A TODO “CARBONCITO”

Por Carlos Reyes G.

Los hermanos Renso y Amadeo Gonzales son los responsables del fanzine peruano Carboncito que tiene una larga vida en el under del país hermano y cuya edición número 14 está a punto de ver la luz. Hoy la publicación ha crecido y el equipo editor lo conforman Renso Gonzales en la dirección; Amadeo Gonzales en producción y edición y María Teresa Cánepa en diseño y diagramación. La calidad indiscutida de su trabajo editorial y la persistencia de la publicación, nacida en el 2001, nos dieron el pretexto necesario para propiciar esta conversación largo tiempo pospuesta y obtener de primera fuente, y de una vez por todas, algunos comentarios de labios del propio Renso, quien aceptó gustoso hacer un alto en sus actividades para charlar brevemente sobre el buen momento de la nueva historieta peruana.

Renso Gonzales, director del fanzine peruano ” Carboncito”.

Renso, en su calidad de dibujante y editor de Carboncito parte aclarándonos el tema del nombre: “El nombre de Carboncito- dice-  viene del lápiz carbón, de la herramienta con la que dibujamos. Fue el tercer nombre que mi hermano Amadeo Gonzales y yo votamos en ponerle a la revista, ahora no recuerdo cuales fueron los otros anteriores pero queríamos que tuviese un nombre que pegase, que fuese breve y directo”

Rápidamente sin necesidad de preguntar más, Renso nos revela el origen del fanzine que se incia: “Desde finales del mes de mayo hasta mediados del mes de Junio del 2001, tiempo que nos tardamos en sacar el primer número. Muchos fanzines tenían la costumbre siempre de mandarse con el número cero. Comenzó como un proyecto personal de publicar nuestras historietas, las mías y de Amadeo, editor y productor de la revista de manera sencilla. El primer número eran dos hojas en formato A4, que al doblarlas por la mitad, ya tenías un fanzine de 8 páginas. La publicación era hecha a mano, y algunas notas en máquina de escribir y recurriendo inclusive al collage. En pocas palabras, una forma muy antigua, por así decirlo, como los primeros fanzines que salieron a comienzos de los 80s aquí en el Perú. Aprendí de otros fanzines que encontré en una librería de la Universidad Mayor de San Marcos cuando estudié una carrera corta de diseño gráfico allá en los 90s y en la cuadra dos del Jirón Quilca en el Centro de Lima, en donde íbamos a comprar cassetes, cómics, libros de narrativa urbana y a ver conciertos de rock en vivo”.

De Carboncito 1 los hermanos Gonzales editaron sólo 50 ejemplares que distribuyeron en algunos stands de libros en Quilca y en los conciertos a los que ambos asistían regularmente. Mas tarde, algunos de sus amigos, cercanos a la música y al comic empezaron a difundirlo, fotocopiándolo y distribuyéndolo en otros lugares de la ciudad.

“Para el segundo número – revela Renso- participó Christian Rosado, un amigo del colegio y cercano de donde vivimos. Colaboraba con nosotros en el diseño editorial del fanzine, también con las ilustraciones de la portada y cómics. (Ver Carboncito 2, 3, 5 y 8 ) El Carboncito 2, justo coincidió con el primer encuentro de Historietistas y Fanzines. No había muchos fanzines de cómics por Lima y uno de los que recuerdo es el Crash Boom Zap (97-2000) de Cherman, uno de los organizadores de este evento en el Centro Cultural de España y uno de los primeros difusores de nuestra revista, como lo hizo aquella vez. Recuerdo que en ese tiempo estaban de invitados los dibujantes del Lápiz Japonés (Argentina). También fue importante conocer en persona a Juan Acevedo, Julio Polar, Andrea Lértora, Aurelio de la Guerra, Manuel Gómez Burns, Markus y a uno de los nuevos historietistas-colaboradores que sigue hasta el día de hoy: David Galliquio”.

 

Ilustración de Renso Gonzáles para su fanzine:  “Bienvenidos a la Ilustración desconocida”

 

EL CARBONCITO QUE PRENDE.

Cerrando el primer año de vida los hermanos Gonzales editan el número 3 con trabajos de Galliquio al tiempo que suman a nuevos autores, fotos de exposiciones y reseñas de fanzines de cómic y de arte gráfico.

“Ya para el 2003 – sigue recordando Renso-  decidimos sacar Carboncito a impresión con papel bond y la cubierta en couché mate y con un tiraje de 500 ejemplares, distribuyéndolos en los principales conciertos de rock, concursos de historietas, colegios, institutos y universidades. Para ese entonces estábamos en el número 5 y se sumaron más colaboradores que eran dibujantes de historieta de los 90s. A mucho de ellos no le gustaban nuestros trabajos iniciales, pero terminaron publicando sus cómics para nuestra revista. Para el número ocho la revista contó con historietistas de provincias y colaboradores del extranjero: uno de los primeros fue Álvaro Vélez “Truchafrita” de Medellín (Colombia), iniciando así un intercambio cultural de cómic contemporáneo. Han sido más de 58 colaboradores que han participado hasta el día de hoy en Carboncito. La revista ha mantenido unido el trabajo de historietistas de diferentes generaciones. Dibujantes nacionales de los años 70, 80, 90 y el nuevo milenio y autores de comic de países como: Colombia, Chile, Argentina, Bolivia, España y Alemania. Actualmente cumplimos 10 años en el medio editorial y estamos preparando Carboncito 14, con nuevos participantes y con un tiraje de más de 1000 ejemplares.

¿Cuál es el espíritu que anima carboncito?

– Es una lucha constante lo que nos anima a sacar Carboncito. Al inicio había pocos espacios para poder ser editados en otros medios. Ahora lo que nos motiva más son las publicaciones nuevas de comic y diseño de amigos locales y del exterior.

– ¿Sientes que la percepción sobre la narrativa grafica ha cambiado en el Perú?

– Sí, ahora hay más apreciación en estos últimos 6 años. No sé con exactitud si es mayor, pero hay mucha gente interesada en el comic, sobre todo en el género de la novela gráfica, pues actualmente recibo sugerencias de clientes y amistades que visitan la librería en la que trabajo.

– ¿Cuál es la nueva propuesta de la narrativa gráfica peruana? ¿Se puede hablar de una renovación estética?

– Podría decirte ahora que la nueva propuesta peruana es prácticamente contar historias a partir de lo autobiográfico, historias imaginarias en algunos casos y de corte urbano contemporáneo, también está la forma en la que presentan los autores de comic su publicación a la que agregan como un valor añadido el diseño gráfico y la ilustración. Lo último que he visto de comic aquí y que me ha llamado la atención es Inplanet Stereo de Iván Rengifo, un comic con lentes 3D, CD de música y pines. Los fanzines de comic ahora son impresos y vienen con stickers, pines y arte postal, como Carboncito, La Mosca, Animalitos, etc.

Una página de una historieta de renso publicada en Carboncito 12.

 

LOS NUEVOS AUTORES DEL PERÚ

–  Rodrigo La Hoz, Jesús Cossio, Jorge Pérez Ruibal son algunos de los distintos autores que han comenzado a sonar fuerte fuera del Perú con sus trabajos ¿Qué tienen en común estos autores tan diversos?

– Me sorprendió hace poco la aparición de los trabajos de Rodrigo La Hoz con su fanzine Borde que hace un par de años encontré en Contracultura, y con el que pude tener luego un contacto para que participara en la revista. He visto también Islas, su novela gráfica ganadora de un concurso, en donde produjo una renovación  estética. Es una de las primeras novelas gráficas que se hace en el Perú. En el 2004 conocí a Jorge Perez-Ruibal, al igual que Rodrigo, encontré su zine en la misma librería y lo convoqué para la revista. Luego de su primer Trulopolis, empezó a “sonar mucho” su trabajo, y un día me enteré que estaba participando como invitado en los primeros festivales de Historietas en La Paz: “Viñetas con Altura”. Actualmente ellos dos se dedican a trabajar como ilustradores y también colaboran en publicaciones locales, portadas de discos y presentando exposiciones de comic y dibujo. Jesús Cossio empieza más o menos a mediados de los 90s, realizando historietas de corte crítico en fanzines, y luego historietas de temática libre con un estilo underground, hasta llegar a trabajar historietas de tema documental como Rupay y Barbarie. También trabaja para la editorial Contracultura Siempre he asociado a estos tres autores por la forma muy personal de escribir sus historias, son grandes amigos y han sido editados por la misma editorial. Tengo entendido que sus publicaciones en formato de libro están siendo distribuidos en Ferias de Libros y Festivales de Historieta en EE. UU., España, Colombia, Argentina, Chile y Bolivia.

– A propósito de eso… ¿Eres optimista respecto del futuro editorial en tu país o sientes que aún no es auspicioso?

– Sí, soy optimista, pero hay pocas editoriales que proponen por ahora publicar historieta. Soy más de la idea que el historietista tiene que producir y distribuir su propia publicación y de esa forma llegar a muchos lugares con su trabajo.

– Tu propio trabajo linda con una historieta a ratos íntima, a la vez que urbana y con un dibujo preciosista y muy suelto… ¿reconoces alguna influencia gravitante?

– Bueno me gusta mucho la historieta y sobre todo el dibujo que inspire nostalgia al lector y también las películas y documentales de ambiente urbano. En comic, últimamente me he pegado con el trabajo de Eddie Campbell, David Machuzelli, Daniel Clowes, Spiegelman, José Muñoz y los últimos colaboradores de Carboncito. Me agrada mucho el trabajo de Raymond Pettibon y todos los que saben utilizar el blanco y negro en sus obras.

– ¿Cuando podremos disfrutar de un volumen que recopile tu propio trabajo?

– Espero poder concretar con mi proyecto de sacar en publicación:“Luchar o Morir”.Una muestra de 40 ilustraciones en tinta china que hice en Abril de este año, ahora en este instante estoy trabajando otra exposición de ilustraciones llamada “Previ City”, imágenes del distrito donde vivo y preparando la última edición de Carboncito 14.

– Tú has tenido la oportunidad de viajar a varios festivales latinoamericanos ¿Crees que esos eventos han propiciado esta suerte de explosión sudamericana de narrativa gráfica?   ¿Que tan importante es estar conectados entre nosotros?

– Estuve en dos festivales como Viñetas en Altura (Bolivia) y Viñetas Sueltas (Argentina), y ahora para sePtiembre se viene el 2do Festival Entreviñetas en Antioquia (Colombia). Sirven porque podemos difundir las publicaciones que realizamos y conocer a los principales autores y sus obras. Es importante estar enterado siempre de las novedades editoriales grandes y pequeñas de cómic en cada país.

Más información en: http://carboncito.blogspot.com/

468 ad

Leave a Reply