Dibujantes de "El Diario Ilustrado"

Caricaturas en Portada

El 31 de marzo 1902, se comienza a publicar "El Diario Ilustrado", que significó un importante aporte a los dibujantes, ya que en los meses siguientes inicio la práctica de publicar una caricatura en la primera página, en la que dibujaron los principales artistas de la caricatura de la época. Así lo atestigua su edición cincuentenario, de 1952, que resume su actividad, indicando que sus primeras caricaturas son de unos dibujantes argentinos y tratan el conflicto de ese país con Chile.

A partir del 19 de mayo de 1902, Perengano, seudónimo del español Santiago Pulgar, realiza algunos dibujos. Luego lo hará bajo su propio nombre, con dibujos de actualidad, como la famosa huelga de maquinistas.

Le seguiría Nataniel Cox Menéndez, desde el 4 de agosto de 1902, con la tira "La Semana Cómica". Era muy joven y son sus primeros trabajos, pero ya se vislumbra el gran caricaturista que llegaría a ser. Firmara con sus iniciales al principio y, luego, como Tom Pouce o Blitini. En 1906, se irá definitivamente a revista "Zig-Zag".

También dibujará, por poco tiempo, el famoso Pedro Subercaseaux, que firma Lustig, desde agosto de 1903, con dibujos de tipo religioso, motivados por la muerte de León XIII y, luego, en homenaje a Pío X. Además, realiza caricaturas sobre veraneantes y pintores. En 1905, se traslada a revista "Zig-Zag" y, después, a "Selecta" y otras, como veremos.

Otro dibujante, que tuvo presencia ocasional, fue Raúl Figueroa, conocido como Chao. Sus primeros trabajos son del 26 de junio de 1906. También lo volveremos a ver en otras ocasiones en diarios y revistas. Fue de los fundadores del Círculo de Periodistas, en 1908.

Un dibujante identificado como Navarrete, calificado de fino y elegante, pero de escasa obra, dibujó desde el 18 de septiembre de 1908. Años después, pasarán artistas como Juan Francisco González Ramírez, Huelén, entre 1917 y 1918, ilustrando las primeras páginas y realizando caricaturas.

Además, están José González, que firmaba Cardenio, con dibujos futuristas y Luis Meléndez Ortiz, escritor, fino humorista y dibujante ilustrador, con dibujos en estilo arábigo. El último de los mencionados nació en 1891 y murió en 1988.

Hasta que llegamos, en 1919, a su más conocido dibujante, Jorge Délano Frederick, más conocido como Coke, fue quien dibujó, durante varios años, la caricatura política de la primera página de la edición dominical del "Diario Ilustrado", dirigida habitualmente contra Arturo Alessandri Palma, quien se desesperaba con sus dibujos, por lo que Coke se esmeraba en su malicia e ingenio. Podemos citar una famosa historieta, en cuatro cuadros, en que el presidente visitaba a un médico chino que, al terminar de revisarlo, le señalaba: "Cabecha mala, no tiene lemedio". Anécdota que recordaba el Presidente cuando hacia una mala jugada de ajedrez, según relata el propio Coke en su libro "Yo soy tú".

La importancia de Coke radica en que supo aprovechar técnicamente una imprenta a color del diario, la que no sabían utilizar. Tras larga tarea, convenció al Presidente de la Sociedad Editora, don Arturo Lyon, que se resistió mucho, a publicar una página semanal de caricatura política a color, lo que hizo que el diario triplicara su tiraje en corto tiempo.

En 1928, con motivo de una clausura del diario por parte del Presidente Ibáñez, el director, Jenaro Prieto, le solicitó una caricatura para la reapertura, pero que a la vez no causara una nueva clausura por parte del gobierno. Coke, luego de mucho pensar, tuvo la idea y la realizó: estampó sus zapatos en tinta, les dio forma de bototos y al día siguiente sólo aparecieron publicadas las huellas que originaron la clausura, sin otro comentario. El éxito fue impresionante y por mucho tiempo se mostró el "dibujo" en el Hall de un importante diario de Nueva York, como uno de los mejores del mundo en su tipo.

En el "Diario Ilustrado" dibuja, en la década del 30, Alberto Guzmán C., del que se dice era amanerado en su obra y sin flexibilidad en los personajes. Muy joven y de temperamento retraído y triste, prefería la ilustración a la caricatura política o de la vida diaria.

Pero el aporte más importante a la historieta propiamente tal, es la obra de Jorge Christie Mouat. El citado dibujante fue el realizador de la primera tira cómica diaria nacional, "Chu Man Fú", protagonizada por un mago chino y su hija, la bella Flor de Cerezo. Estaba basado en el famoso villano del cine, Fu Man Chú, con el nombre invertido, y en un mago que recorrió Chile, usando el mismo nombre, en la segunda mitad de la década del 30. Se publicó por más de diez años en "El Diario Ilustrado", donde hizo famosa la frase "Quelel Tandeal", que pronunciaba en momentos de enojo con alguien. El autor, que quiso hacer de empresario, trato de vender su personaje en Latinoamérica, para lo cual realizó una promoción en Argentina, con muñecas de Flor de Cerezo, lo que originó un plagio de un comerciante. Christie, luego de un juicio, logró una reparación económica.

En 1940, Christie publicó el primer libro de historietas completas, recopilando las aventuras de "Chu Man Fú", cuyos originales conservaba. Lamentablemente, no hemos podido revisar el citado material y sólo tenemos la referencia de José Pérez Cartes, en su obra sobre la historieta chilena.

En el "Diario Ilustrado" estuvo por muchos años ilustrando la primera página a color de los domingos y algunos reportajes, Cayetano Gutiérrez Valencia, más conocido como Zayde, futuro Premio Nacional de Periodismo, mención dibujo.

Coke volvió al El Diario Ilustrado en la década del 50, pero con su independencia ideológica coartada, por el hecho de que los medios de prensa tenían dueños con orientación ideológica partidista, lo que los hacía autocensurarse o lisa y llanamente ser vetados, teniendo que cambiar su caricatura a último momento. Así lo relata el propio Coke, que dice que, al volver a dibujar en un medio como "El Diario ilustrado", más de una vez debió cambiar una caricatura, cosa que no sucedía cuando él era el dueño del medio.

En esos mismos años, dibujaba las primeras planas dominicales, en colores, Rafael Alberto López, sencillamente Rafael Alberto, el que es definido, en la edición cincuentenario, como modesto y laborioso, digno sucesor de muchos grandes dibujantes. También pasó por las páginas de la publicación Enrique Lihn, más conocido por su obra literaria.

El Diario Ilustrado, luego de años sin mayor gloria, dejó de aparecer el 14 de septiembre de 1970.

468 ad

No Responsesto “Dibujantes de "El Diario Ilustrado"”

  1. […] caricaturista llamado Jorge Christie Mouat, quien firmaba como Christie, dibujaba en el “Diario Ilustrado” y era contemporáneo con René Ríos (Pepo) creador de Condorito, con quien y otros más […]

Leave a Reply