Don Fausto

Historia de una publicación

Don Fausto

EL ORIGEN

En los diarios chilenos de principios del siglo XX no se publicaban historietas con personajes fijos, hasta 1922, año en que "El Mercurio" presenta la primera tira propiamente tal: "Amenidades del diario vivir", con el popular Don Fausto como protagonista, serie norteamericana de Geo Mc Manus. Según Manuel Gandarillas, en revista "En Viaje" N° 447, pagina 15, corresponde a don Agustín Edwards haber introducido esta nota risueña, alegre y festiva en la prensa seria y en un diario tan grave y doctoral. El encargo de adaptar el personaje a la mentalidad y gustos de Chile le correspondió al periodista Lautaro Barahona, el que por más de 30 años realizó esta labor. El nombre de "Don Fausto" se debe a Barahona, quien se basó en una joven liceana de esos años, futura doctora, llamada Faustina Casarino.

Mucho después las adaptaciones de la tira cómica las haría don Guillermo Pérez de Arce, quién llegaría a ser Presidente del Senado.

LOS MUCHOS FAUSTOS

Curiosamente hay otro diario, de corta duración titulado igualmente "Don Fausto". El diario es de Melipilla y se publicó entre 1923 y 1924. Existe también el antecedente de un número de un diario de Valparaíso llamado "Don Fausto político", durante febrero de 1924. Esto, más la revista y un intento de dibujos animados de la época, demuestra la popularidad del personaje, que se mantendría por décadas.

Conforme señala el periodista Rafael Valle en un artículo publicado en "La Tercera" del 1 de junio de 2003, el primer intento de hacer una película con ilustraciones se realizó en 1921, con motivo de la transmisión del mando presidencial de Arturo Alessandri. Tres años más tarde se realizó "Vida y milagros de Don Fausto", basado en el popular personaje, adaptado a la realidad chilena por el director Carlos Borcosque. Según el artículo de Rafael Valle, difícilmente en esos años se podía perseguir los derechos intelectuales en un lejano país como Chile. El personaje aparecerá en los años siguientes en muchas revistas de historieta y diarios, pero nos abocaremos aquí ala revista que llevó su nombre por más de 40 años.

LA REVISTA

La publicación fue fundada y dirigida por Félix López Passi en Editorial Zig-Zag, pues el gran éxito de "El Peneca" se aprovechó de publicar también "Don Fausto", revista de larga trayectoria en la editorial Zig-Zag que comenzó el 27 de agosto de 1924 y circuló semanalmente, los martes, por más de 40 años, hasta diciembre de 1964, fecha en que se fusionó con la revista "Okey". Inicialmente Fausto se identificó como la revista de lecturas entretenidas y en la década del cincuenta afirmaba ser la revista más popular y de mayor circulación en Chile.

Inicialmente fue destinada a un público infantil, de formato tipo revista, 20 paginas incluyendo las tapas a color. En el N° 29 cambia a tamaño tabloide, portada y contraportada color. En su interior podían leerse historietas con didascalias. En sus inicios, 9 de sus 16 páginas, contienen historietas para niños y jóvenes. Durante un tiempo, este número de páginas fue reducido a 12. Luego la revista tomó rumbo a los intereses de jóvenes y adultos del medio popular, especialmente mujeres, reduciendo su formato a fines de los años 30 y publicándose a dos tintas, destacando sus tonos rojos.

LAS PRIMERAS SERIES

La citada serie norteamericana "Don Fausto", a la que la revista completa debe su nombre, ya era popular en el diario "El Mercurio" y fue en portada de sus 19 primeros números. Otras dos series norteamericanas relacionadas con el cine, "Pirulita", la niña prodigio del cine y "Harold Lloyd", con las historias del popular actor se publicaron también en Fausto. En la portada o contraportada, a pagina completa y a color, se publicaba el popular "Gato Félix", basado en las dibujos animados de Pat Sullivan, las que como tira cómica dibujaba anónimamente Otto Messmer y "Las aventuras de Tripiton, Trompifay y Kayo", que ocuparon muchas portadas de la revista desde el número 20.

Otras historietas publicadas fueron: "El ambicioso castigado", "Las hazañas de Pochito", "El gordo Ambrosio" de Mack Sennett, "Los hermanos Porotin, mozos de oficina", "Las aventuras del Sr. Buenaventura", y muchas series anónimas, con didascalias. No podían faltar las historias del oeste, en folletín, llamadas "El buscador de oro" y "Roberto, el buscador de tesoros", anónimas ambas, aún cuando en ocasiones apareció la firma de Humberto Rabello, quién firmó portadas y muchas ilustraciones de folletines.

Sabemos que además colaboraron en Fausto, José y Raúl Manteola, este último un destacado ilustrador que hizo casi toda su carrera en Argentina, ilustrando las Portadas de la revista "Para Ti".

LA PRIMERA HISTORIETA DE CIENCIA FICCIÓN CHILENA

Desde el N° 14 al 28 se publicó la serie de CF: "Viaje de la Tierra a Marte" de Andrés Magre F. en guión y dibujos, obra que Moisés Hasson, el reconocido estudioso del género en su artículo sobre la historieta chilena de ciencia ficción, cita como la primera obra ciencia-ficción chilena en formato de historieta. La cita de Hassón, no obstante contener algunas confusiones en el nombre del autor y número de publicación, nos permitió conocer su existencia y ratificar el hecho. Sin duda una historia que merece ser estudida con mayor profundidad para conocer más antecedentes del autor y su obra.

DIBUJANTES Y SERIES EN LA DÉCADA DEL 30

La revista "Don Fausto" en los años 30 y hasta su desaparición sólo mantuvo de una a tres páginas de historietas, generalmente romántica y policial en folletines de larga duración, el resto de sus contenidos fueron por lo general novelas y cuentos ilustrados en formato de folletín. Durante un tiempo la revista circuló con el logo de Imprenta Universo, cuando ésta adquirió Editorial Zig Zag. Las portadas de este periodo fueron hechas por Zayde y otros dibujantes, generalmente anónimos.

Un destacado autor de esta década fue el dibujante Eduardo Viscarra con "Dinamita Gily, gran Sheriff", serie del oeste con didascalias que dejaba al protagonista o alguna dama en peligro hasta el número siguiente. En cada episodio se hacia un breve resumen de lo ocurrido y en ocasiones se mencionaban las nuevas aventuras de Dinamita Gily. El personaje central de la serie era Gily Gan, apodado Dinamita Gily, Sheriff de Mine City, que junto a su joven ayudante Chik Riley resolvían los conflictos típicos del oeste. Sin duda alguna, una serie precursora de las historietas de aventuras.

OTROS AUTORES

Cayetano Gutiérrez Valencia, más conocido como Zayde era un dibujante del "Diario Ilustrado", donde estuvo por muchos años ilustrando la primera página a color de los domingos y algunos reportajes. También lo haría por casi 30 años en "La Nación". Había nacido en La Serena el 15 de marzo de 1898. Se educó en el Liceo de Antofagasta, donde se desempeñó como reportero del diario El Mercurio de esa ciudad.Se trasladó a Santiago en 1918, para ingresar a la Escuela de Bellas Artes, donde tuvo como maestros a Juan Francisco González y Alberto Valenzuela Llanos. Ingresó a Zig-Zag y trabajó junto a los dibujantes Oliver, Chao, Bon Soir y otros. Ya jubilado, a fines de la década del 50, se dedicó a la pintura impresionista. Fue Premio Nacional de Periodismo, mención Dibujo, en 1966. Falleció en 1976.

Humberto Rabello, dibujante e ilustrador chileno, realizó algunas series en didascalias de largo aliento, como "En los días del terror", drama ambientado en la revolución francesa. Años después destacó en revista "El Cabrito" de Editorial Zig Zag.

Alfredo Bustos Navarrete, gran dibujante, que entró a la empresa Zig Zag en 1913, ilustrando las páginas de "Pacífico Magazine", para luego tener cargos directivos. En 1929 llegó a ser Director de la revista "Zig-Zag", renovándola, pero dejando de lado su labor de dibujante, aunque participó en "Don Fausto" en la década del 30.

Walterio Millar, reconocido historiador y autor de"Historia de Chile Ilustrada" participó con crónicas históricas, firmando en ocasiones como WAM.

Carlos Suárez, dibujó la serie humorística llamada "Extrañas aventuras del Señor Tallecorto"

El prolífico dibujante Jorge Christie M., creó diversas historias, como "Un vigilante ejemplar".

No podemos dejar de mencionar a un dibujante que firmó simplemente como Calvo, de quién no tenemos más antecedentes y a Esther Cosani, que ilustró algunas historias.

Las series extranjeras más conocidas se relacionaban con el cine, como "Las mil y una de Laurel y Hardy" y una serie humorística, cuyo origen desconocemos, llamada "Parabrisa y Careguagua", además de un largo folletín del oeste titulado "La Flecha de Oro", que contaba las aventuras de Tex Ranger, su amigo Johnny y la princesa india Luna Plateada.



FAUSTO EN LA DÉCADA DEL 40

Don Fausto se mantiene toda la década del 40, con los mismos esquemas, y, hay que decirlo, un poco anticuada ya para la época. Publican dibujantes como Humberto Rabello, Samuel Camino (que puede ser Oscar Camino pues no tenemos más antecedentes), Rafael Alberto López,el que en ocasiones firmó RAL y dos portadista, uno que firmaba como Cusroes y otro que lo hacía como Zandelis, de ambos que carecemos de más datos.

Un colaborador de importancia fue Alfredo Adduard, que generalmente sólo firmó como Ad y presentaba historias humorísticas sobre un huaso llamada "On Chuma" y una serie llamada "La Charo y Filemon". (Para mayores antecedentes pueden remitirse a la sección biblioteca de este mismo sitio web)

Rafael Alberto López, pintor y dibujante en el Diario Ilustrado, colaboró también en Fausto. El era responsable de las primeras planas dominicales del diario. Firmaba sencillamente como Rafael Alberto o Ral. En la edición del cincuentenario del citado diario es descrito como modesto y laborioso, digno sucesor de muchos grandes dibujantes. Mñas tarde colaboró también con una historieta en la revista "Okey".

LA DÉCADA DEL 50: LOS MAESTROS DE LA AVENTURA.

"Don Fausto" cuenta en ésta década con colaboradores de la talla de Abel Romero y Mario Igor, sus nombres en general no se indican, salvo en las portadas.

Abel Romero Benítez, nació en Santiago el 19 de junio de 1928, estudió en la Escuela de Artes de la Universidad de Chile y se dedicó a la publicidad con gran éxito. Fue llamado por Félix López para mejorar las portadas de "Don Fausto" y se le asignó además un proyecto de revista, "Confidencias a Margarita", en el que trabajó varios años aún antes de que se publicara. Cuando vio la luz, el proyecto duró muy poco, pero se mantuvo como "Confidencias".

Ya a comienzos de los años 50 Don Fausto ofrecía portadas de Mario Igor, dibujante de Puerto Montt, donde nació el 20 de septiembre de 1929. Aunque am,igos suyos como Abel Romero señala como fecha de su nacimiento el 19 de septiembre. Mario Igor será conocido por sus amigos bajo el pseudónimo de "El Príncipe Negro", según conataba su colega Máximo Carvajal, que lo destaca por su talento innato para el color y el dibujo. Con su talento, Igor, asombró siempre a maestros y compañeros y ya desde los 14 años fue ayudado por el pintor Hardy Wistuba e Ignacio Baixa. Al trasladarse a Santiago fue acogido en el hogar del pintor Wistuba, quién pretendió que estudiase en la Escuela de Bellas Artes, pero Mario entra a Zig Zag donde le encargaban trabajos para diferentes revistas, como "El Peneca", "Don Fausto" y en la naciente "Okey", donde estaba a cargo de las portadas. El pago era mísero, según señala Abel Romero, que trató de mejorar el trato para con su amigo, pero fue inútil pues Mario Igor mantenía muy malas relaciones con Félix López, director de "Don Fausto" en aquellos tiempos y que criticaba al denominado Príncipe Negro por su impuntualidad y la lentitud.

OTROS AUTORES DEL 50

En algunos números se publicaron portadas de Adduard y Alcibíades Cuevas, que a veces firmaba A. C. en algunas ilustraciones interiores. Otros dibujantes del periodo fueron Laig Lón o Legión y Tufic, de los que no tenemos más antecedentes. Hubo un portadista y dibujante, que habitualmente no firmaba, según Abel Romero se trataría de don Luciano Valencia. Oscar Camino, dibujante de vasta trayectoria, realizó también algunas ilustraciones.

Pese a que la mayoría de la literatura en folletín que aparecía era anónima, se debe destacar al guionista José Zamorano quién, junto a su tío Elías Guillermo Reynal, periodista, concibieron diversas historias como "Copihues rojos en la nieve", historias del Bandido don Chuma o "Náufragos de la vida". Además, José Zamorano nos señala haber guionizado una serie de historietas originalmente norteamericana, "El Cabro tres pelos y su hermano mucha pana", tarea que abordó que inicialmente sólo como traductor para después escribir guiones originales.

Para Cristian Díaz Castro, dibujante e historiador de la historieta nacional, más conocido como TEC, la revista Don Fausto tiene el mérito de ser la primera publicación chilena en presentar al lector nacional una fotonovela de origen italiano, género que se popularizó durante el periodo de la post-guerra.

LOS AÑOS 60 Y EL FIN DE DON FAUSTO.

En estos años la revista mantuvo historias de dos paginas en formato de folletín, las que generalmente eran de amor o aventuras y además publicaba la tira humorística "Locarata y su cara mitad", por Rolo, del que no tenemos más antecedentes. Son características de la época las portadas de Mario Igor o Abel Romero, que no siempre aparecían firmadas.

La revista "Don Fausto" se fundió con la revista "Okey" desde el N° 800 de ésta última. Esta época marca además su cambio de formato. La fusiçon se concreta desde el 1 de diciembre de 1964. Okey era una revista típica de historietas de aventuras, que al cambiar de formato terminó con las largas series en folletín, mejoró el color e inició las grandes revistas de historietas de la década del sesenta, sin perjuicio de que más tarde terminará dedicada exclusivamente a temas del oeste.

Esta transformación se debió a la labor de Mario Igor y Abel Romero, dupla de oro en la historieta nacional, que crearon el Departamento de historietas de Editorial Zig Zag.

Don Fausto mantuvo una larga decadencia alimentada con la publicación de folletines de dudosa procedencia. La popular revista terminaría sus más de 40 años de circulación el 24 de noviembre de 1964 en su N° 2098, sin pena ni gloria, pero dando paso a una nueva generación de pujantes y renovadas revistas de historietas.

468 ad

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: