TORIBIO EL NAUFRAGO

 

POR MAURICIO GARCÍA

La revista «Pobre Diablo», de corte humorístico picaresco, surgió en los años 40.Su staff era casi el mismo de «Topaze».Pepo era el director y encargado de dibujar las portadas y contraportadas que habitualmente eran ocupadas por bellas chicas.

Es en esta revista en la que nació el personaje de «Toribio, el náufrago». A lo largo del tiempo, el personaje fue realizado por diversos dibujantes, pero para el periodista José Pérez Cartes fue Pepo, quien le habría dado su fisonomía original.

Nota sobre Nato y Toribio publicada en la revista «Nueva Aurora» Nº 5 del Colegio de Periodistas.

Los dibujantes más conocidos que siguieron haciendo la serie fueron Pekén, más tarde Mono y finalmente su dibujante definitivo: Renato Andrade, Nato, con quien se lo identificaría definitivamente. Sin embargo, en el Nº1 de la revista Pobre Diablo, el dibujo pertenece a Alhué.

«Toribio el naufrago» es un personaje solitario que vive en una isla pequeña, adornada con una única palmera, razón por la que las situaciones humorísticas son difíciles de crear, lo que ayudó a que Toribio alcanzara altos grados de un humor absurdo y surreal. La serie no se mantiene por mucho en sau revista original, pero renacerá en otras publicaciones como «El Pingüino» y «Can Can» en la década del sesenta y en «Risas» en los años setenta, amén publicaciones en diversos diarios, siendo la encarnación del desparecido dibujante Nato, una de las más recordadas.

Al respecto el propio Nato dijo en una entrevista a Ergocomics:«Ese personaje no lo creé yo. Por ahí entre medio de todo lo que le estoy contando, apareció la revista de chistes picarescos, «Pobre Diablo», que era combatida por las mamás y por la iglesia católica. A «Toribio, el Náufrago» lo crearon los directores de la revista y se lo dieron a un dibujante llamado Pequén. Él lo hizo como un mes y se aburrió. Se lo llevaron a otro dibujante, «El Mono Tejeda» que era muy bohemio. Lo dibujó un tiempo y un día se pegó una falla y, entonces, el director, don Daniel Sanhueza, me lo dio a mí. Lo dibujé tanto tiempo en «Pobre Diablo» y en «Pingüino» que, a la larga, todo el mundo pensó que era mío.

La entrevista completa a Nato puede ser leída AQUÍ

468 ad

Leave a Reply