100 años de "El Peneca" (1º Parte)

100 años de "El Peneca" (1º Parte)

A las puertas de cumplirse el centenario de la publicación del primer número de "El Peneca", la revista infantil más popular y longeva de Chile, hemos preparado un artículo in profundis sobre su historia en dos partes. He aquí la primera de ellas. Que les sea leve.

Antecedentes

A comienzos del siglo XX existían diferentes imprentas que pretendían ocupar el incipiente mercado infantil y el adulto. En ellas existían historias ilustradas, suerte de antecedente de la historieta, donde se trataban temas de actualidad, humorísticos, con claro contenido infantil y en estilo folletinesco, generalmente sin bocadillos, sino que con textos al pie del dibujo, los que técnicamente se conocen como didascalias.

Estas revistas mantuvieron inicialmente un porcentaje mayoritario de cuentos o novelas continuadas y sólo a mediados del siglo XX se volviron verdaderas revistas de historietas, con gran número de series en folletín, hasta llegar incluso a uno o dos protagonistas fijos por número. Muchas de ellas se editaban en regiones, probablemente por problemas de distribución.

Para enfrentar a Editorial Universo, empresa ubicada en Valparaíso, don Agustín Edwards Mac Clure, prospero empresario, político y diplomático, fundó en 1905 la Editorial Zig-Zag y el 19 de febrero de 1905 la revista homónima. Publicación que iniciaría en Chile el mercado de revistas y el periodismo moderno.

La Editorial Zig-Zag se ubicaba en esos años en un edificio de calle Teatinos 666, según recuerda Jorge Délano Frederick, más conocido como Coke, en su libro autobiográfico "Botica de Turnio". En ese edificio los dibujantes ocupaban el Hall Central, con amplias mesas para cada uno de ellos.

Los Primeros Años

Desde el 23 de noviembre de 1908 se publicó a través Editorial Zig-Zag la más famosa revista infantil chilena, "El Peneca": "semanario ilustrado para niños de todas las edades, con material abundante, sano, ameno y variado" según rezaba la publicidad de la época.

La revista, según su primera editorial se propuso "Cooperar al esfuerzo de todos los que luchan a favor de la instrucción popular y hacer en todo caso la delicia y el encanto, la distracción honesta y provechosa de los niños".

Su primer director fue el historiador don Enrique Blanchard Chessi, que posteriormente trabajó en diversas publicaciones de Editorial Zig Zag firmando como Juan del Real. El director trató de integrar a los pequeños lectores en la creación de la revista.

Por problemas en las ventas le seguiría como director, en 1911, el crítico literario Omer Emeth (el que dice la verdad), seudónimo del sacerdote Emilio Vaïsse, quién la dirigió hasta 1921. El sacerdote nació en Francia el 31 de diciembre de 1860 y falleció en Santiago el 27 de septiembre de 1935. Con aires paternales y un decidido carácter católico, el sacerdote renovó la revista e instauró nuevas secciones que permitieron mayor participación de los lectores. Para lo anterior contó con la valiosa ayuda de Raúl Figueroa, el celebre dibujante de revista "Zig Zag" que firmaba Chao, como encargado artístico y Benjamín Oviedo Martínez, que firmaba como Magíster sus artículos didácticos, verdaderas enciclopedias.

En cuanto a las portadas, normalmente se publicaba una fotografía de niños en cuadros o columnas. En sus primeros años, hasta 1920, no hay mucho que destacar, ya que son didascalias, historias con dibujos simples y lectura al pie de los mismos. Estos dibujos eran, generalmente extranjeros, como "Chaplin en Chile", firmada por Leonard o historietas de Payej, Apeles Mestres o Merit, de los que no se tienen más antecedentes.

Se publicaron otras series, generalmente anónimas, como "Federiquito", historias infantiles por Pillay y las "Aventuras del Burro Calígula".

La mayoría de los dibujos no llevaban firmas y en muchos casos eran colaboraciones de jóvenes, lo que provocó no pocos problemas al director, que debió rechazar a colaboradores no deseados y demasiado insistentes, que más de un mal rato le ocasionaron.

Los Primeros Dibujantes

La primera portada y muchas más que le siguieron en los años siguientes fueron realizadas por Pepin, de quién no se tienen más antecedentes. Firma también algunas portadas José Foradori, dibujante italiano radicado en Chile, ilustrador de revista "Zig Zag". Foradori colabora con las citadas portadas e ilustraciones interiores como las de la sección "Charlas del Director". Años después pasarán artistas como Juan Francisco González Ramírez, Huelén, hijo del pintor del mismo nombre, ilustrando las primeras páginas y caricaturas. Sus mejores años los tendrá en revista "Topaze". Otro dibujante conocido de la época, Emilio Álvarez, del que no hemos obtenido más datos, salvo que participó en revista "Zig Zag" y que normalmente firmaba EA, realiza la serie "El maestro Chambeco" y otras, además de juegos y pasatiempos. Destacable es el trabajo de don Manuel Guerra U., que a partir de julio de 1917, realizó una historia ilustrada de Chile, firmando simplemente como M.G.U. Un joven Jorge Délano, el futuro Coke, de poco más de 15 años, se burlaba de los profesores dibujando en "El Peneca" a "Don Fedeguico", un Profesor del Instituto Nacional.

Pero nos detendremos aquí en tres grandes dibujantes: Luis Fernando Rojas, Walter Barbier y Raúl Figueroa, más conocido como Chao.



Luis Fernando Rojas

Don Luis Fernando Rojas Chaparro, fue él más conocido ilustrador de fines de siglo XIX. Dominaba la técnica del lápiz litográfico. Nacido en 1857, en Casablanca y dibujó la vida publica chilena desde 1875 hasta, al menos, 1920. Gracias a su labor se hicieron conocidos en su momento los protagonistas de la Guerra del Pacífico retratados en los dos tomos de "Homenaje al Ejército y la Armada", de 1883 y 1885. Ilustró las páginas del "Álbum de las Glorias de Chile" de Benjamín Vicuña Mackenna y la "Historia de Chile" de Diego Barros Arana, además de retratar a los participantes de la Revolución del 91. Fue dibujante de las publicaciones: "La Lira Chilena", donde entre versos y grabados, se comentaba la actualidad y de "El Taller Ilustrado", que fue la primera publicación chilena dedicada a los estudios de arte. Colaboró además en diarios como "El Padre Cobos", "El Padre Padilla" y en los diarios de Juan Rafael Allende, de quien fue entusiasta colaborador en su lucha contra la pequeñez de los hombres. Luis Fernando Rojas fue, además, el propietario de "La Revista Cómica", periódico semanal ilustrado y literario, de 8 paginas. Rojas hacia las portadas y dibujaba 2 paginas de viñetas de humor. A comienzos del siglo XX, en 1911, fue reconocido por don Enrique Blanchard-Chessi, director de "El Peneca", donde colaboraba con episodios e ilustraciones sobre la historia del país, como uno de los grandes artistas chilenos. Coke lo menciona como el decano de los caricaturistas, señalando que con el seudónimo "Marius" trabajó en las revistas "Zig-Zag" y "Sucesos", además de "El Peneca". A lo anterior debemos agregar sus ilustraciones para revista "Corre-Vuela", donde hasta ofició de director un tiempo.

En sus últimos años realizó cuadros patrióticos, ilustraciones por encargo y publicidad. Periodistas de la talla de Joaquín Edwards Bello, lo llaman "precursor de ilustradores, caricaturistas y reporteros gráficos" y pide una pensión de gracia para él, la que le concede finalmente el gobierno de Pedro Aguirre Cerda. Muere el 7 de julio de 1942, sin el merecido reconocimiento.

Chao

Don Raúl Figueroa, dibujante con seudónimo Chao. Fue de los fundadores del Círculo de Periodistas, en 1908.Dibujante de "El Diario Ilustrado", "Cascabel" y de la serie "La vida caballuna". Pasaría muchos años en "Las Últimas Noticias", hasta la década del cuarenta. Era un hombre gordo, amante de la bohemia, que compartía con un actor también muy gordo, don Evaristo Lillo. Luego sería dibujante de "Corre-Vuela" y "El Peneca" con caricaturas diversas y portadista y dibujante de "Sucesos".Participó en la creación de la Alianza de Dibujantes de Chile en 1941.

Walter Barbier



Por último, en esos primeros años, mencionaremos a un autor que ocupó por largos años las contraportadas y páginas interiores de "El Peneca", don Walter Barbier o W. Barbier, un hombre tullido y jorobado, pero jovial y ameno, con ágiles trazos en el dibujo, según menciona Coke en sus recuerdos de dibujantes. Dibujó además en la revista Zig Zag firmando como Tom. En ella hizo una caricatura de "Von Pilsener", llamada "Von Tinaja".Pese a su silla de ruedas, lo que le ocasionaba un profundo dolor físico y espiritual, según señalan muchas personas que alaban su trabajo en la revista, el autor seguía dibujando para chicos y grandes. Son sus historietas de animales, como "Las aventuras de Huauhuau" o alocadas, como "La familia Levacorta", las que pueblan por años la revista. En definitiva, el autor más prolífico de esos años en la revista. Finalmente, en "El Peneca" Nº 769, del 13 de agosto de 1923, se anuncia la muerte de este autor, señalando su carácter de creador de teatro y amigo de los niños.

El Peneca de Roxane.

Desde febrero de 1921 "El Peneca" tiene una nueva directora, que estará 30 años en el cargo y que llevará a la revista a su punto más alto. Hablamos de doña Elvira Santa Cruz Ossa, más conocida como Roxane. La revista semanal y de 24 páginas, se edita en esos años en blanco y negro y en un papel de baja calidad. Roxane nació en Valparaíso el 21 de marzo de 1886. Soltera, se dedicó al periodismo desde 1919, a los 24 años. Colaboró en "Zig-Zag" y en el diario "El Mercurio". Escribió la novela "Flor Silvestre". Fue una notable activista por el voto femenino.

Su trabajo en "El Peneca" subiría las ventas desde 9.000 a más de 200.000 ejemplares en pocos años y la publicación se vendería en casi toda Latinoamérica. Ya en la editorial del N° 637, de 31 de enero de 1921, se fijaban las pautas a seguir y que se reflejaron en "un poco de cada cosa: caricaturas, fotografías, concursos literarios, anécdotas, maravillas, celebridades, chistes, modismos, sport, etc, etc.

Debemos destacar de este período, además los primeros trabajos de Aníbal Albial Bensen y Humberto Rabello, dibujantes que alcanzarán sus mayores logros en las revistas "Don Fausto" y "El Cabrito", el trabajo de un dibujante que firmaba únicamente como Caracoles, pero los más importantes autores de esos años eran Raúl Manteola y Fidelicio Atria.

Raúl Manteola

Por esos años se hizo conocido un gran ilustrador, don Raúl Manteola, quien colaboró en la revista "El Peneca" por muchos años desde 1922. Nació en 1905 y falleció en 1974. Era un conocido dibujante de "El Peneca" y de la revista de cine "Ecrán", cuando ésta era de gran formato y elegante presentación. Emigró a Argentina en 1935, en busca de mejores perspectivas y triunfó en Buenos Aires con sus dibujos a pastel de las niñas elegantes de la ciudad y llegó a ser el ilustrador, por más de 20 años, de más de 1500 portadas de la revista "Para Ti",el semanario argentino de mayor circulación en América Latina, según declaró en 1957 a la revista "El Pingüino" N° 16, durante una visita a Chile. También colaboró para "El Gráfico" y publicó retratos de próceres argentinos en "Billiken". En Chile donó un cuadro de Arturo Prat para la "Esmeralda".

Fidelicio Atria

Entre los autores chilenos destacó un joven llamado Fidelicio Atria, que dibujó por algún tiempo la serie "Las aventuras de Jackie Coogan". Atria M., fue un notable dibujante y pintor, especialista en paisajes, que a lo largo de su carrera logró ser pintor del Salón Oficial de 1926, ganando los concursos de afiches de 1927 y 1928 en las fiestas de la primavera. Trabajaría largos años en Editorial Zig-Zag, especialmente en "El Peneca", inicialmente como colaborador, desde la Escuela Valentín Letelier, y luego como estudiante en la Escuela de Bellas Artes. Fue dibujante oficial de cuentos e ilustraciones históricas y usaba a veces el seudónimo de Sip.

Fin Primera Parte.

468 ad

One Responseto “100 años de "El Peneca" (1º Parte)”

  1. silvia gonzalez flores dice:

    Muy buen articulo, me fue muy útil para un trabajo de historia de Chile en mi universidad.

Leave a Reply