobre las aventuras del clásico inglés “Herne, el cazador”, las que más se recuerdan. También están las múltiples ilustraciones de su mujer, Nora Morvan, a quién usaba habitualmente como modelo al igual que a sus tres hijos, a los que retrataba en las escenas del pesebre de navidad.

Coré trabajaba intensamente desde su casa, la que diseñó personalmente como una verdadera casa de fantasía.

Durante la década del 40 “El Peneca” se mantuvo en la cúspide de la fama. En esos años Coré presenta un trabajo con ambientación selvática, que no era historieta propiamente tal, llamada “Linda y el niño de la selva”, cuyo héroe era el niño Kendru, quién acompañado de un leopardo, ayudaba a Linda Hamilton, personaje que busca a su padre. Algunos la señalan como una inspiración del futuro Mizomba, El Intocable.

Core3

 

En esos años la Editorial Zig Zag contaba con un completo equipo de pintores, ilustradores y dibujantes, que incluso organizaron una gran exposición en 1948 de la que se publicó un catálogo en agosto de ese año, que exhibe la importancia del dibujo y la ilustración en aquella época. En la citada exposición participaron notables dibujantes como Alfredo Adduard, Enrique Alfonso (Osnofla), Lautaro Albial, Renato Andrade, Maruja Arens, Fidelicio Atria, C. Barrios, J. Bittelman, Alfredo Bustos, H. Cabrera, Beltrán Cathalifaud, Gaby Cruzat, Alcibíades Cuevas, Víctor de la Fuente, Jorge Délano (Coke), Luis Díaz Foster, Felipe Díaz Ossa, Percy Eaglehurst (Percy), R. Farías, Raúl Galindo, L. Hoffart, Elsa Koenic, Kart Lagies, Laura Lannefranque, Alberto Lungenstras, Rafael Alberto López, Orlando López, Edwin Messer, Hortensia Oherens, Antonio Olivares, Francisco Pérez, Elena Poirier, Hugo Quiroga, Mariano Rawitz, Raúl Reid, José Reyes, René Ríos (Pepo),  Luis Rogers, L. Sepúlveda, Mario Silva (Coré), Miguel Ángel Suárez, M. Toro, Octavio Vásquez, Lorenzo Villalón, Eduardo Viscarra, Arnoldo Weck y José Zúñiga Riveros.

EL OTRO CONDORITO.

Condorito: cuentos clásicos ilustrados se llamó una revista de Coré (que no se relaciona con el popular personaje de Pepo) y que concluyó a la muerte de su creador. Sus 32 números se publicaron entre agosto de 1949 y marzo de 1950, pese a la “guerra” que le impuso Roxane con una revista similar llamada «Simbad». La revista inicialmente se editó en Zig-Zag y luego en Editora Cervantes S.A.

Core5 Condoritos-1949-

 

En Condorito… se publican trabajos como “Pelusin” de Gaspar; “La guerra de los mundos” de Eduardo Viscarra; “Panchito y los gigantes” de Karelly y “Montañita”, de Fernando Daza. Sin embargo, este último autor señala no haber trabajado en la revista.

CORÉ Y LOS LIBROS

A Coré también se le recuerda por las ilustraciones del mítico “Silabario Hispanoamericano” de A. Duffoc Galdamez, cuya primera edición data de 1945 y aún se vende en nuevas ediciones, sin atisbo de agotamiento ni de falta de lectores. En su abultado trabajo para “El Peneca”, Coré realizaba adaptaciones de grandes novelas de aventuras juveniles, como “La isla del Tesoro” de Stevenson o “El Cisne Negro” de Sabatini, las que siempre fueron muy aceptadas y le permitieron ilustrar tambien sus versiones en formato de libro también editados por Zig-Zag, entre los cuales no podemos omitir las ilustraciones para “Corazón” de Edmundo de Amicís y las portadas de decenas de libros de aventuras de Salgari y otros grandes autores.

Core6

 

Editorial Zig Zag mantendrá en su catálogo “El  primer libro”, de autoría de Coré, volumen que nunca hemos visto y que es descrito como un precioso juguete que presenta estampas de objetos y animales para ayudar a la denominación de los mismos por los niños, además de las publicaciones “Flores” en la colección Mis Libritos de Pintura y “Animales” de la serie álbum para colorear.

LA MUERTE DE UNA LEYENDA

Coré murió trágicamente el 13 de marzo de 1950, a los 37 años de edad, arrojándose al paso de un tren después de una fuerte depresión. El conocido dibujante Jorcar en entrevista con el autor de esta nota, señala que Lau Fer, un dibujante judío avecindado en Chile, fue quien le presento a Coré y le ayudó a trabajar en la revista y en la agencia publicitaria Grant Advertice. Coré era un autentico maestro que le enseño la técnica de la aguada en la acuarela y que le ofreció originales de regalo, que por timidez no aceptó.  Para Jorcar, el suicido de Coré se habría debido, según le contó el ya referido Lau Fer, a que el talentoso dibujante habría descubierto una infidelidad de su mujer con un abogado, vecino del barrio. Este hecho es a su vez ratificado por el dibujante Jaime Escudero, quién agrega que poco después dicho abogado, de apellido Ortúzar, también acabaría suicidándose.

Lo cierto es que “El Peneca” se ve seriamente afectado tras la muerte de Coré en 1950, siendo muy difícil para todos asumir su suicidio silenciado tanto en la prensa como en la revista de la época. La revista ya no se publicó más los días sábado, sino los jueves.

Comienza así, la larga decadencia de una de las mejores revistas infantiles del país.

Core7

 

LOS SUCESORES DE CORÉ

Los reemplazantes de Coré estuvierona su altura pues fueron también verdaderas leyendas de la ilustración y el cómic nacional como Alfredo Adduard que comenzó a dibujar las portadas de “El Peneca”. Luego le seguirán Pepo y más tarde el gran Mario Igor. Lo mismo harán Elena Poirier, Themo Lobos, Toqui, Jano, Fidelicio Atria, Noriega, Mario Silva Morvan (hijo de Coré), Miguel Ángel Suárez, Víctor Arriagada y Nato. Jaime Escudero, por breve tiempo, también realizó algunas portadas.

La más destacada discípula de Coré fue la ilustradora Elena Poirier, Nena. La artista nació el 22 de septiembre de 1921 en Gorbea y falleció en Roma, Italia, el 28 de noviembre de 1998. Ingresó a «El Peneca» a la temprana edad de 14 años, merced a la ayuda del padre de una compañera de colegio, trabajador de Zig-Zag, quien presentó sus dibujos a Coré, que la acogió y le iría pasando, gradualmente, las paginas centrales de la publicación. Poirier, gracias a la ayuda de Coré, asistió a clases libres en la Escuela de Bellas Artes. La joven realizaba portadas y dibujos a pluma y pincel, ilustrando también series de la revista y numerosos textos.

En 1952, al recibir el Premio Ministerio de Educación por su obra, la discípula de Coré, Elena Poirier señaló: “Fue mi gran maestro, me estimuló y me ayudó… Fue el más grande ilustrador para niños que haya tenido nuestro país.”

 

 

Core4

 

468 ad

Leave a Reply