La obra de Oscar Camino

POR MAURICIO GARCÍA

Oscar Camino Cordero, Chemin, conocido periodista de la vieja guardia, comenzó a trabajar como dibujante de la sección deportes del diario Las Últimas Noticias, a principios de la década de 1930. Dicho puesto sería, prácticamente, su hogar durante toda su carrera profesional de periodista, como eran considerados los que trabajaban en los diarios, pese a no existir un título profesional.

Antes había pasado brevemente por La Nación, desde 1927, merced a la influencia de su primo, el escritor Pedro Sienna. Desde esa época, ya era conocido por sus trabajos relacionados con el deporte, especialmente el boxeo, merced a su documentación gráfica y literaria, que recreó a los grandes del boxeo nacional, como Tani Loayza, Fernandito y Arturo Godoy.

Su amigo Renato González, Mister Huifa, lo recuerda como un hombre que vivía al día, con muchos hobbies. Cuando él lo conoció, era la numimática lo que lo ocupaba, pero no era constante con sus colecciones, cambiando rápidamente a otra obsesión. Pese a lo anterior, mantuvo toda su vida el gusto por los discos de Carlos Gardel y el que más le gustaba era Melodías del arrabal, tema central de la película del mismo nombre.

Fue un bohemio permanente, como todos los periodistas de esa época, que vivían en el diario, trasnochando todo el año, en medio de un ambiente de gran camaradería, pero sin trago, según recuerda Mister Huifa. El defecto de Camino era la tartamudez, lo que no le impedía cantar tangos y levantar el ánimo a un muerto, con la talla oportuna, en el local El Negro Bueno.

Pese a todo, tuvo un matrimonio estable y tres hijas, Gloria, Victoria y Libertad, cuyos nombres reflejaban su filosofía de vida. Le dieron muchos nietos. Su carrera en el dibujo periodístico fue larga y fructífera.

Para la promoción de su arte, los dibujantes crearon, el 1 de octubre de 1941, la Adich, Alianza de Dibujantes de Chile, que agrupaba a todos los dibujantes que colaboran en revistas, diarios, propaganda, etc. Dicha Alianza organizaba todos los años una exposición en el mes de octubre. Sus creadores fueron Pepo, Leo, Viscarra, Christie, Alhué, Huelén, Mundo, Oscar Camino, Chao y muchos otros, que nombran a Walt Disney su primer presidente honorario.

Publicidad de la revista El Jinete Fantasma, dibujado por Oscar Camino.

En esos años, en el diario Las Últimas Noticias, bajo el título genérico de Los Héroes de la imaginación, dibujaba Leo a su personaje Macabeo. Oscar Camino, desde principios de la década, dibujó para el mismo espacio una serial de aventuras llamada Viajes y aventuras de Picoco, que puede ser la primera serie chilena de aventuras, pero que personalmente no he podido revisar. A ellos se agregaba el dibujante Jorge García Pope, que firma Garpo, ilustrando diversas novelas, empezando por El Cisne Negro, de Rafael Sabatini.

Años después, en 1949, Oscar Camino participa en la gran revista Okey, en la que destaca como uno de los primeros autores chilenos de la revista, desde el N° 14, con una larga historia en folletín, denominada El Navío Atómico, casi una novela ilustrada, con obvia influencia de Alex Raymond y su Flash Gordon.

En revista El Peneca, durante 1956 y parte de 1957, se publicó en folletín la historieta ?Hacia otros mundos?, larga serie de ciencia-ficción, en un estilo realista, influenciado, como ya dijimos, por la obra de Alex Raymond. Probablemente, esta obra de Camino sea una de las más notables obras de ciencia-ficción en historieta realizada en Chile.

En 1961, colabora en la documentación y con historietas sobre boxeadores chilenos en el libro ?Historia del Deporte, de Hugo Sainz Torres, editado con el auspicio de la empresa minera Braden Copper. Su dibujo característico es uno de los mayores logros del libro, impreso en los talleres Zig-Zag.

En la misma Editorial Zig-Zag, a principios de los sesenta, se comienza una etapa de profesionalización de la historieta, ya que empieza a distinguirse la labor del guionista y del dibujante, situación que antes no se daba, ya que la mayoría de los dibujantes era autor de sus guiones o recibía colaboración del público o amigos. Ello no obstaba a la existencia de dibujantes que simplemente ilustraban artículos de terceros o de otros que trabajaban desde su casa, como Oscar Camino, que no se someten a la tarea de asistir a la empresa, razón por la que no mantenía mayor contacto con los dibujantes de esos años, en su mayoría jovenes.

Pese a ello, su colaboración en revistas como Mundos Fabulosos, dedicada a relatos de ficción y terror, y en otras de aventuras, mitología y leyendas, como Sueños Maravillosos, ambas con autores chilenos, es evidente. Según Lincoln Fuentes, las revistas fueron creadas por el dibujante Gilberto Ulzurrún, que además era su director. Destacamos en ellas la obra de Oscar Camino, en guión y dibujos, y especialmente una mágnifica historia ambientada en la guerra de secesión y principios del siglo XX, llamada ?Puerta al pasado?, en la revista Sueños Maravillosos.

También es común verlo, en contratapa o contraportadas, dibujando unos apuntes llamados Supersticiones.

En las revistas Rocket y Robot, junto a Themo Lobos, Máximo Carvajal, Antonio Benedicto, Juan Araneda, Juan Francisco Jara, Ricardo Jiménez (Caro), Lincoln Fuentes, Germán Gabler y tantos otros, Oscar Camino brilla con sus magníficas historias, que autores como Abel Romero, que fue su amigo, lamentan no haber conocido en su tiempo, para felicitarlo como se merecía.

En la revista Logan, As del Jet, de 1966, que presentaba la serie inglesa de ciencia-ficción del mismo nombre, figura una serie denominada Los Pioneros, en el N° 8, probablemente de Oscar Camino.

En la revista Ases de la Novela, adaptación de grandes novelas de aventura de los mejores autores juveniles, como Verne, Salgarí, Dumas, realizadas por Fernando Álvarez y otros, destacan la adaptación de Oscar Camino a la famosa novela inglesa, anónima, ?Herne, el cazador?.

No podemos dejar de mencionar que en esos años era uno de los principales afichistas de la Editorial Zig-Zag, dibujando en contraportadas sobre temas diversos y, fundamentalmente, anunciando las revistas y sus principales personajes. Así ilustra una tapa interior en el N° 5 del Siniestro Dr. Mortis y en El Jinete Fantasma, figura su serie de documentación histórica llamada En los tiempos del Far West.

Como anécdota, en un libro llamado Publicaciones infantiles y revistas de historietas en Chile: 1895-1973, de Manuel Alcides Jofre, Ceneca, 1986, lo califican de creador del personaje del oeste Gringo, que en realidad es del español Carlos Jiménez. La confusión se debe a que en muchas revistas de la epoca se encuentran dibujos de Oscar Camino anunciando la famosa serie, al igual que otras revistas.

Años después, a fines de los sesenta, lo seguimos encontrando en una revista deportiva, llamada ?Gol y Gol?, donde realiza dibujos sobre el tema que lo apasiona desde joven.

En revista Mampato N° 9, de donde sacamos su fotografía, figura exhibiendo una de sus múltiples colecciones, la de cajas de fósforos de diversos países.

Oficialmente jubilado como periodista desde 1965, pero con mucha actividad a pesar de ello, como hemos visto, será Premio Nacional de Periodismo, mención dibujo, en 1971. En esos años se otorgaba anualmente a los diferentes representantes del periodismo, con cuatro menciones: redacción, crónica, fotografía y, desde 1964, en dibujo. El premio fue un merecido homenaje a su dilatada trayectoria.

En El Peneca, segunda época, en 1972, en un folletín se publican Los aventureros del espacio, serie de ciencia-ficción, sin indicación de autor, pero creemos que puede ser de Oscar Camino.

En un artículo de Las Últimas Noticias, llamado Camino: entre la bohemia y el deporte, que lamentablemente no trae indicación de fecha y cuya copia nos fue proporcionada por Flavio Rojas, hijo del gran dibujante Leo, el periodista deportivo Mister Huifa le cuenta a su entrevistador, David Yuseff, que Oscar Camino desapareció cuando su deseo de vivir lo abandonó, ante un mundo en cambio, sin el periodismo bohemio que conocía y en un Santiago en transformación, ante el cual nunca no se acostumbró.

Su obra, sin embargo, se puede encontrar en las antiguas revistas de historietas y en los diarios en que trabajó.

468 ad

3 Responsesto “La obra de Oscar Camino”

  1. ai-tsubasa dice:

    Hola, soy la bisnieta de Oscar Camino y realmente me gustó mucho el artículo.

    Gracias por el aporte y dar a conocer más sobre el trabajo de Oscar.

    Saludos

  2. Carlos Reyes dice:

    Hola:

    Quiero saber si eres la chica que conocí en Concepción en 2015, Si es así te ruego me envíes tu correo, pues lo perdí.
    Saludos y gracias

    Carlos R.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: