Oscar Camino y una saga mítica: Hacia Otros mundos

POR MOISÉS HASSON

El investigador y erudito chileno en Ciencia Ficción, Moisés Hasson, nos entrega un nuevo capítulo en su investigación sobre la historia de este género en la historieta chilena.
El blog del autor puede visitarse en: http://bibliotecajuntoalmar.blogspot.com/

 

NOTA: Para disfrutar mejor de las páginas, pincha sobre ellaspara verlas más grandes.

El trabajo del dibujante Oscar Camino en el mundo de la historieta de Ciencia Ficción ya lo hemos anotado en entradas anteriores. Allí señalamos que todo comenzó en 1949 con El Navío Atómico publicado en la revista Okey. La serie que hoy revisaremos es -de alguna forma- una nueva visita a esta historia. Pero antes pongamos atención a algunos números.  Esta larga serie se publicó a través de 75 ejemplares seguidos de El Peneca, durante cerca de un año y medio, en los años 1956 y 1957, totalizando un destacable total de 150 páginas.

La historia misma describe el viaje y las aventuras de un grupo de terrestres recorriendo el Sistema Solar en una nave. Comienza el año 1998 cuando la nave despega desde la estación espacial que orbita la tierra.  En su largo viaje aterrizan en la Luna, Ganímedes, en un asteroide que orbita Saturno, en Marte, Fobos y Venus, regresando el año 2001 al planeta tierra.

 

La representación y contenido de cada uno de esos lugares es aproximadamente la que uno hubiese esperado. En Marte hubo una civilización muy sabia y antigua, hoy extinta. Venus es un planeta exuberante con vegetación y animales gigantescos, y con volcanes en gran actividad.  En Ganímedes hay un mundo subterráneo con seres humanos prehistóricos y criaturas muy semejantes a los dinosaurios y, dado que la superficie está cubierta de nieve, habitan un gigantesco mar bajo la superficie.

También en el trayecto en el espacio hay eventos no muy distintos a los que uno creería que deberían formar parte de este viaje.  Un cruce de la zona de asteroides, un ser que aparece en las muestras tomadas en un asteroide que crece y pone en peligro la vida de los pasajeros, hasta que es expulsado a través de un boquete en el nave.

Ciertamente Camino recibió influencias de muchos sitios, y varios de ellos pueden rastrearse más o menos fácilmente.  Pero el gran logro fue armar una serie continua que gustó y atrapó a los lectores, en su gran mayoría menores de edad, y que formaban un grupo etáreo distinto al de los lectores de Okey y que por eso pudo prolongarse tanto tiempo.

Por otro lado, otro de sus grandes méritos está en el dibujo.  Camino, de seguro inspirado por algunos clásicos historietistas anglosajones, busco generar cuadros de amplitud y presencia panorámica, con escenarios que muestran grandes imágenes. También aquí las influencias pueden detectarse, pero el buen manejo de Camino, su búsqueda de los escenarios épicos y un adecuado manejo de personajes, permiten que esta serie tenga hasta hoy un gran sentido de la aventura y sea una de las muy pocas sagas nacionales, en el mundo de la ciencia-ficción, que pueden registrarse.

En lo referente al manejo de diálogos, aún Camino muestra que le cuesta adaptarse al esquema de diálogos con globos y para desde allí contar la historia. Sigue muy enfocado en la narración, y por ello casi todos los cuadros exhiben  textos al pie de la imagen, y solo en ocasiones se involucra en diálogos entre los viajeros. Sigue siendo el trabajo de Camino una novela en el sentido de una historia narrada en tercera persona.

La serie es heredera directa de los relatos de viaje que por siglos han acompañado a la humanidad, y probablemente por eso ya han demostrado su cercanía y apego.

 

Fácilmente podemos ponernos en el lugar de Jason, quién, con sus argonautas, desafía al mar y sus criaturas en un viaje de búsqueda, cuyo resultado final es menos trascendente que el viaje. Así también, al estilo del héroe épico, Camino nos lleva en una nave espacial por mundos distintos con peligros diversos que siempre son, afortunadamente, superados.

CRONOLOGÍA DE LA SERIE:

Despegue desde la Tierra a estación espacial y desde allí a la luna. Es el futuro: 1998. Alunizaje. Descubrimiento de la nave y los dos pasajeros de un primer intento, al parecer solitario de 1965, de viaje a la Luna.  Rescate y “entierro” de los cuerpos.

Viaje a Marte, choque con aerolitos.  Aterrizaje en el nevado Ganímedes para reparar el averiado motor.  Ethel se accidenta al caer en una grieta.  Mas tarde un par de tripulantes es capturado por humanoides que parecen trogloditas. Los llevan a una caverna interior. Allí los humanos, usando sus poderosas armas, salvan a la tribu del ataque de un monstruo. Llegan a un vasto mar interior, en una caverna con gigantescos animales parecidos a los dinosaurios y una gigantesca y pletórica vegetación. (Numero 2476)

La tripulación se reúne en pleno y enfila a Saturno. Alday envía reporte con aventura anterior. Fotos de la aventura son reveladas en el navío.“Aterrizan” en roca-asteroide de Saturno y enfilan a Marte. Observan, toman muestras y continúan viaje. Desde una de las muestras surge un extraño ser que crece a cada minuto absorbiendo humedad.  Logra atrapar y dar muerte a un tripulante, la primera víctima del viaje. Con atrevida maniobra logran expulsarlo de la nave al espacio, exterminándolo allí con sus armas.

Al llegar a Marte no logran controlar la nave, estrellándose. Sin embargo, la sorpresa es mayúscula al recibir la visita de un grupo de “platillos voladores” (platívolos) Llegan a Tandor  y un grupo de robots los reciben y saludan “en nombre de los antiguos”.

Visitan las ruinas de una ciudad, y descubren una zona cercana con mucha vegetación. Todo se aclara al descubrir que el origen de esto es un trabajo gigantesco de los marcianos que captaban los escasos recursos y los concentraban.  Visitan la ultima ciudad marciana. Luego de un largo viaje en diversos medios de transporte, llegan a una ciudad subterránea, operativa pero sin moradores. Visitan las ruinas, observan un inmenso mundo acuático, con seres humanoides flotando allí y viviendo en una ciudad submarina.

Luego son llevados  a un salón donde escucharan un mensaje conservado en una cinta del “gran marciano”. Éste resulta tener un aspecto muy semejante al humano (Solo sus orejas puntiagudas, al estilo Spock, muestran una diferencia).

La cinta cuenta la historia de la civilización marciana, que en realidad viene de otro planeta del Sistema Solar que desapareció destruido por la gravedad de Júpiter (Planeta reducido ahora a un anillo de asteroides). Y de cómo buscaron un planeta donde establecerse, descartando la Tierra dado que tenía vida propia que engendraría una civilización (la nuestra).  Se establecen en Marte, construyen ciudades, canales, etc., pero deben marcharse por la creciente desaparición de recursos naturales: oxígeno, agua. Emigran así a otro sistema solar lejano.

Terminan las reparaciones de la nave, hechas por los robots.  Éstos agregan un nuevo motor atómico.  Los robots llevan a los terrestres para que puedan tomar “obsequios” de la tecnología marciana.  El  robot encargado se suma a los viajeros para ir a la Tierra.

En Enero de 2001 retoman el viaje de vuelta a lnuestro planeta. No sin antes  pasan a “visitar” Fobos, que es presentado como un pequeñoasteroide . Toman fotos de Marte y siguen viaje.

Lo curioso es que aquí, el autor dedica dos páginas, es decir un espisodio completo, para resumir completamente lo que ha pasado hasta este momento.

El el siguiente episodio la aventura recomienza. Al poco avanzar un aerolito metálico pone en aprietos a la nave, dejando inutilizados el motor y al robot. La nave está en peligro. Logran salvar únicamente por el sacrificio de uno de ellos que se acerca al asteroide y lo hace explotar , muriendo en el heróico acto.

Liberados del problema, pero desvíados de su curso “visitan” Venus,“aterrizando”en el mar. Son capturados por un extra-gigantesco pulpo marino, un kraken. Logran liberarse y recorren la tierra prehistórica y exhuberante de Venus, con gigantescos animales, plantas y alta actividad volcánica que los obliga a huir rápidamente. En el convulsionado escape el robot marciano cae, perdiéndose en Venus. Finalmente y en tan solo TRES viñetas, llegan finalmente a la Tierra.

Última entrega de la serie: El Peneca 2533 – 27 junio 1957

Se pueden leer en la serie trazas de temas y tratamientos clásicos de la CF como el mundo interior con sus animales y vida prehistórica como en los clásicos de Verne. El monstruo del areolito, que crece con la humedad, está presente en el film “La Masa” (The Blob).  La antigua civilización  marciana puede verse en innumerables obras de CF, siendo ya un tópico característico del género.

Si quieres saber más sobre la obra de Oscar Camino puedes visitar un artículo anterior de Mauricio García  AQUÍ, y otro de Moisés Hasson sobre el trabajo del dibujante en la revista Okey, en este otro link



468 ad

2 Responsesto “Oscar Camino y una saga mítica: Hacia Otros mundos”

  1. Ailin dice:

    Hola, me gustó mucho el artículo. Me gustaría saber si hay algún lugar donde pueda obtener algún comic completo o algún registro del trabajo de mi bisabuelo

    Saludos

  2. Carlos Reyes dice:

    Hola:

    No hay ninguna publicación actual donde encontrar ese material. Sólo en las publicaciones de la época que son muy escasas.

    Estamos justamente en campaña de encontrar material de él. Si todos quienes admiramos su trabajo sumamos fuerzas, podremos encontrar sus historietas.

    Si tenemos noticias te avisaremos.

    Si puedes y quieres, envíanos un mail en nuestro link de “Contacto” que puedes encontrar en la cabecera de nuestro sitio.

    Saludos

    Carlos Reyes G.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: