Sáenz Valiente

"HAY QUE TENER EL CULO INQUIETO"

Sáenz Valiente

Lo atractivo del alto y enjuto Juan Sáenz Valiente, es que está loco como yo y que además, nada en su pinta ni en su ego, indica el tremendo dibujante que es. Su casa, parte de un buenos aires antiguo, se sitúa al final de un largo pasillo y se abre con una de esas maravillosas, pero engorrosamente grandes, llaves que se usaban antaño. Ya en el interior te asalta su colección de discos, libros, films de animación e historietas. Sobre una pared puede verse una gran foto de él mismo en pleno acto psicomágico que le fuera sugerido por el propio Jodorowsky y que Sáenz Valiente se encargó de seguir al dedillo. Y finalmente, al centro de una gran mesa, siempre atiborrada de cosas, su computador.

Sáenz valiente es un tipo alegre, un niño travieso y además es el único dibujante que conozco que se ha disfrazado de pollo y que es capaz de dar una voltereta en el aire hacia atrás, varias veces seguidas, sin que ello le haya traído ninguna consecuencia grave para su integridad física. O bueno, si lo miramos desde otra perspectiva, tal vez esta práctica reiterada ya le haya atrofiado el cerebro y qué bueno que haya sido así, pues de otro modo no tendríamos su frescura ni su afiebrada mente al servicio de la historieta latinoamericana. Es colaborador de la revista internacional SudameryK! Y parte del staff de la nueva Fierro, en donde su impresionante trabajo lo sitúa como uno de los más interesantes autores del otro lado de la cordillera.

Sáenz Valiente ha sido ganador de innumerables premios, entre los que, anecdóticamente, se incluye el galardón obtenido por un dibujo suyo para una portada de un disco de Memphis La Blusera en el 2002. También fue nominado al mejor dibujante joven en Angoulême por su ópera prima "Sarna", con guión de Carlos Trillo.

Fan acérrimo de David Bowie (como yo, lo que lo convierte inmediatamente en un ser humano notable) y de nuestro compatriota Alejandro Jodorowsky (les dije que estaba loco) me recibió en su casa durante casi una semana. Un día, mientras éramos acosados por los gritos y las performances de varios de sus amigos, nos detuvimos a charlar al calor de un té con galletas, sí, como Alicia en el país de las maravillas.

Ergocomics: ¿Cómo fue que llegaste a trabajar con Carlos Trillo en Sarna?

Juan Sáenz Valiente: Primero fui a Angoulême. Ahí encontré a una editora de Albin Michel y ella me ofreció trabajar con Trillo.

E: ¡Tuviste que ir a Francia para trabajar con Trillo acá!

J.S.V.: Cuando volví a Buenos Aires él estaba de viaje y me llamó.

E: Tengo la sensación de que Trillo es alguien a quién le gusta trabajar con gente joven

J.S.V.: Lo que tiene piola además es que se adapta a lo que hace cada dibujante.

E: ¿Hace un guión a medida, conversaron juntos el guión?

J.S.V.: Sí, sí. Yo no opiné mucho pero lo podría haber hecho. Él está muy atento para ver lo que pasa en el mercado?

E: ¿Ese fue tu primer trabajo profesional?

J.S.V.: Sí, empezamos el 2003 y terminamos en el 2004.

E: ¿Después de Sarna qué pasó contigo?

J.S.V.: Justó ahí fue que se enfermó mi viejo y lo tuve que ayudar a terminar su libro, un manual de animación, de más de 600 páginas. Principalmente era que faltaba hacer un montón de ilustraciones y me encargué de eso. El 2005 y la mitad del 2006 me dediqué a eso.

EL HIPNOTIZADOR DE FIERRO

E: ¿Y qué pasó con Fierro?

J.S.V.: Me enteré de repente que iba a salir la Fierro, sobre el pucho, sobre la hora, y fui a página 12 a llevar las cosas a Juan Sasturain y ahí él me enganchó con Pablo de Santis. "Tengo un guión de Santis ¿Lo querés hacer?" Y dije bueno, está bien. Leí el guión, me gustó. La dupla funcionaba bien, así que nos propusieron empezar con una serie.

E: El Hipnotizador. Yo te conozco hace un rato pero cuando veo tus dibujos me parecen de alguien muy distinto a ti? como de un hombre más viejo, por tu estilo, por tu oficio. Tú tienes 27?



J.S.V.: 26.

E.: ¿Siempre dibujaste así?

J.S.V.: No, lo que pasa es que Sarna lo hice sin entintado. Ahora me estoy cansando, quiero hacer otra cosa más? no sé si me va a salir

E.: ¿Qué quieres hacer?

J.S.V.: Ahora una historieta de aventuras y con un dibujo quizás no tan elaborado, más a lo Tin Tín si se quiere. Más simple.

E: Tu dibujo es muy expresivo?

J.S.V.: Sí, puede ser. Ojala que sí

E: ¿Buscas eso? Porque hay una mezcla a medio camino entre la caricatura y lo realista, un lugar intermedio?

J.S.V.: Busco como que las proporciones sean medio caricaturescas, pero no por eso quitar complejidad. Muchas veces me gusta también que haya contrastes. Que no coincida el físico con la personalidad del personaje?

E: Esas historietas breves que aparecieron en la SudaMeryK! ¿Habían sido publicadas antes?

J.S.V.: No, las hice especialmente. Ahora creo que algunas van a salir reeditadas en un libro de Domus.

E: Una cosa que me llama la atención en tu dibujo es el "preciosismo" para dibujar la ciudad, los edificios, como si fuese la mano de un arquitecto?

J.S.V.: Mi mamá es arquitecto, puede ser. Algunos edificios son inventados pero son basados en documentación precisa. En la historieta que estoy haciendo ahora, el estilo me exige que sea fiel a la documentación, que los fondos sean realistas y saco fotos y un montón de cosas. Obviamente cambio algunas cosas. Hay edificios que los hago sacando un balcón de este edificio, la puerta de éste otro?

E: Te comentaba sobre una historieta tuya que me gustó mucho por que sentía una fuerte carga autobiográfica. Es ésa que hiciste sobre la casa de tu papá. Es una historia pequeñita?

J.S.V.: Sí, quería hacer algo medio autobiográfico?

E: ¿Era cierto todo lo que pasaba ahí?

J.S.V.: Sí, quizás le alteré una que otra cosa, quizás las cosas de la terraza no las encontré todas el mismo día, pero fueron cosas que fui encontrando. Fue una cosa bastante real, está un poco adornado?

E: ¿Estudiaste dibujo?



J.S.V.: No, no? lo que pasa es que mi papá era dibujante, fotógrafo, cineasta? hizo de todo. Fue como mi profesor y papá de toda la vida. Intenté estudiar, pero duré tres semanas. Terminé el secundario y quise empezar la facultad de cine pero no pude?

E: ¿Y por qué, qué pasó?

J.S.V.: Acá si uno quiere hacer cine en la escuela estatal, cine depende de arquitectura, entonces hay que ir a un previo de arquitectura. A un primer año que es una mezcla, una introducción común para ambos. Es un año tirado a la basura.

E: Y te hartaste

J.S.V.: Duré tres semanas y no fui. Es una especie de filtro que se hace acá, no sé para qué. Después estuve de oyente en algunas clases de cine.

"JODOROWSKY ME VOLÓ LA CABEZA"

E: Tienes muchas historietas en tu biblioteca?

J.S.V.: No busco coleccionar historieta por historieta, sino cosas puntuales



E: ¿Qué es lo que más te gusta?

J.S.V.: Lo que me encanta, que no es de historieta, es un director de cine: Michel Gondry. Me encanta eso de no repetir y de buscar cosas nuevas y raras. Estaría bueno tener siempre ese espíritu, digo yo. Tener el culo inquieto y no quedarse en una fórmula que funciona y siempre probar algo nuevo. En historietas me gusta mucho el francés De Crecy, Carlos Nine de acá, Muñoz? y de los nuevos me gusta mucho Lucas Nine, Minaverri, Lucas Varela, Pablo Tunica. ¿Breccia lo dije? Bueno, Breccia. Y también el francés Blutch.

E: Tienes muchos libros de Jodorowsky e hiciste unas ilustraciones sobre algunos de sus cuentos que se publicaron en la revista Crash de Bolivia ¿Qué te gusta de él?

J.S.V.: Me voló la cabeza. Me encantó. Lo leí primero en El Corazón Coronado que hizo con Moebius, pero no la entendí la verdad, la leí, pero no la entendí. Y me las compré porque me gustaba Moebius. Y después una amiga me empezó hablar de lo que decía Jodorowsky y me encantó. Recién ahí leí sus libros y me partieron la cabeza. Volví a leer las historietas entendiendo más el mambo del tipo. Y me volví fanático.

E: ¿Lo conoces?

J.S.V.: Sí por suerte. Vino acá a dar una charla y me volví loco y fui a buscarlo al hotel. Yo le hice unos dibujos para regalárselos. Cuando vino yo dije: "Yo quiero conocerlo, pero más que conocerlo, quiero que él me conozca a mí". A mi me pasa eso cuando admiro a alguien, quiero que el otro sepa quién soy yo. Si no, me siento mal, sin que haya intercambio. Se los regalé y ahí nos quedamos en contacto, muy buena onda. Después lo fui a ver a Francia y me contactó con el hijo, Brontis, para hacer una historieta. Y estamos en eso ahora. Tenemos once páginas dibujadas. Son como 100 páginas el libro.

LAS EDITORIALES INDEPENDIENTES

E: ¿Cómo ves el fenómeno argentino de que haya nuevas editoriales independientes produciendo revistas de calidad? Thalos, Domus, ExaBrupto ¿Es cierto que está pasando algo?

J.S.V.: Yo no tengo mucha experiencia, pero lo que noto es que a diferencia de hace 10 años, cambió todo?Yo hoy hago una historieta y tengo donde publicarla. Algo que hace cinco años no pasaba. Estaba todo absolutamente muerto.

E: ¿A qué crees que se debe?



J.S.V.: Un tema de olas, de que va y viene la cosa. No sé, pero ahora es un muy buen momento. Se está empezando a dar. Todavía no es algo que sea pago profesionalmente, pero ya es una evolución que hoy en día esté lleno de editoriales? no sé que pasa, está buenísimo. Aparecieron todas así y además de buena calidad.

E: Y no sólo se reeditan cosas de Breccia o Muñoz, sino que a mucha gente joven que está haciendo cosas muy interesantes.



J.S.V.:
Lo que fue difícil es que estuvo todo muy trabado en los 90. Estuvo todo absolutamente muerto, excepto por los fanzines, no había trabajo y ahora recién empezó a haber gente nueva, pero creo que hay un bache grande ahí. Toda una generación que se quedó sin dibujar historieta.

E: ¿El regreso de Fierro habrá ayudado en algo?

J.S.V.: Hay por fin de vuelta una revista masiva, barata y de historietas en los quioscos. Sale con un diario, como que es algo importante. Ahora, no estoy de acuerdo en como están llevando la Fierro, no estoy de acuerdo con todo lo que sale.

E: Nadie puede.

J.S.V.: Una cosa es que no guste y otra es que esté mal hecho. Creo que hay muchas cosas que están mal hechas. Pero es muy importante que esté. Esperemos que con esto haya mucha más gente que va a empezar a hacer historietas y que va a ayudar a que resurja la cosa.

INDI – TIN TIN Y BOND=NORTON

E: ¿Cómo es tu proceso para dibujar?

J.S.V.: Soy lento para dibujar. Una pagina la entrego entre media y una semana o de repente en más. Y como la tengo que mostrar al guionista para ver si le parece bien, tengo que hacer un mínimo boceto para que se entienda lo que quiero hacer. Es un boceto más o menos elaborado. Lo que voy haciendo de a poco es reemplazar los layout de cada uno de los personajes por un dibujo definitivo. Dibujo a mano y escaneo y lo reemplazo en la computadora. Y después, cuando están todos los dibujos hechos, entinto todo en la compu digitalmente, lo imprimo, lo pinto a mano?



E: ¿De nuevo? ¿Por qué, para lograr algo?



J.S.V.: En el compu entinto, delineo. Eso después lo imprimo, lo vuelvo a escanear y lo termino de pintar en la compu. Tardaría más haciéndolo sólo en la compu. Al tener la textura orgánica de la acuarela y el pincel, gana mucho. Ya con eso no hace falta elaborarlo mucho en la compu porque ya tiene textura, si tuviese que darle complejidad en la compu, tardaría mucho más. Es más fácil hacer ese quilombo de entrar y salir de la computadora. He pintado 8 páginas en dos días, es rápido para mí. Lo que más tarda es el dibujo y el entintado.



E: ¿Qué quieres hacer ahora en el futuro inmediato?

J.S.V.: Estoy haciendo el guión para una historieta nueva de aventuras? quiero que me salga bien. Empieza en Montevideo y quiero que sea muy clásico, que vayan a mundos desconocidos, a islas, que hayan robots gigantes que invadan ciudades, que haya monstruos en el mar. Que haya remolinos?

E: Aventuras decimonónicas… Julio Verne, Salgari

J.S.V.: Sí, que sea bien entretenida, que no sea de conversaciones así filosóficas, que sea de aventura pura?



E: Como Indiana Jones

J.S.V.: Indiana Jones, Tin Tin y James Bond

E: ¿Y como se va a llamar?

J.S.V.: Norton. Como es en Uruguay, los uruguayos siempre tienen nombres raros así?Washington, Norton, Wilson?suena como superheroe (Risas)

468 ad

Leave a Reply