La Ciencia Ficción en la Historieta Chilena.

La Ciencia Ficción en la Historieta Chilena.

El titulo es sin duda pretencioso, pero quiero hacer un bosquejo de las revistas de historietas chilenas dedicadas a la ciencia-ficción o con contenido dedicado al tema y la mención de algunos personajes internacionales del citado genero que han estado presentes en revistas editadas en el país, excluyendo las revistas extranjeras que circulan o circularon en Chile.

En primer lugar trataremos como ciencia-ficción, aunque estrictamente no lo sean, las historietas que contengan viajes espaciales o en el tiempo, robots, hombres invisibles, superhéroes, mundos perdidos o tierras post apocalípticas, incluyendo el humor y la literatura infantil de ciencia-ficción, entre otros. Son los temas principales impuestos por los precursores del genero: Julio Verne (viaje espacial), H. George Wells (hombre invisible, invasión extraterrestre, viaje en el tiempo), secundados por Arthur Conan Doyle (mundos prehistóricos), Edgar Rice Burroughs (aventureros espaciales y mundos perdidos), así como autores más modernos como Isaac Asimov (robots) y Ray Bradbury (civilizaciones del futuro y colonización extraterrestre).

Los pioneros de la ciencia-ficción en Chile

Es preciso manifestar que en Chile existe una "historieta" de ciencia-ficción que podría llamarse pionera, donde se tratan temas clásicos como viajes espaciales, en estilo folletinesco, generalmente sin bocadillos, sino que con texto al pie del dibujo, en revistas que inicialmente mantenían un porcentaje mayoritario de cuentos o novelas continuadas y sólo a mediados del siglo XX son verdaderas revistas de historieta, con gran número de series en folletín en sus paginas, hasta llegar a uno o dos protagonistas fijos por número. Entre estas revistas, para nuestros efectos, cabe destacar:

"Don Fausto", N° 11, año 1924, y siguientes figura "Viaje de la Tierra a Marte" de Juan Magre, que es citada por Moises Hasson como la primera obra de ciencia-ficción chilena en historieta.

"El Cabrito", de Zig Zag, se publica desde octubre de 1941 al año 1949, con algunas historietas en folletín, blanco y negro, de 20 y luego 32 paginas. Interesa destacar "Yarko, el invencible", que no es otro que "Flash Gordon" de Alex Raymond. Tambien destaca, por la epoca (1945), una serie llamada "El primer viaje a la luna" del chileno Sergio Rojas

Ya en 1948, un joven Themo Lobos consigue con el Subdirector de "La Nación" publicar dos tiras diarias en la sección avisos económicos. Una de las series es "Ferrilo, el autómata", la que mantiene por muchos años.

Entre 1949 y 1950 se publicó la revista "Condorito, cuentos clásicos ilustrados" del famoso dibujante Coré, la que no se relaciona con el personaje de Pepo. En ella se habría publicado, según Jorcar (Jorge Carvallo) la primera serie de superhéroes en estilo realista de Chile, "El Meteoro Humano", de la que no tenemos otra referencia.

De 1949 a 1951 se publico "Aladino", revista de pequeño tamaño, en que se adapto por Percy la novela "El hombre invisible", en folletín.

La revista "Okey", de Zig Zag, desde 1949 en adelante fue una de las revistas de historietas más destacadas, con más de 850 números, acogiendo a creadores chilenos y series extranjeras, primero en su etapa en blanco y negro, más un color café claro, con formato mayor al tradicional de las revistas, 36 x 21 centímetros, y luego de casi 800 números cambiaría a color, con 32 paginas y formato que se haría casi uniforme de 26 x 18 centímetros. En estilo folletín publico historietas extranjeras, probablemente inglesa en su mayoría, como "La invisible Scarleth O"Neil"; "Crimebuster"; "El superchico"; "Radarius contra los Marcianos", "Zoltan, el valeroso" "Hazañas del Capitán Rob","Jesy Carter y Dennis Marlow" y muchas otras. Interesante es destacar una historia publicada en 1955-56 llamada "Lo que verán nuestros ojos" de una dupla que firma Jack Kirby y Wallace Wood, dos grandes autores.

Además Okey publica en forma permanente a partir de mediados de los cincuenta y hasta su transformación el "El Justiciero" a los clásicos Americanos: "Flash Gordon", fundamentalmente del periodo de Dan Barry y "Brick Bradford" de Paul Norris. La revista "Pulgarcito" también los tuvo en sus paginas. Sobre ambas historietas hablaremos más adelante, al tratar sus propias revistas

Como autor chileno destaca, desde la creación de la revista en 1949, Oscar Camino, con una larga historia en folletín, denominada "El Navío Atómico", casi una novela ilustrada. Además en los años 60 abundan las portadas de Mario Igor y Abel Romero, que en ocasiones se basan en las obras ya citadas. Este último, presento ya en 1955 la historia de un convicto fugado que quiere probar su inocencia y que, gracias a un ingenioso aparato puede volar en "Alas Justicieras".

Luego de cambiar su formato y mejorar el color, a una revista de formato tipo de editorial Zig Zag, con 32 paginas, terminaría transformada en 1965 en "El Justiciero" y luego, en el mismo año, en "El Jinete Justiciero", dedicada a temas del oeste, con lo que unido a "Okey" supero los 900 números.

"El Peneca", de Editorial Zig Zag, que circulo con gran éxito entre 1908 y 1960, con más de 2800 números, acogió múltiples historietas y adaptaciones de novelas y cuentos. Como ciencia-ficción publica, entre otros, "Dan Cooper" y "Dan Dare" de autores europeos e ingleses. Durante 1956 se publicó en folletín "Hacia otros mundos", de Oscar Camino, en un estilo realista, influenciado por la obra de Alex Raymond. Oscar Camino sería en 1971 Premio Nacional de Periodismo, mención Dibujo.

En febrero de 1958 nace "Pimpinela", de Imprenta Marinetti, revista de aventuras, a color, en tamaño tabloide y luego formato normal. En el N° 1, en portada, trae la historia "¡Bienvenido al hogar!", sin firma. Años después la misma historia, con diferente dibujante aparecería en "Mampato" 232, como "Hogar Feliz". Colaborador de la revista fue un joven Mario Igor.

Revista "Cascabel", editada por El Mercurio, a traves de Editorial Lord Cochrane, entre 1960 y 1962, contaba con series como "Auro, señor de Júpiter", firmada por Dick Charles y "Rick Randon, detective del espacio", ambas imitaciones de "Flash Gordon". La firma de dibujos de algunas portadas por Abel Romero hace pensar en la posibilidad de que fueran realizadas por autores chilenos.

La epoca de oro: Editoriales Zig Zag y Lord Cochrane.

Es en febrero de 1965 la epoca en que Themo Lobos logra en Editorial Zig Zag la publicación de "Rocket", 32 paginas, a color, quincenal, con abundancia de humor y aventuras de ciencia-ficción. Hay un número especial, doble, el 26, del total de 28 números, lo que avala la importancia de la revista.

El personaje fijo más importante es "Nick Obre, el agente 000-5" un detective del futuro, en carácter humorístico, del propio Themo Lobos, que tambien contribuye con otras historias más serias, firmando con el seudónimo de José Nazario. Como curiosidad, en la contratapa del N° 26 se presenta las fotografías de dibujantes y colaboradores de la revista, incluyendo dos fotos de Themo Lobos, con bigote y sin bigote, para cubrir el espacio como Themo Lobos, Director de la revista y José Nazario, guionista y jefe de redacción. Según lo informado gentilmente por Máximo Carvajal, fue una broma muy celebrada de Themo Lobos.

Tambien son regulares los personajes de Cristian Pardow: "Doctor Drago" y "Stan Flaherty", con excelente dibujo realista.

Con dibujos semicaricaturescos de David Maturana se presenta la serie "Morgan y la Legión del espacio".

El dibujante argentino Urtiaga presenta dos series humorísticas: "La Familia Clang" y "Los Cucunautas".

Son dibujantes de historias unitarias, generalmente de 6 a 8 paginas, y en algunos casos guionistas, los siguientes:

Mario Igor, con su magnifica historia "Compensación", que da un novedoso enfoque al mito de la creación del hombre, en el N° 1.

Gilberto Ulzurrun (Curro) en numerosas historias.

Abel Romero dibujante y portadista.

Juan Francisco Jara en "El profesor von Hagel".

René Poblete.

Máximo Carvajal, en variados temas, incluso realiza una historieta del oeste, con protagonismo de un extraterrestre.

Lincoln Fuentes ya destacando como dibujante.

Oscar Camino.

Bernardo Aravena con "El último".

Enrique Calvo con "Pesca milagrosa" en una visión de la Atlántida.

José Rubén Orellana.

Juan Araneda con "Ficción" y otras historias.

Guionistas eran José Nazario, seudónimo de Themo Lobos, y los hermanos Guillermo y Germán Gabler, quien tambien dibuja, entre otros. Destaca la, quizás, primera mujer guionista de ciencia-ficción chilena, Isabel de Hagel.

No contentos con esto, Zig Zag publica en una revista de carácter infantil, "Rakatan", las aventuras de un niño superhéroe: "Rakatan", con guión y dibujos de Luis Cerna. Además colabora en dibujos J. Olivares. Tambien se presenta "Cavernito", con las aventuras de un científico que tiene una maquina del tiempo, por el mismo Luis Cerna.

También comienza en ese año una revista de aventuras fantásticas, terror y ficción, con autores chilenos, titulada "Mundos Fabulosos" y otra de aventuras y leyendas "Sueños maravillosos". No son revistas dedicada a la ciencia-ficción, pero sí un antecedente interesante, con historias unitarias de carácter dramático de Luis Padilla, Abel Romero, Lincoln Fuentes, Juan Francisco Jara, Germán Gabler, Oscar Camino, etc.

En marzo de 1965 comienza la publicación de la revista "De la historia de Chile", bajo la dirección de Enrique Melcherts, ediciones Phoenix Ltda., en cuyas paginas Juan Araneda publica en forma seriada "El valle perdido", la que ubica en la zona magallánica un mundo prehistórico.

Tras el alejamiento de Themo Lobos, Zig Zag cambia "Rocket" por "Robot" en 1966, con carácter mensual, suprimiendo el humor en la revista. Es la continuación por otros 10 números de la revista ya citada. Se mantiene el esquema de varias historias por número, la mayoría autoconclusiva, sobre viajes al pasado o exploración y conquista de otros planetas. Su director era Agustín Cardemil, quién realiza las portadas.

Personaje constante es "Hermit, el robot", con guiones de Lee Kapp y dibujos de René Poblete.

Continúan Maximo Carvajal y sus viajes en el tiempo a la Alemania nazi, así como otras historias. Otros dibujantes son Antonio Benedicto, Juan Araneda, Juan Francisco Jara, Caro Jiménez, Lincoln Fuentes, Germán Gabler y Oscar Camino, que brilla con sus magnificas historias.

Guionistas son Guillermo Gabler, J. Vera Hidalgo y autores que utilizan nombres como Al Ventt, E. Dazid o Nemrod. Tambien la ya conocida Isabel de Hagel y Eva de la Maza.

El éxito de los temas de ciencia-ficción llevo a Zig Zag, tambien en 1966, a crear bajo la dirección de Agustín Cardemil una revista infantil-juvenil, mensual, denominada "Comicnauta", que recupera el humor de "Rocket" con diversas series, entre otras:

"Pepe Loc", agente espacial del año 3000 y su ayudante BRT, con Kar de Mille en el guión y en los dibujos Lukas, inicialmente, en uno de sus pocos trabajos en historietas largas, y luego Nelsón Soto.

"Kosme", un torpe agente militar en lucha permanente con robots, por J. Olivares M.

"Zero", un marciano espacial verde que las oficia de agente espacial, parodiando a James Bond, tambien de J. Olivares.

"Olsen y Antonelli", excelente serie de dos soldados espaciales, creación de Germán Gabler y dibujos de Mario Igor y Sam.

"El astronauta Shaskon", con guión y dibujos de Guidu (Guillermo Duran), quien dibujaba además chistes en las contratapas.

"Bon Giorno y Taponcio", un científico y su creación, una maquina voladora, creación de E. Pezoa C.

El tema de los superhéroes no podía estar ausente y Zig Zag saca ese mismo año "El Capitán Júpiter", con todas las características de estos personajes: superpoderes, doble identidad, un punto debil y por supuesto, supervillanos. Rex Vane, El Capitán Júpiter, recibe sus poderes de La Patrulla del Espacio, a través de un cinturón que debe recargar regularmente. Una mezcla de Superman y Linterna Verde. Creación de Luis Cerna, con guiones de Gustavo Arenas V., dibujos de Ernesto López A. y luego Lincoln Fuentes.

Editorial Zig Zag, en convenio con Fleetway Publications Limited, presento en blanco y negro, con formato de libros y 128 paginas, cuatro series extranjeras de espionaje, denominada Colección Super Fantástica, pero con cierto contenido de ciencia-ficción por las características de sus personajes, especialmente "El Araña", un ladrón reformado, con tecnología muy adelantada a la época y el primer "Garra de Acero", de Jesús Blasco, autor español que trabajaba para el mercado ingles, héroe cuya particularidad era hacerse invisible gracias a la electricidad. En 1968 se presento este personaje con su propia revista, a color, con la denominación de "Garra de Acero, Agente Secreto". Años después se aprovecharía el mismo nombre para otro personaje.

Tambien en 1966 se publica "Logan, As del Jet", que presento la serie inglesa de ciencia-ficción del mismo nombre y "Ace O"Hara", tambien inglesa, ambas de buena calidad. La importancia de la revista radica en la presentación de historias unitarias de artistas chilenos, como Máximo Carvajal en el N° 4, con la historia "Gulliver" y "Sentencia" en el N° 6; Juan Araneda y otros en el N°7 una serie denominada "Los Pioneros" en el N° 8, probablemente de Oscar Camino.

El tema de la ciencia-ficción fue tan importante que se anuncio una revista como "Heroes del espacio", de la que no tenemos noticias, pero probablemente sólo fue proyecto de Zig Zag. Además, en más de una ocasión en revista "Jungla" se involucro a su protagonista, Mawa, en la defensa de la tierra contra extraterrestres y en "El Intocable", Mizomba, su héroe, al mejor estilo de Tarzán, se vio envuelto en aventuras en lugares habitados por culturas extinguidas, pero esa es materia de un artículo diferente.

La Editorial Lord Cochrane, a partir de 1968, por convenio con King Features Syndicate, publicó a color, en revistas de 32 paginas, a dos clásicos muy conocidos en Chile: "Brick Bradford" y "Flash Gordon". El primero era creación de William Rit y dibujos de Clarence Grey y luego Paul Norris. El personaje también apareció largamente en el diario "La Tercera". El segundo, basado en Alex Raymond, contiene dibujos de Gil Kane, Mac Raboy, Al Williamson y Dan Barry. La historieta, tambien conocida como "Roldan el Temerario" apareció tambien en el Diario la Tercera.

El gran esfuerzo editorial de Lord Cochrane sería la gran revista "Mampato", generalmente de 52 paginas, a color, en formato de 28 x 21 centímetros. El personaje principal es un niño, "Mampato", creación de Eduardo Armstrong y Oscar Vega, Oskar, en el dibujo. Pero sería Themo Lobos luego de los primeros números el que lo inmortalizaría en guiones y dibujo. "Mampato", pese a sus historias en el espacio y tiempo, es un personaje de aventuras, por lo que no ahondaremos en su personaje, como se merece, dejándolo para un estudio especial. Sin perjuicio de ello, la revista incluye en sus casi diez años de existencia muchos personajes de ciencia-ficción, los que con el clásico continuara nos deleitaban cada semana. Inicialmente contó con material norteamericano, pero luego se inclino por la producción historietistica Franco-Belga, sin perjuicio de ser una fuente permanente de trabajo para autores chilenos durante casi toda la década de 1970, ya que grandes dibujantes chilenos ilustraron novelas, cuentos y artículos, así como historietas.

Cronológicamente, de octubre de 1968 a enero de 1978, mencionaremos las siguientes series con contenido de ciencia-ficción:

1968 a 1971:

"Agente Trueno" un superhéroe dibujado por Wallace Wood.

"Agente Submarino" otro superhéroe americano.

"Dan Cooper" un piloto que protagonizo una historia muy conocida "El misterio de los Discos Voladores". Autor Albert Weinberg.

"Nick Obre" y "Ferrilo", de Themo Lobos.

"Los Pioneros del espacio" en enero 1971, sin autor, pero puede ser de Oscar camino.

1972 a 1975:

"Retorno al Paraíso", de Mario de Belda, una buena historia cuyo autor puede ser chileno.

"La mosca" de Manuel Cardenas A., con una variación del viaje por el tiempo.

Una serie semihistorica, con mezcla de fantasía, incluye a un marino en Isla de Pascua, en la serie "Te pito o Te Henua", con el gran dibujante de temas históricos Luis Ruiz Tagle.

Una serie ilustrada la incluiremos, por ser tener guión en algunos episodios de Hugo Correa y dibujos de J. Pérez Castillo, hermano del gran Arturo del Castillo.

La saga de "Luc Orient", con tres aventuras largas llamadas "Los dragones de fuego", "Los soles de hielo" y "La puerta de cristal" de Eddy Paape y guiones de Greg.

La gran serie de Máximo Carvajal "Dina y Nino en la tierra perdida de Mu", con dos niños en una tierra en que se mezclan distintas civilizaciones.

También en una civilización incaica, se encuentra un joven "Tantan" de Oskar (Oscar Vega).

El característico dibujo de Santiago Peñailillo en varias aventuras de dos jovenes científicos espaciales "Martín y Diana".

1976 a 1978

Sin firma, pero con un dibujo similar a Lincoln Fuentes, se presenta "Shako", en una historia muy similar a la norteamericana "Turok", con dos hombres en un mundo prehistórico.

Se presenta un grande de la historieta, Mario Igor en el dibujo y Adrián Rocca en el guión, con evidente inspiración en E. Rice Burroughs, en la magnifica "Yudex", un arqueólogo terrestre enviado a otra dimensión. Las historias son "Un mundo extraño" y "El rapto de Oma".

Vuelve J. Pérez Castillo, con una adaptación de "La maquina del tiempo", de H. G. Wells.

Un clásico de la historieta franco-belga, E. Jacobs en una historia de "Blake y Mortimer: Las tres formulas del Profesor Sato".

Un gran dibujante chileno, Julio Berrios, presenta "El valle Feliz", magnifica historia de un no tan feliz futuro.

Y, por supuesto, durante todos estos años la magnifica historieta "Mampato", en episodios semanales de 4 paginas, por Themo Lobos y ocasionalmente Oskar.

La nacionalización e ideologización de la historieta.

La elección de Salvador Allende y la extrema ideologización del país llego incluso a las historietas, con el famoso libro "Para leer al Pato Donald" de Ariel Dorfmann y Armand Matelart. Así, la gran Editorial Zig Zag es expropiada y transformada en Editorial Quimantú, cambiando el contenido de las historietas en un proceso que no siempre dio buenos resultados. Zig Zag desaparece como tal, quedando Editorial Pinsel con el departamento de historietas infantiles de Walt Disney.

El esquema de Editorial Quimantú, nuevo ente estatal, transforma el trabajo individual mantenido por Zig Zag, en colectivo, con discusión de los temas en asambleas y la decisión política de las revistas y el contenido a publicar, nacionalizando la producción y contenido. Un buen ejemplo se vio en la ciencia-ficción.

En marzo de 1970 Zig Zag presenta la gran revista "5 por Infinito" luego simplemente "Infinito" con las aventuras de 5 terrestres en el Cosmos, guiados por una mentalidad superior denominada Infinito, último superviviente de su raza. Hay mucho manejo en el dibujo de los personajes femeninos, que manifiestan gran sensualidad. En el N° 44 de "Dimensión Cero" aparece un episodio titulado "Dragón". El guión y dibujo es de un colectivo de autores españoles, pero que básicamente, fueron absorbidos por el talento de Esteban Maroto. Complementa una serie denominada "Johny Galaxia", con un aventurero del espacio, dibujada por el tambien español José M. Bea.

Agotado el material español, un grupo de autores chilenos de la ya Editorial Quimantú, mantiene "Infinito" con una serie denominada "Eos errante", a partir del N° 20 de la revista, que narra el viaje espacial de una comunidad de científicos terrestres, la que incluía a una telepata mapuche. Los dibujantes eran Abel Romero y Santiago Peñailillo, con argumentos de Máximo Carvajal. Tambien aparecen los primeros episodios de "El gasfíter espacial", que se desarrollaría en la revista "Dimensión Cero", donde se comentará con más detalle. Otras historias unitarias por Juan Francisco Jara y guiones de Juan Bley.

En "Jungla", ya traspasada de Zig Zag a Quimantú, se presenta una serie llamada "La Legión Blanca", mostrando a una dotación militar en la Antártida, que en algunos episodios ronda lo sobrenatural y la ciencia-ficción.

Una gran revista de terror, inicialmente Editorial Zig Zag, luego seguida por editorial Quimantú, "El Doctor Mortis", de Juan Marino, culmina su primera época en 1971, con algunos visos de ciencia-ficción, como son la captura del Doctor Mortis y su prisión en una nave espacial. Los dibujantes fueron Roberto Tapia, Manuel Cardenas, Máximo Carvajal, etc. En la época de la editorial Quimantú y posteriormente en Editorial Pinsel se publicó una serie semidocumental titulada "Ovni", con guiones de Elena de Wistuba y dibujos de Santiago Peñailillo.

El mismo proceso ocurrió con la revista "Agente Silencio, Aventuras de Marouf", serie de espionaje que termino transformándose en una revista de ciencia-ficción llamada "Dimensión Cero", a partir del N° 37, la que pretendía captar el público de la ya, a esa altura, desaparecida "Infinito". Figuran como series las siguientes:

"Aventura Espacial", con dos científicos y un piloto espacial. Irrumpe el sexo en la ciencia-ficción. Guiones de José Urbina y dibujos de Ernesto López, Santiago Peñailillo y Enrique Calvo.

"El gasfíter espacial", un atípico héroe, llamado Chago Kompon, un maestro chasquilla del espacio, con alto contenido social. Guiones de Leandro Urbina, José Zamorano o Juvenal Niño. Dibujos de Manuel Rojas.

"Enigma", serie autoconclusiva, con referencias a hechos fantásticos, inexplicables, con mucha preocupación de la ecología. En el mismo estilo "Extraña aventura", ambas series con guión Ventura Marín y dibujos de Santiago Peñailillo.

Tambien aparece la española "Johnie Galaxia", serie ya conocida en otras revistas y ocasionalmente historias unitarias de Máximo Carvajal, como "El Lanzamiento", o el dibujante Rodolfo Paulus.

Por otro lado, la Editorial Quimantú publica entre 1971 y 1973 una revista infantil que desmitifica la literatura infantil, con gran contenido ideológico: "Cabro Chico" y otra de información popular, adulta, llamada "La Firme". En la materia que nos interesa, Cabro Chico plantea una ciencia-ficción infantil de carácter nacional, con la serie "Año 2.000", por Gidú y "Martín y Kano", con guiones de E. Morales y dibujos de Jalid. "La Firme" presenta una ironización de los superhéroes, con "El Supercauro".

Fuera de este ámbito, en 1971, se presenta una segunda epoca de "El Peneca" por Publicaciones F.A. (Francisco Alomar), la que publica en folletín "Los aventureros del espacio".

Historietas posteriores al Golpe de Estado de 1973

Terminado el periodo de la Unidad Popular, con el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, la Editorial Quimantú cambia de nombre a Editorial Gabriela Mistral, manteniendo sólo algunas de las revistas existentes, fundamentalmente del oeste y selva.

En 1974, la Editorial Gabriela Mistral presenta un personaje al borde de la ciencia-ficción, por la existencia de una especie de mundo escondido, su nombre: "Hijo de la Montaña". El personaje es Amauta, un joven baquiano descendiente de los incas, con extraordinarios poderes mentales. Obra de Mario Igor y guión de José Zamorano.

La misma editorial ha mantenido la revista "Jungla" y presenta una segunda epoca de "El Intocable". En "Jungla", N° 173, presentan a "Khanda", una heroína que se mueve entre la ciencia-ficción y la espada y brujería. Es una amazona rubia, habitante de un mundo de cuarta dimensión llamado Kismet, acompañada de dos ex compañeros de Mawa, la que es trasladada a otra dimensión. El guión es de José Zamorano y los dibujos de Mario Igor. Colaboran además, Fernando Vergara, Lincoln Fuentes y Julio Berrios. La nueva revista de "El Intocable" incursiona con más fuerza en el tema de las zonas perdidas o desconocidas, de la mano de un hijo mestizo, con poder mental. Dibujos de Hildegardo Igor y Mario Igor, con guiones de José Zamorano.

A mediados de la década del 70 se publican por Editorial Gabriela Mistral las revistas de los superhéroes de la Marvel Cómic: "Spiderman" y "Hombre Araña", dos revistas de diferente formato y calidad con el mismo personaje. Además, "Iron Man" y "Hulk", sobre las cuales no nos extenderemos, por su nacionalidad.

Son las Editoriales independientes las que mueven el mercado de la epoca. En la revista "Adán y Eva, Detectives Privados" de Editorial Dilapsa ? FMB Producciones Editoriales Ltda, editada entre 1973 y 1974, surge a partir del N° 18 una serie de ciencia-ficción llamada "Los cibernéticos", firmada por el dibujante Roberto Tapia. Son episodios protagonizados por dos agentes secretos de la confederación mundial secreta de investigadores, Elek Steel y Lona Radan, con poderes hipernaturales.

De la misma editorial Dilapsa ? FMB Producciones Editoriales Limitada surge la revista "Garra de Acero", entre 1973 y 1975, pero con un personaje diferente al mencionado anteriormente. Se trata de un extraterrestre enviado a la tierra para protegerla, quien se asocia con una bella pirata oriental. La creación es del dibujante español Carlos Giménez y guiones de Jesús Flores. Agotado el material español se hacen cargo los chilenos Lincoln Fuentes, G. Calvo y O. Díaz, con guiones de Ventura Marín. Series complementarias son la inglesa "Pepe Dedos Largos", con un ladrón de la época victoriana trasladado al presente y dos series nacionales: "As Newman" un científico playboy, por Máximo Carvajal y "Zaroc", del equipo FMB Producciones, que relata las aventuras de un hombre del futuro trasladado al siglo XVIII por error.

La Editorial Publisa publica revistas como "Winchester", "Rayo Rojo" y "Pif Paf", en las que ocasionalmente hay ciencia-ficción. En esta última destacamos la serie "Cosmito" un superhéroe infantil, por Rolando.

La Editorial Gabriela Mistral, en 1978, publica la adaptación de la película de moda "La Guerra de las Galaxias", en 4 revistas de formato tabloide, muy difíciles de ubicar en la actualidad.

Por su parte, la Editorial Lord Cochrane, en convenio con Hanna y Barbera, publica "El hombre de la Atlántida", basada en la serie de televisión.

Ya en 1978, terminada Mampato, Themo Lobos publica la revista "Ogú", donde presenta a sus clásicos personajes.

No podemos dejar de mencionar, en 1979, en la revista "Jappening con Ja", la historieta "La Mansa Woman", quizás la única superheroina de la historieta chilena. Dibujan, entre otros, Hernán Vidal y Manuel Cardenas.

Contrariamente a lo que se piensa o se comenta, no es una década perdida para las revistas de historietas, lo que no significa que terminaran de desaparecer las grandes revistas de historietas de los años sesenta, especialmente el recordado "Mampato" cuyo N° 417 sale en enero de 1978, dejando inconclusa, entre otras, una aventura de "Asterix".

Renacimiento, auge y nueva decadencia

Después de años sin novedad en la ciencia-ficción de historieta, tenemos un retorno en gran estilo. El 6 de enero de 1980 surge el gran proyecto de historietas de La Tercera, un suplemento dominical, a color, con predominio de material chileno, en pagina completa y estilo folletín o continuara. En ciencia-ficción destacan: "Axo", un viajero espacial, de Máximo Carvajal; "Cartoriz", aventurero del espacio que mezcla el tema ciencia-ficción y espada y brujería, con guión de José Zamorano, con la clara influencia de E. Rice Burroughs, ya que Cartoriz es el nombre del hijo de "Carter de Marte" y dibujo de Mario Igor. Además, ocasionalmente, "Ferrilo" de Themo Lobos.

Themo Lobos, de 1986 en adelante, repone a sus personajes en la revista "Cucalón", por Impresores EME Ltda, revista a color de 48 paginas, mensual. Aparecen los clásicos "Mampato", "Nick Obre" y "Ferrilo".

Del mismo año, Editorial Publigrama en convenio con Marvel publica "Los Transformers" y en convenio con Mattel "He-Man, amo del universo", ambas basadas en series de televisión.

La revista juvenil "Dos Puntos", creación de la Fundación Nacional de la cultura, Chile Films y Diario la Nación, en el año 1987, tiene nuevamente a Themo Lobos a cargo de una serie del mismo nombre, en que dos niños viajan por el tiempo, guiados por un profesor. Bajo el seudónimo de José Nazario, Themo Lobos presenta la serie "Andrak", un joven viajero espacial. Además se publica "Waco", un marinero en el Amazonas, poblado por pueblos perdidos, dibujada por Enrique Espinosa.

De 1987 es "Saga" de Editorial José Miguel Olivari que contiene en su número único (conocido) las historias de "Andrak" de José Nazario, ya mencionada y "Axo" de Máximo Carvajal.

Es 1988 el gran año de las historietas, aparecen las revistas "Acido", "Trauko", "Bandido", "Matucana" y otras, la mayoría estilo fanzines.

La revista "Acido", en sus N° 0, 1 y 2, presenta diferentes series, como "¡Sorpresa!", de Pedro Meneses en el guión y Martín Cáceres en los dibujos; "¡Chilean Apples!" de Gonzalo Martínez; "Axo" de Máximo Carvajal, en una historia titulada "El Cíclope"; Felva y sus peces voladores. Además, la adaptación de una historia de Hugo Correa "Mecano" por Francisco Correa. Mención aparte tiene el argentino Fontanarrosa, con "Sperman, el hombre del sexo de hierro".

Editorial Arrebatos presenta "Matucana", en sus dos épocas, en forma más artesanal, presenta a autores como Qlantom, Ricasso y su parodia de "Viaje a las estrellas" y a Felva y su fauna de peces voladores.

La ya mítica "Trauko", es editada por Fantasía Trauko Limitada desde abril de 1988, en blanco y negro y algunas paginas a color, mensual con irregularidad, de 26 x 20 centímetros y 60 a 64 paginas. Es netamente una revista de aventuras para adultos. La revista presenta a autores como Richard Corben, Moebius o un Wallace Wood con su versión libre de "Flasher Gordon" o el argentino Juan Giménez. Destacan entre los chilenos:

Lautaro (Marcelo Parra) y sus historias de gran crueldad, en un futuro cercano, como "Blondi".

Patricio de la Cruz, con magnificas portadas e historias post apocalípticas como "El mismo hoyo" o "El muro de Santiago".

Pato Gonzalez con sus monstruos espaciales en gran color; Qlamntom y su visión especial del mundo;

Yo-Yo (Mauricio Salfate)con "Danny Saturnino", un pingüino mutante.

Felva con su particular estilo de ficción-humor.

Leal y Toño con "Tedio".

Alonso Macella con "La Mutancia" o "Terminator", en que muestra sus animales humanizados.

Jucca (Juan Carlos Cabezas) y la adaptación-parodia "La Guerra de la Galla" de su serie "Star Mal".

Kristo con sexo y violencia en el futuro, en la serie "Sobrevivientes del tiempo muerto".

La editorial Trauko Fantasía, escisión de Trauko, saca algunos albumes de los autores ya citados, de los cuales destacamos "Blondi", una policía del futuro, de Lautaro y a Qlamntom, por su particular estilo, no calidad.

A fines de 1988 aparece tímidamente "Bandido", la revista de la aventura y el humor, de Editorial Corvo, de propiedad de Javier Ferreras, luego Visual Ediciones. La revista es en blanco y negro, con 40 a 50 paginas, en formato más o menos tradicional, que los inicios de los noventa, julio de 1990, N° 17, se transforma a formato 29 x 21 centímetros. Su periodicidad pretendió ser mensual, durando hasta principios de 1993, en 34 números. Habitualmente se presentaban varias historietas de todo tipo, chilenas y extranjeras.

Existen algunas adaptaciones de películas del momento, como "Terminator" por Javier Ferreras, en tono humorístico. Bernardo Pérez y Luis Castillo, con unitarios de ciencia-ficción.

José Luis Marabolí y Steel (Ivan Mery) con una serie llamada "Thrio" y el mismo Marabolí, en solitario con "Joe Vincent" un soldado transportado al futuro.

Pato González con sus monstruos y seres espaciales.

Roback, dibujante especializado en ciencia-ficción y guerra. Roberto Alfaro con unitarios como "Sobreviviente".

Martín Cáceres con una serie de guerra en el futuro llamada "Comando de Caza".

Kristo en "Cuentos del mañana", sexo y ciencia-ficción.

Una promesa de esos años, Felix Vega con "Piratas prisioneros", "Opera negra" y otras historias unitarias.

Faundez y su violento "Ciberpunk", Mauricio Herrera y "Skull" o Stefan Melo y "Robocoop".

Espacio aparte es, nuevamente, Máximo Carvajal, con una serie de un detective del futuro, "Black Sloane", en un cómic de autor, de carácter adulto o con historias de un Viejo Pascuero espacial.

Ligada a Bandido aparece en la década del 90 el álbum "Lebbeus Rahn", es una historia de fantasía y terror, con referencias a Moebius y Lovecraft, con guión y dibujos de Martín Cáceres. Tambien el ya legendario "Juan Buscamares" de Felix Vega, ya avecindado en España.

A fines de la década del 80, en 1989, la Editorial Condel S.A. lanza en blanco y negro y con 64 paginas una gran revista de historietas de ciencia-ficción: "Asteroide". Su material era preferentemente ingles y español, pero tambien colaboran autores chilenos. De los ingleses destaca "Jeff Hawke", de Sidney Jordan y "Garth" de Frank Bellamy. De los españoles, "Yo Robot", de Luis Bermejo en el dibujo y Juanjo Sarto en guión, basado en Isaac Asimov y la serie "Cargo" de Francisco Pérez.

De los chilenos, el infaltable Máximo Carvajal, como siempre con historias del espacio ? tiempo, en que se mezcla la Segunda Guerra Mundial; Gonzalo Martínez, con unitarios como "Esos violentos 300 metros"; Lautaro, con "Byblos"; Joel con "Sueños" sobre espacio-tiempo; Gonzalo Rubio y "El misterio del teniente Adams"; "Cartoriz" de M. Igor; Juan Vasquez adaptando a Ray Bradbury; Roback con "Kamikaze"; Luis Castillo con "Una pieza valiosa", además de Rodolfo Paulus, Luis Peñaloza, Sergio San Juan y las portadas de Rodrigo Barraza.

De la misma Editorial Condel es la revista "Alacrán", dedicada a la aventura, que en su número 3 presenta "El Valle feliz" de Julio Berrios.

Tambien en 1988 se publica por Zig Zag, en convenio con Marvel Cómic Group, la revista "Alf", en color, 48 paginas, basada en la serie de televisión.

El año 1989, reviviendo un poco el esquema de "Mampato", se publica "Cachipún" por la Sociedad de Ediciones Molino Ltda, formato 16 x 23 centímetros, con 28 paginas, en blanco negro, por excepción color. La revista la dirige Maximo Carvajal, que repone su serie "Dina y Nino en la tierra perdida de Mu", sobre dos jovenes en una misteriosa zona de la selva amazónica, ya publicada su primera parte en la revista "Mampato" y sin que se alcance a terminar la segunda parte, originalmente censurada en "Mampato".

Como curiosidad, tambien de 1989, es la revista "Roboteka, el robot karateca", de Impresos Nova Limitada, firmada por Covich. Un robot que puede viajar en el tiempo para luchar con los más famosos karatecas.

En octubre de 1990 surge "Raff", revista de 56 paginas, blanco y negro. En la revista figura la "Historia de Johnie", sobre un joven hippie luego de una catástrofe nuclear, con firma de Mc Loud. Además, un amor espacial en "La cita" de Rafa Negrete.

En 1992 se presentan, en una muestra de los maestros del cómic Francés, Moebius (Jean Giraud) y un chileno internacional, Alejandro Jodorowsky. Judío, nacido en Iquique y con un vasto recorrido internacional, no figura en la historieta nacional hecha en Chile. Luego de vivir en Francia y México, donde realiza un cómic titulado "Fábulas Pánicas" y dirige varias películas, como "El Topo". Vuelto a Francia y tras el fracaso de su proyecto de adaptar al cine "Dune", se convierte en guionista de Moebius para realizar obras como "Las aventuras de John Difool" y el ciclo del "Incal", "Las aventuras de Alef-Thau" con Arno, "El Lama Blanco" con George Bess y su gran saga "La casta de los Méta-Baron" y muchas otras. Es el guionista de historietas chileno más conocido internacionalmente.

En la década del 90 se ha mantenido por breves años este auge de la historieta nacional, pero decae por la inundación de cómic internacional a bajo precio, son los años de los superhéroes norteamericanos (algunas incluso editadas en Chile), el cómic de autor español o francés, el fenómeno manga en la historieta y televisión y el exceso de revistas picarescas o pornográficas.

Entre las revistas de corte picaresco sobresale "Papaya", en la que han colaborado grandes dibujantes y guionistas, por falta de otros mercados. En ciencia-ficción han realizado trabajos Máximo Carvajal, con unitarios como "Ofrenda"; "Druk, el mercenario", con guión de A. Rocca y dibujos de L. Sepúlveda y Kristo con historias de un futuro cercano. En revista "Quirquincho" Luis Peñaloza crea a una aventurera espacial "Latita de amor", sin mayores comentarios. Por último, en "Gold Humor", de corta vida, Mario Igor en los dibujos y Adrián Rocca en el guión crean "Thulagar-Ray", el gladiador galáctico.

Themo Lobos, incansable, retorna con "Pimpín", una revista "en la onda de Mampato", en la que vuelven las aventuras de "Martín y Diana" de Santiago Peñailillo. Tambien Máximo Carvajal con "El Kiosco" y una nueva historieta de "Mampato en el Tíbet", inconclusa y "Lokan, el bárbaro", un joven aventurero en un extraño planeta, ambas de Themo Lobos.

En 1994 un grupo de apasionados por la ciencia-ficción, Ficcionautas Asociados, como suplemento de la revista "Bandido" logra sacar la revista "Oxigeno", de corta duración. Destacan Felix Vega, con guión de Francisco Amores para "La espada", con el Mago Merlín y un nuevo ciclo de esta antigua historia. Además historias de Luis Castillo y Roberto Alfaro.

Entre los fanzines destaca un cómic de Valparaíso, "Catalejo" donde destaca Jucca (Juan Carlos Cabezas), famoso por "Anarko" y "Barsaman".

En 1995 tenemos "Artenueve, la nueva historieta chilena", dirigida por Lito Méndez. En la revista Cristiano parodia a dibujantes nacionales como Martín Cáceres y su "Lebbeus Rahn" y el mismo Cáceres presenta la serie "Odiseus".

En 1996 irrumpe Visual Ediciones, bajo sello Bandido, con Javier Ferreras (Ferre) en la dirección y guión y Mauricio Herrera en el dibujo, donde nace un superhéroe chileno muy especial, "Diablo" en una historieta muy relacionada con lo demoniaco.

Los últimos años han mantenido en kioscos las revistas extranjeras, que evidentemente subsidiadas o ya atrasadas en sus países son una competencia difícil de superar para un mercado relativamente pequeño, razón por la cual los dibujantes han salido a buscar mercados nuevos, apoyados en algún momento por Prochile, que edito un álbum promocional de muy buena calidad. Fundamentalmente el mercado ha sido España, a traves de historietas en que abunda el sexo o la calidad de trabajos como "Cuentos del reloj de arena" de Maximo Carvajal y la revitalización de "Mampato" con albumes de lujo de Ediciones Dolmen y la gran película "Mampato y Ogú en Rapa Nui", que le auspician una proyección internacional.

Bibliografía fundamental:

Las revistas consultadas y reseñadas.

"Publicaciones infantiles y revistas de historietas en Chile: 1895-1973", de Manuel Alcides Jofre, Ceneca, 1986.

"Apuntes para una historia del Cómics chileno de ciencia-ficción", por Moisés Hasson, Revista Oxigeno N° 1, año 1994.

468 ad

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: