Themo Lobos: Pionero de la historieta de CF‏

 POR MOISÉS HASSÓN

El investigador y erudito chileno en Ciencia Ficción, Moisés Hasson, nos entrega un nuevo capítulo en su investigación sobre la historia de este género en la historieta chilena.
El blog del autor puede visitarse en: http://bibliotecajuntoalmar.blogspot.com/

 

Michote y Pericón, o el Gato y el ratón, fue una serie desarrollada por el guionista y dibujante Themo Lobos en las paginas de la revista El Peneca a contar del ejemplar 2447 de Noviembre de 1955. En esta historieta, Themo Lobos se paseó por los temas y tramas que luego, años después, también veríamos en aventuras de Mampato con Ogú y sus amigos.

 

Los protagonistas, buscando un tesoro, llegan a una isla, que posee un mundo prehistórico: conviven dinosaurios con flora prehistórica y proto-hombres. Al igual que la pareja Mampato-Ogú, uno de ellos, Pericón, es muy inteligente, mientras que Michote sirve de complemento para crear las diversas anécdotas que van salpicando la narración.

 


En la siguiente aventura Michote y Pericón viajan a la Arabia de las Mil y una noches. Nuevamente se prueba el paralelo entre esta pareja y las futuras aventuras de Mampato. Las alfombras voladoras, así como el mago Bromisnar y su tío Visir, junto con su gorro, son piezas calcadas en ambas historias.

 

Página de Mampato que revisita a Michote y Pericón.

 

Finalmente, la tercera historia ocurre en África junto a un cazador que busca detener a los asesinos de elefantes por su codiciado marfil. Una muestra muy clara de la madurez de Themo Lobos quién desde muy joven es capaz de manejar los protocolos del buen comic. A poco andar, Themo Lobos crea, en el año 1956, un nuevo personaje, Sapolín el niño rana, el que también ve la luz en la misma revista El Peneca, compartiendo ejemplares durante el año 1956. Sapolín también tiene un personaje complementario -su perro- quien se zambulle con él.
En toda su historia Sapolín ocupó las páginas centrales de la revista, dado que Themo dibujó las 2 páginas de la historieta como si fuesen una sola, y no dos como era habitual en la publicación, lo que exige que las páginas de la historieta sean leídas completamente extendidas.

 

En las dos primeras series cortas de este personaje, las historias atraviesan por los tópicos más bien normales, y no se escapan de lo habitual en el este tipo de obras. Pero en la tercera historia, Ondina, comienza acercarse a tópicos más fantásticos con sirenas y otros habitantes marinos, para alcanzar su clímax en la siguiente y última aventura que transcurre en una Atlántida que reside en el fondo del mar, con variados personajes, siluros y demases que –nuevamente- nos recuerdan una posterior historieta de Mampato –junto con Xse- en el planeta de Mong.

Así las cosas, en un momento dado, El Peneca, publicaba tres historietas de ciencia-ficción en sus páginas y todas ellas de creadores chilenos, dado que los dos trabajos de Themo Lobos, se sumaban la larga saga de Oscar Camino Hacia Otros Mundos (que exploraremos en una futura entrada) Lo que resulta muy curioso en ambas historietas de Themo Lobos, es que las dos concluyen en el mismo número, el 2531 de Junio de 1957. Mientras que, el trabajo de Oscar Camino concluye (algo abruptamente, según me parece) tan solo dos ejemplares después (En el 2533).

Algo acontece en esos días con El Peneca, y la producción local casi desapareció de sus páginas. Hoy nos queda el vivo recuerdo del trabajo de Themo Lobos que con tan solo 25 años de edad, demostró su talento innanto en la creación de historias y personajes que serían nuevamente éxitosos, 20 años después en la revista Mampato.

468 ad

One Responseto “Themo Lobos: Pionero de la historieta de CF‏”

  1. Estos ilustradores y educadores al mismo tiempo nos han dejado marcados de por vida, Themo con sus comics inimitables que al mismo tiempo impartían cultura en las páginas de Mampato y Cucalón y además Oscar Camino entre los muchos excelentes dibujantes que han hecho historia con su pluma y pincel. Vicar es otro grande en el comic chileno y por ahí se menciona a Oesterheld y su “Eternauta”, imposible nombrarlos a todos, mucho les debemos.

Leave a Reply